Trump, América Latina y Honduras

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

 

A la poeta Juana Pavón, para que brinque

Donaldo Trump recién ha sobrevivido a la investigación del Fiscal Mueller sobre sus relaciones con los enviados rusos como posible interferencia en la elección del 2016, la cual lo hizo Presidente con una minoría de los votos del pueblo y con la congoja de todos los demás. Hoy, esta en plena campaña para la reelección. Y envía a su Ministra Kirstjen Nielsen (a la que recién le consiguió mil millones de dolares del Pentágono para el muro) para que firme nuevos compromisos con los centroamericanos –ayer- para, a su regreso, declarar que los signatarios han tomado nuestro dinero desde hace años, y no hacen nada. (Es su estilo, le encanta dejar a sus ministros en ridículo) Y avisar con gruñido simiesco, puede ser que cierre la frontera. Trump está molesto, seamos comprensivos. Le ha tocado duro.

¡Ver a un socialista en la Presidencia de México! ¡A un par de sus ahijados -de EUA- derrocados por corrupción, como Otto Pérez Molina! No ha podido botar como hubiera querido a Daniel Ortega, apodado poca cosa y al Presidente Maduro, quien platica con los pajaritos y va y viene del futuro al presente. Incluso con estratagemas extremistas de primaveras incubadas y cambio de regimen, para lo cual hubiera necesitado, apoyo de la OEA, su antaño Ministerio de las colonias, y hoy mera caja de resonancia.

Ha tenido que apoyar a aliados como JOH, Temer y Macri. Sin conseguir compromisos militares para irse a meter a las pampas sangrientas de Boves y de Yáñez, porque traidores siempre hubo y habrá. Más no todos valientes, y nadie quiere ir a morir al lado del gringo redentor, salvo el General Ponce y JOH que quizás por eso comparten un mismo rictus de dolor-por-razón-oculta.

Ningún otro país de America Latina le ha merecido a Trump tanta fascinación y sentido de propósito como Venezuela, de donde ayer, con apoyo de JOH, les decía a los rusos incluso (obtusos) que tenían que irse, insistiendo en su hasta ahora ineficaz apoyo de 100% ante la reacción acosada de la dama de Guaido. Pero es que ¡ningún otro país tiene tanto petróleo, oro y metales raros, agua dulce y ninguno es tan absolutamente estratégico para el control del Caribe! que fue, desde s XIX, el mare nostrum de EUA. Pero no se queda muy atrás su obsesión por Honduras. Hoy incluye al gobierno de JOH entre los que no hacen nada para detener a los violadores, drogadictos y asesinos.

¡Nunca un país tan pequeño e insignificante en el concierto global como Honduras ha asustado tanto a una potencia tan grande, como los Estados Unidos de Trump! ¡Que quiere amurallarse en contra nuestra! ¡Que miedo! Son hondureñas las más de las caravanas de desterrados, desarmados y famélicos. Y tiene razón Trump de temerles, porque son invencibles, no tienen que perder.

Nota relacionada Donald Trump acusa al gobierno de Honduras de robarse fondos donados por EE.UU

Por eso está construyendo otra Embajada nueva, en Tegucigalpa, de $27 millones de dolares, casi lo mismo que cuesta el centro cívico de JOH. Aunque no ha podido nombrar a un embajador plenipotenciario en Honduras en dos años, ni a los oficinistas clave en Washington. Porque quiere poner en esos puestos a simpatizantes en vez de funcionarios de carrera. (Dicen que Marco Rubio senador cubano de la Florida estaba a cargo de esta estratagema antes que riñeran los republicanos, quién sabe hoy).

Pero es inexacto reclamar que no le detienen a las caravanas, porque el problema es más bien que se las mandan. Felicita a JOH por sus logros en materia de seguridad, Nielsen ¿sin darse cuenta que la paz y la tranquilidad que nos ha traído, a punta de verga, como hubiera dicho mi Juana, son la paz y la tranquilidad de los ausentes, de los muertos, los presos y los desterrados… esos mismos que llegan allá, a inquietarla? Por eso es que no puede detenerlos, JOH que no engaña a nadie al decir que las causas de las caravanas son políticas, su mala política, su fraude, su represión y la miseria de corrupción, que espantan la libertad e inversión. ¡Por algo bajamos de 7 a 59 en el Indice de Felicidad!

Se queja la Ministra Kirstjen de que las caravanas le han hecho colapsar su guardia de frontera y su policía migratoria, en efecto acusada de separar a los infantes de sus madres y a las familias, y de violar a mujeres y niños en sus facilidades. Como avisa también el Jefe de la Patrulla Fronteriza, Kevin McAleenan que la situación ha llegado a un punto de quiebre, y ante la falta de recursos, sus oficiales están dejando libres a regañadientes a los migrantes detenidos. ¿¡Y van a cerrar la frontera!? ¡Lucky you, Secretary!

Este aquí no es un colapso migratorio, guapa, ya ni siquiera es un colapso del estado libre asociado (por eso nos dice socio constantemente) el cual tiene control deficiente de la fuerza pública, no controla el territorio tampoco, ni mucho menos a la gente hambrienta fuera de los reclusorios. ¡Este es un colapso del país! de la sociedad, corroída por la enajenación. Por la falta de sentido de pertenencia a una nación que vota por un Presidente pero es gobernada por el que pone Trump en el despacho oval, País que, en medio de la miseria más escuálida y grotesca, admira la prosperidad que supuestamente da el sistema de libre mercado.

Y el gobierno de Trump que por un lado vitupera la corrupción con que colapsan los países letrinas, por otra parte se retrotrae cuando el corrupto es su aliado y protege visiblemente a los que les juran lealtad. Así la Ley Magnitsky adicionada por la moción de la Congresista Norma Torres no ha podido un mes después de la fecha anunciada para ello publicar los nombres de los corruptos. Ni los va a publicar si pueden impedirlo Bolton y Nealon en la Casa Blanca. Tampoco la MACCIH de Guimaraes va tomar el reto de investigar la corrupción insondable de JOH, no lo permitirán El Secretario y su Jefe, ni el Fiscal General.

La Ministra Kirstjen vino a decirle a JOH que él está ahí, a la cabeza de esa lista, pero que escribieron su nombre con tinta invisible hasta que se caliente mas la cosa. Para preservar en Honduras, la estabilidad que es lo único que les interesa, agradecer la compañía en la mudanza, de Tel Aviv a Jerusalén, de una misión y para conseguir un batallón con bandera azul y blanco, ¿que vaya a morir en las sabanas y los pantanos oleaginosos de la Costa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.