Virus y política imperial con paradojas, bitácora de la peste (parte 8)

Alianza

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

                            A Tito Meza, que me inspiró

Hay cosas que están a la vista y no son reversibles en un plazo corto. Alrededor del planeta hubo una caída brutal de las economías centrales. Y la de EUA de la que dependemos tanto. Bajaran antes del largo plazo las remesas que son nuestro principal rubro de ingreso. Se complicará el comercio de artículos de consumo que importamos, aunque no todo será para mal. El precio de la energía tiene que bajar. Es difícil saber si ¿la escasez de empleo inmediato afectará aún más al migrantes al que por lo pronto la ley de alivio le esconde la mano o, a mediano plazo, la reactivación económica y reconstrucción de infraestructura exigirá mayor apertura migratoria? De repente, algún producto nacional ¿se volverá más caro ya que sus precios se veían lastrados por las importaciones de excedentes internacionales?

¡Han perdido mucho dinero los ricos financistas, los industriales y comerciantes! Como consecuencia millones de personas, que los necesitaban, han perdido sus puestos de trabajo, lo que acarreará una disminución del estándar de vida mundial, reacomodo, pobreza. (Mientras fuera relativa, esta no nos asusta tanto a los mayores porque no había esa clase de riqueza cuando nos estábamos criando, en los 1950as. Se podía vivir bien con menos y, entretanto se acumuló esta novel afluencia, se perdió cierta cordura, un contento con las cosas más sencillas.) Dicen que el coronavirus nos ha enseñado que los europeos no eran tan cultos y sabios como se suponía, ni los gringos tan listos y disciplinados.

No quiero impostarme de árbitro anticipando lo que está por venir. Hay predicciones muy pesimistas, que hablan de un rompimiento del sistema y otras optimistas que tratan de consolarnos. ¿El sistema está ahí? Los historiadores sabemos que nadie en el pasado jamás supo lo que estaba por venir, salvo algunos poetas y locos, a quienes nunca nadie les creyó. Por el gran número de incógnitas y falta de información los estudiosos responsables tampoco se atreven a especular cuando tocaremos fondo, ni la velocidad con que se podría recuperar, lo perdido. Está a la vista un inmenso esfuerzo por apoyar a los mercados, y a las empresas y, en algunos casos, a cierta gente. Pero justamente como no podemos prever cuán grave es, tampoco sabemos cuánto requerirá la cura.  Con dos o tres trillones calcula la clase política estadounidense detener la catástrofe en la bolsa, aunque quizás se perderá cuatro veces eso en un par de meses, como sucedió también en el 2008. Ya se habla de un cuarto trillón para infraestructura. Keynes vive.

Para hoy 29 de marzo han muerto de la peste unas dos 2400 personas en EUA, el país más poderoso, que con 130 mil casos probados se ha convertido en el que tiene mayor incidencia del virus. En parte, por la débil respuesta de su gobierno, que escogió demorar medidas dolorosas. (Hace dos semanas Trump declaró por fin una emergencia sanitaria y anunció prohibiciones al desplazamiento interno en EUA y otras medidas que iban a suspenderse ayer, y más bien han sido prorrogadas hasta fines de abril.) Y otra parte, porque ha fallado el sistema de salud que se suponía que era el mejor del mundo. Hoy el ultranacionalista Trump acepta –vaya paradoja- la ayuda que le envían sus principales rivales, China y la URSS. Aun no de Cuba. Y se publican estimados sobre el valor monetario de haber postergado las medidas. ¿Cuánto cuestan las víctimas que pudieron evitarse?

Aquí comienzan las paradojas. Hoy por hoy ¡el enemigo de EUA es Venezuela! que están rodeando las tropas yankees que sobran ¡después de militarizar el paso entre Rhode Island y New York! ¡Rompió Trump la Unión militarizando las fronteras entre sus estados! Igual aquí en el país más corrupto del continente que allá en el más rico, los médicos reclaman que no tienen lo básico para combatir el virus, ni batas, ni mascarillas, ni respiradores. El New York Times y el Boston Globe (El Presidente dice su editorial ayer tiene sangre en las manos) lo tachan de irresponsable.

Pero Trump les pinta un violín y les canta una canción de Sinatra. Ha sido fiel a sí mismo, el payaso. A principios del año, alegó que se trataba de un virus chino, que no afectaría a los EUA o lo haría solo levemente. Hace dos meses declaro que todo estaba bajo control y que el virus era una falsa amenaza, una farsa, a hoax, invento de los demócratas para demeritarlo, después de fracasada la otra farsa del juicio político. Y exactamente hace un mes, el 28 de febrero declaró que no había causa de alarma, porque el virus desaparecería súbitamente, así como había llegado. Quiso desarrollar sus pruebas propias, que fracasaron estrepitosamente. Por fin a mediados de marzo dio su brazo a torcer y declaró medidas temporales, anunciando que todo se normalizaría para la vacación de Semana Santa. Hoy se contradice otra vez y declara que serán 2 semanas amargas al decretar un mes de precauciones y, por fin, exige a la industria la producción de insumos básicos.

Su principal asesor experto, cabeza de la agencia federal encargada de las pandemias, el Dr. A Fauci ha pronosticado en forma conservadora que podrían infectarse varios millones y morir unos 250 mil estadounidenses.  Trump sin embargo que, hace tres meses perdía las encuestas por entre 5 y 10 puntos porcentuales frente a Bernie Sanders, entonces puntero… hoy es más aprobado, aplaudido y querido que antes nunca, desde que ganó las elecciones pasadas con menos votos que su rival, y a lo largo de sus tres años de gobierno consumado. ¡Su gobierno va a disponer de 4 trillones de dólares que no estaban entonces presupuestados! ¡Y sus posibilidades de reelección son mayores que nunca! Otra paradoja. Ese dinero puede servir, a largo plazo para rescatar al Dow Jones, pero aquí y allá, para sobrevivir a la pandemia lo que se ocupa es la solidaridad de que no se habla.

Y una última. Mayormente morirán una muerte horrible personas de edad y muchos de ingresos superiores (aunque también habrá indigentes que mueran en las calles) y asimismo con mayores conocimientos asimilados, todavía productivos en este nuevo mundo de mayor esperanza de vida, entre 60 a 85 años, los que mayoritariamente también son políticamente muy conservadores, partidarios en general de Trump, y -entre demócratas- de Biden. Yo soy un hombre sencillo de donde crece la palma.

¡Explícamela tú a mí!

2 comentarios en “Virus y política imperial con paradojas, bitácora de la peste (parte 8)

  • el abril 2, 2020 a las 10:39 am
    Permalink

    De donde vino el virus. Todo tiene su génesis lascosas no nacen de la nada. Ley de causa y efecto. Diga doctor.

    Respuesta
    • el abril 2, 2020 a las 12:51 pm
      Permalink

      En Fort Derrick con confabulacion Ingleses y espias renegados Chinos (desvinculados con Xi Xingping).

      Vaya aqui para saber cosas que los tarifados no dicen (puedes traducir el texto con google).

      http://82.221.129.208/.vq0.html

      Jim Stone, Freelance Journalist

      Here is very likely the REAL «coronavirus» timeline

      I have already gone over this here, but stuff slides off the page quick so in case you missed it

      All the links were in the original report, and they were all MSM links, this DID HAPPEN.

      In June/July, Ft Detrick Maryland got audited. It was determined that due to «procedural errors» viruses were escaping their biolevel 4 facility «through the sanitary system» and on August 4 they got shut down and remain shut down until today (and probably forever).

      Now, one does not shut down ANY facility just because of «procedural errors, » no, those can be fixed quickly. When questioned about the closure, the excuse was then given that «the sanitary system was old and needed to be completely replaced». More patent bullsh*t. Take care of whatever and proceed as usual one would think, but not in this case

      Reading through the meta talk, it is fairly easy to plausibly argue that the «procedural errors» were in fact by an unknown mole who smuggled coronavirus out of that facility, and released it in the United States first.

      Then, in late August, we got our First vaping death which low and behold matched the symptoms of Coronavirus PERFECTLY. That was probably patient zero, and it was all scammed under the radar as E-cigarrette mayhem.

      Even if there was no mole, and the viruses did indeed escape through a «dilapidated disposal system» run by a multiple trillion dollar military industrial complex in their most sensitive bio lab, the story still works – FIVE types of this virus got out one way or another and ALL OF THEM showed up together in the United States, while China has one strain, and other nations have some, but not all strains, with the U.S. being the only place to have ALL OF them. Obviously, the disease originated in the U.S.

      The E-cigarrette took the rap.

      And those who want America wiped out kept it all hidden. Due to population density differences, it spread a lot more slowly in the U.S. than it did when someone went to China for war games, (Gee, FT DETRICK tie in here) and likely was the source of what got started there, knowingly possibly, possibly not.

      China is now stating the United States gave them the virus, and that the United States must therefore know who patient zero is. Due to subversion, the U.S. power structure is incapable of admitting it, but I’ll place a solid bet: THE FIRST «VAPING» DEATH.

      And if so, and the reason it took off more slowly in the U.S. was because of population density differences and the fact that mass transit is a lot less used with a majority of people driving, IF it took off more slowly in the U.S. for those reasons which put the U.S. behind China in cases to date, we are in for one hell of a ride because it is no doubt EVERYWHERE by now, all 5 strains of it.

      Consider this: Morgellons is obviously real, and the U.S. authorities do nothing but ridicule anyone who has it as having «delusional parasitosis» – these same people claim that E-cigarrettes (sic) can, while micro dosing «unknown crap» suddenly fill peoples lungs with five liters of gunk and ambush them in a single day. No hard and set warning signs, just a slowly progressing sickness (just like Coronavirus) and suddenly your lungs are plugged. How much would you really have to vape to do that, even if the materials were designed to deposit and plug your lungs? In those small amounts you’d at least get a few months warning something was amiss and that is not what happened . . . . . . it is obviously hokum . . . . . . Ft Detrick?
      E-Cigarette symptoms, from NYT:

      «Patients typically experienced coughing, chest pain or shortness of breath before their health deteriorated to the point that they needed to be hospitalized, according to the CDC. Other reported symptoms include nausea, vomiting, diarrhea, fatigue, fever and weight loss.»

      Question: Does that sound like «coronavirus» OR WHAT? How the * would an experienced vaper get nausea, fever and diarrhea from it? FEVER? Come on now, fever is triggered by a pathogen and diahhrea (sic) is quite questionable absent the same. And by the way, there’s lots of «coronavirus» in people’s poop, remember that?

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.