Nación.|Noticias Destacadas

Tegucigalpa: entre payasitas, raciones de alimentos y mendicidad

Honduras inicia apertura

Compartir

Por: Redaccion CRITERIO

Fotos: Fernando Destéphen

Tegucigalpa.- Imágenes captadas por el lente de Criterio.hn  describen como transcurre la vida en la capital de Honduras donde se mezclan el trabajo, la mendicidad y las raciones de alimentos que a paso lento entregan los militares a nombre del gobierno, según denuncian los pobladores de decenas de barrios y colonias.

Una persona con un traje de bioseguridad desinfecta un vehículo antes de entrar al estacionamiento de un centro comercial de Tegucigalpa. El gobierno ha aprobado un mecanismo de apertura inteligente de algunos comercios, a pesar  que en el Distrito Central los casos positivos de COVID-19 van en alza.

 

Una mujer indigente lee un periódico en la rotonda del bulevar Juan Pablo II, una de las zonas nobles de Tegucigalpa, ella es el contraste entre el lujoso Centro Cívico Gubernamental y restaurantes de franquicias que funcionan en esta zona.

 

Dos mujeres piden ayuda o comida en la avenida Juan Manuel Gálvez de la colonia La Alameda en Tegucigalpa. Desde hace unas semanas en las calles del Distrito Central se puede observar personas -familias completas- pidiendo comida.

 

   

Una mujer espera ser atendida en el Centro de Salud de la colonia Villa Adela, en la ciudad gemela de Comayagüela, adentro el personal de salud con indumentaria de bioseguridad prepara los protocolos para atender a la señora. Villa Adela registra seis casos positivos por COVID-19.

 

Trabajadores de un circo en la colonia El Prado, Comayagüela piden ayuda solidaria en la calle. Este circo itinerante recorre varios departamentos del país, pero al momento de la emergencia sanitaria quedaron atrapados en el Distrito Central y sin funciones sus ingresos se acabaron por lo que en grupos salen de la carpa a pedir ayuda.

 

     

Personal del gobierno y efectivos militares entregan alimentos en las zonas de Villa Adela, El Perpetuo Socorro y Bella Vista en Comayagüela. La actividad se realiza de puerta en puerta llenando un formulario con los datos de la persona que recibe la bolsa solidaria que lleva: harina, frijoles, azúcar, arroz, café, jugo en polvo y manteca.

Foto 10

Dos obreros cargan tablas de madera por el bulevar Fuerzas Armadas en las cercanías de la colonia Las Brisas de Comayagüela. El gobierno hondureño han flexibilizado las medidas de confinamiento y ha permitido que ciertos negocios abran con ciertas medidas de bioseguridad, uno de los rubros favorecidos han sido las ferreterías, que a pesar de no ser un comercio esencial ha podido continuar vendiendo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.