Actualidad|Noticias Destacadas

Conmemoración del Día del Trabajador ceñida con derogación de empleo por hora y protestas por falta de pago

Conmemoración del Día del Trabajador

Compartir

 

Tegucigalpa.- En el marco del Día Internacional de los Trabajadores, la clase obrera en Honduras convocó a movilización general para exigir respeto a los derechos laborales en medio de la derogación de la Ley de Empleo por Hora y el reto del gobierno de Xiomara Castro por contrarrestar desempleo.

Este domingo primero de mayo se conmemora el Día Internacional de los Trabajadores como homenaje a los trabajadores en 1886 conocidos como los “mártires de Chicago” quienes fueron ejecutados en esa ciudad de Estados Unidos por exigir la reivindicación de laborar ocho horas debido que llegaban a pasar incluso 16 horas seguidas de trabajo.

Para rememorar la fecha, en Honduras, las centrales obreras convocaron a movilizaciones a nivel nacional en la misma semana que el Congreso Nacional aprobó la derogación de la Ley de Empleo por Hora que cercenaba los derechos laborales mientras la empresa privada augura que habrá despidos masivos.

Asimismo, diversas protestas por la falta de pago a empleados del sector salud empañan al gobierno de Xiomara Castro que enfrenta el reto de generar fuentes de empleo en una nación sumergida en 73,6% de pobreza de los cuales el 53,7% vive en extrema pobreza según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas.

 “Estamos muy complacidos con el tema de las ZEDE, el trabajo por hora, pero todavía faltan muchas cuestiones por cubrir. Va a haber movilizaciones a nivel nacional con mayor fuerza, el reclamo de los trabajadores es permanente”, manifestó Daniel Durón, secretario de la Central General de Trabajadores (CGT).

Noticia destacada El 9 de mayo llegará misión exploratoria para establecer CICIH en Honduras

DEROGACIÓN DE EMPLEO POR HORA Y ZEDE

El pasado miércoles, con 82 votos a favor, los congresistas aprobaron la derogación total de la Ley de Empleo por hora que se aprobó en 2013 cuando el exmandatario Juan Orlando Hernández, quien enfrenta un juicio en Estados Unidos por delitos de narcotráfico, era presidente del Poder Legislativo.

La referida normativa era calificada como lesiva a la Constitución y el Código Laboral al instaurar un régimen de empleo por hora que no contempla derechos laborales como preaviso, auxilio de cesantía, vacaciones, décimo tercer y cuarto mes de salario, seguro social, derechos de maternidad, entre otros.

Según las cifras que planteó en su momento el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), bajo el régimen estaban contratados más de 700 mil empleados, sin embargo, la Secretaría de Trabajo expuso que apenas existían 40 mil personas con trabajo por hora.

Pese a que el decreto de ley contentivo de la derogación establece la prohibición a los patronos de despedir a los empleados con dicha modalidad, de lo contrario incurren en responsabilidad penal, civil y administrativa, la postura de despidos masivos se mantiene.

“Ha sido un error derogar el empleo por hora… nos notificaron que hay algunas empresas que ya están eliminando los empleados que estaban por hora a nivel nacional”, señaló el titular del COHEP, Mateo Yibrín.

De igual manera, el pasado miércoles 20 de abril, el Congreso aprobó por unanimidad de votos la derogación de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) que no era más que la venta del territorio y la soberanía nacional a manos del capital extranjero.

Sin embargo, los inversionistas catalogados por el presidente del Poder Legislativo, Luis Redondo, como “criminales”, e incluso varios empresarios arguyen que se generó inseguridad jurídica en la nación y aumentará el desempleo debido que los regímenes que se instauraron de manera ilegal generaron fuentes de empleo.

Noticia destacada Pese a leve reducción de homicidios, muertes múltiples y femicidios aumentan en Honduras

PROTESTAS POR FALTA DE PAGO, DESPIDOS Y LA PRESENCIA DE LA PRESIDENTA

Este viernes, empleados del sector salud volvieron a las calles a exigir al gobierno de Castro pagarles el salario que les adeuda desde hace más de tres meses al tiempo que demandan plazas de trabajo permanentes.

Castro y el ministro de salud, Manuel Matheu, sostuvieron reuniones con una comisión de médicos para lograr acuerdos en medio de amenazas de asambleas informativas con toma de los centros de atención médica en el país.

También, el gobierno asignó más de diez mil millones de lempiras en el Presupuesto General de la República para el periodo 2022 para pagar derechos laborales a empleados públicos que serán y están siendo despedidos.

En tanto, la presidente Castro tal como lo hizo en 2018 su esposo siendo presidente de la nación, quien actualmente es su asesor y coordinador del Partido Libertad y Refundación (Libre), anunció que estará presente en la movilización, pero en la ciudad de San Pedro Sula. 

 

Cabe señalar que en los últimos años Zelaya ha estado presente en las movilizaciones de trabajadores en la capital mientras Castro ha acudido en San Pedro Sula. El régimen que instauró Hernández reprimió durante ocho años las movilizaciones del primero de mayo.

“Vamos a la calle con la seguridad que no vamos a ser reprimidos como fuimos reprimidos por la dictadura cachureca todos los primero de mayo en las movilizaciones y con la seguridad que hemos recuperado derechos que nos habían robado”, manifestó el congresista Juan Barahona.

Noticia destacada Millonaria deuda, pérdidas y cierre de Banasupros dejó asistencialismo del Partido Nacional

EL RETO DE GENERAR EMPLEOS

Un boletín sobre el tema de empleo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) expone que, de 2, 798,836 hondureños con problemas de empleo en 2019 pasaron a 3, 746,559 producto de la devastación causada por la pandemia del SARS-CoV-2 y los huracanes Eta y Iota en octubre y noviembre de 2020.

La ocupación laboral se redujo en un 8.1% y las personas desocupadas superó las 447 mil personas mientras cerca del millón no tienen esperanza de encontrar un empleo según el COHEP.

El gobierno de Castro enfrenta el reto de generar fuentes de empleo ante una crisis económica y un país endeudado en más de 305 mil millones de lempiras sin una estrategia clara y políticas públicas que cambien la realidad de los hondureños orillados a migrar hacia otra nación en busca de mejores oportunidades de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.