Actualidad|Noticias Destacadas

Comisión Anticorrupción, la promesa de la presidenta electa de Honduras que pende del Congreso Nacional

Corrupción e impunidad tarea mas difícil para Xiomara Castro

Compartir

Tegucigalpa.- Una de las principales propuestas de gobierno de la presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro, es el retorno de una comisión internacional que investigue los casos de corrupción en la nación, sin embargo, deberá ser el nuevo Congreso Nacional quien apruebe o no la instalación del organismo.

Contemplado en su plan de gobierno, en su punto número II inciso II y ratificado en su discurso luego de ganar las votaciones generales del 28 de noviembre, Castro promete la instalación de una Comisión Internacional Contra la Corrupción e Impunidad (CICIH) auspiciada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En marzo de 2016, el Congreso Nacional aprobó por unanimidad de votos de los congresistas hondureños la instalación de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad (MACCIH) esto tras las masivas protestas en contra del latrocinio y desfalco al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) que dejó un perjuicio económico mayor a los 7,000 millones de lempiras y alrededor de 3,000 hondureños muertos.

En tan solo cuatro años, la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) presentó 13 casos de corrupción en los que sindicó al menos 133 personas, incluidos altos funcionarios como una exprimera dama y varios diputados y exdiputados.

Según el Centro de Estudios para la Democracia (Cespad), del total de señalados en corrupción por el ente anticorrupción, 63 fueron absueltos de sus cargos, 60 recibieron medidas cautelares distintas a la prisión, 4 están prófugos, 2 fallecieron y 2 fueron condenados en Estados Unidos.

Las investigaciones que realizaba la MACCIH incomodaron a los grupos de poder ligados a la corrupción y criminalidad organizada por lo cual los diputados del Partido Nacional junto con una mayoría de liberales se pronunciaron por no extender el mandato de la misión decisión que respaldó el actual mandatario Juan Orlando Hernández.

Según denunció el exvocero del organismo, el peruano Juan Jiménez Mayor y el exprocurador, Julio Arbizú, no se renovó el convenio por un pacto de impunidad entre Hernández a quien la MACCIH comenzaba a investigar y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien recibió el voto de Honduras para su reelección.

Desde la extinción de la MACCIH, los índices de corrupción e impunidad aumentaron en la nación centroamericana desarticulando además la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad de la Corrupción del Ministerio Público (UFECIC) y creando la Unidad Fiscal Especializada Contra Redes de Corrupción (UFERCO) reduciendo su capacidad laboral y financiera.

Nota relacionada EE.UU. felicita a Xiomara Castro y anuncia trabajo conjunto contra la corrupción

LA PROMESA DEL RETORNO DE UNA MISIÓN INTERNACIONAL

La falta de credibilidad y el debilitamiento de las instituciones estatales es reconocido en el plan de gobierno de Castro situación que le obliga a apostar por una comitiva internacional que investigue los casos de corrupción.

Pedro Barquero, miembro de la Comisión de Transición del gobierno de Castro y líder del Partido Salvador de Honduras (PSH), institución política que formó una alianza de hecho junto a Salvador Nasralla que renunció a su candidatura presidencial y pasó a ser designado presidencial de Castro, confirmó que ya están en pláticas con Naciones Unidas para la instalación de la misión anticorrupción.

El también empresario hondureño, detalló que en la reunión que sostuvo la presidenta electa con la representante de Naciones Unidas en Honduras, Alice Shackelford, le solicitó apoyo para el funcionamiento de una misión como la MACCIH o la Comisión Internacional Contra la Corrupción e Impunidad de Guatemala (CICIG).

EL RESPALDO DE LOS ESTADOS UNIDOS

El compromiso del nuevo gobierno de luchar contra la corrupción e impunidad ha tenido el respaldo de los Estados Unidos quienes han anunciado su apoyo a las acciones que pretende implementar Castro.

La subsecretaria de Estado para Seguridad Civil, Democracia y Derechos Humanos de Estados Unidos, Uzra Zeya, visitó la capital de Honduras donde sostuvo una reunión con la presidenta en la que se concretó luchar contra la corrupción, aumentar la transparencia, entre otros temas de interés para ambas naciones.

“Genial reunirse con Xiomara Castro y su equipo. Estados Unidos continuará su asociación con Honduras bajo la nueva administración para luchar contra la corrupción, aumentar la transparencia, abordar la migración, promover los derechos humanos y lograr el crecimiento económico para todos”, expresó Zeya.

De igual manera, la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, reconoció el triunfo de Castro como la primera mujer hondureña en asumir la presidencia de la nación y anunció su compromiso por apoyar la lucha anticorrupción.

Lea más Destituir al fiscal general una de las acciones para recuperar el Estado de Derecho, afirman expertos

EL RECHAZO DEL CONSERVADOR PARTIDO NACIONAL

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, exprecandidato presidencial del Partido Nacional, se pronunció en contra de una nueva misión anticorrupción siendo uno de los principales promotores de la salida de la MACCIH.

Oliva cuestiona que una CICIH marginaría la poca institucionalidad del país al tiempo que afirma contraria las leyes de Honduras puesta en manos de personajes internacionales.

“Mientras unos se cortan las venas por proteger el territorio nacional, ahí andan otros que quieren que vengan a juzgarnos aquí al país ojitos azules, verdes, rubios; o sea, entregan la soberanía y las leyes del país con la mayor desfachatez posible”, reprochó.

Cabe señala que Oliva era uno de los investigados por la MACCIH por drenar fondos del Estado a través de oenegés, sin embargo, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) suspendió las acciones en su contra mediante un recurso de amparo que presentó sus apoderados legales.

Nota relacionada Afines al Partido Nacional y Liberal se alzan contra caciques que controlan sus partidos

MISIÓN ANTICORRUPCIÓN PENDE DEL NUEVO CONGRESO

Para aprobar la instalación de una misión anticorrupción se necesita que el Congreso Nacional lo convierta en ley y para eso se necesitan 86 votos de los 128 diputados que conforman el Poder Legislativo.

Según las proyecciones de los resultados preliminares del Consejo Nacional Electoral (CNE), el Congreso Nacional sería conformado por 50 diputados del Partido Libertad y Refundación (Libre), 44 del Partido Nacional, 22 del Partido Liberal, 10 del Partido Salvador de Honduras (PSH) y uno de la Democracia Cristiana (DC) y del Partido Anticorrupción (PAC).

El escenario posible contemplaría los votos de Libre, PSH y Partido Liberal sumando así 82 votos necesitando los dos de los partidos minoritarios y dos del Partido Nacional, tarea difícil de lograr puesto que entre el Partido Nacional, Liberal y los minoritarios hay acuerdos y alianzas que han sido lesivas a los intereses de la nación.

Nota relacionada Asociación con el Partido Nacional le pasó factura al Partido Liberal en elecciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.