Actualidad|Noticias Destacadas

Trabajadores enfrentan alto costo de vida con incumplimientos de salario, gobierno descarta revisión

alto costo de vida con incumplimientos de salario

Various denominations of Honduran currency

Compartir

Tegucigalpa.- Los altos índices de inflación en Honduras repercuten en el poder adquisitivo de su población que más del 74% vive en condiciones de pobreza, los dirigentes sindicales denuncian que muchos empresarios incumplen el pago del salario mínimo mientras el gobierno descarta una revisión.

Indicadores del Banco Central de Honduras (BCH) exponen que al cierre del primer semestre de 2022 la inflación interanual alcanzó el 10.22% siendo el más alto en las últimas décadas, en tanto, diversos economistas vaticinan que al mes de diciembre podría superar el 15%.

En declaraciones recientes, el ministro de la presidencia Rodolfo Pastor manifestó que si la inflación superaba los dos obligaba a considerar a quienes definen el salario mínimo (trabajadores, empresarios y gobierno) un posible reajuste.

Ante la oposición de los empresarios que invocaron el artículo 45 de la Ley del salario mínimo en Honduras y calificaron las declaraciones de Pastor como “populistas”, el funcionario de gobierno descartó un posible reajuste.

“Nosotros no estamos desde este gobierno, en este momento, analizando, ni anunciando ni pretendiendo revisar el salario mínimo que se acordó el pasado 4 de abril entre las partes trabajadores y empleadores, que son quienes se ponen de acuerdo, lo que hemos hecho es responder sobre el grado de inflación y no se alcanzado un grado de inflación mayor al 12% que es lo que establece la ley de salario mínimo”, rectificó.

El artículo 35 de la normativa del salario mínimo indica que los salarios mínimos deberán ser revisados por lo menos una vez al año en el mes de diciembre, para que entre en vigencia en enero del siguiente año, tomando en cuenta la variación del promedio de inflación acumulada a noviembre.

También, se podrá hacer una revisión en el mes de junio a solicitud del sector laboral o patronal, para que entre en vigencia en el mes de julio siempre y cuando el índice de la inflación acumulada en el primer semestre exceda el 12%.

Pese a reconocer que la inflación acumulada en el presente año agobia a la población, Pastor explicó que al no alcanzarse el 12% en junio no aplica una revisión al salario mínimo, aunque los trabajadores lo imploran.

“La inflación por las nubes y los salarios por los suelos porque hemos alcanzado cifras históricas que nunca los habíamos vivido. Día a día van amentando los costos de los bienes y servicios y eso no le permite al trabajador tener la capacidad de poder resolver sus necesidades básicas, estamos planteando que se hace necesario si es factible que se convoque a la comisión de salario mínimo y se hagan las revisiones necesarias y pertinentes para ver si se puede hacer un reajuste porque los trabajadores no tienen capacidad de resolver sus necesidades básicas”, lamentó José Luis Baquedano, dirigente obrero.

El director ejecutivo del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Armando Urtecho, calificó como “una locura” un reajuste al salario mínimo y se refirió al ministro de la presidencia como “populista” por insinuar una revisión salarial.

Cabe indicar que más de 70 productos de la canasta básica han incrementado de forma acelerada su precio y el costo de la canasta básica asciende cerca de los 12 mil lempiras, según cifras de la Asociación para la Defensa de la Canasta Básica de Honduras (Adecabah).

Por su parte, Humberto Lara, secretario adjunto de la Central General de Trabajadores (CGT), en entrevista a Criterio.hn, denunció que los empresarios se oponen al reajuste del salario mínimo de la misma manera que algunos se oponen a pagar el salario mínimo fijado.

“Compete al Estado convocar para hacer el reajuste necesario sobre el índice de inflación donde ya los trabajadores están a tope que no pueden comprar nada porque la canasta básica a incrementado, esta gente (empresarios) no quieren pagar ni el salario mínimo negociado en tiempo normal”, denunció.

Lara aseguró que la Procuraduría General de la República (PGR) ya admitió la Ley de Inspección del Trabajo que impone las multas contempladas para empresas que no cumplan con el pago al salario mínimo fijado para el presente año.

“Tienen el deber de ir a las empresas a supervisar si no están pagando el salario mínimo que corresponde y aplicar las multas. Aquí es el Ministerio de Trabajo que tiene que revisar cada empresa y aplicar las multas”, agregó.

También, insistió que se debe de inspeccionar la situación de los trabajadores en muchas empresas porque “aquí hay trabajadores que son esclavos de los empresarios y aquí vemos que todo es el revés, el trabajador es el afectado con sus derechos que son atropellados”.

Cabe indicar que el artículo 5 del acuerdo al salario mínimo de 2022 establece que en caso que el índice de inflación interanual registrado al mes de diciembre de 2022, emitido por el Banco Central de Honduras, sea mayor al ajuste fijado para el año 2023, se deberá aplicar un ajuste igual al porcentaje de inflación registrado.

Algunos economistas consideran que un reajuste al salario mínimo podría ser una medida paliativa pata que los hondureños puedan hacerle frente al alto costo de vida.

También, se podrá hacer una revisión en el mes de junio a solicitud del sector laboral o patronal, para que entre en vigencia en el mes de julio siempre y cuando el índice de la inflación acumulada en el primer semestre exceda el 12%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.