Actualidad|Noticias Destacadas|Política y Democracia

Sesiones presenciales o autoconvocatoria propone el PINU-SD a bancadas de oposición

presupuesto para las elecciones generales

Compartir

Tegucigalpa. –Sesiones presenciales o auto convocatoria propone el Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (PINU-SD) a los 68 diputados de la oposición.

La propuesta fue lanzada por el PINU-SD luego que la noche del martes las bancadas de los partidos Liberal y Alianza Patriótica informaran que se retirarían de las sesiones virtuales hasta no ser convocados de manera presencial por la junta directiva del Congreso Nacional.

Lea además: Partidos opositores se retiran del Congreso hasta que hayan sesiones presenciales

Por su parte el Partido Libertad y Refundación (Libre) no ha emitido una postura pública, sin embargo, el presidente de su bancada, Carlos Zelaya, informó a Criterio.hn que lo harán en las próximas horas, pero que también se unen para demandar sesiones presenciales y retirarse de las sesiones virtuales.

Mediante un comunicado, el PINU-SD manifiesta que espera que el tema de las sesiones presenciales no sea un mecanismo para tomar ventaja política de cara al próximo proceso electoral y tampoco para evadir la discusión y votación de las iniciativas ciudadanas en relación con las ZEDE, entre otros temas.

El planteamiento del PINU-SD más pareciera un reto a la oposición y una provocación a la bancada del Partido Nacional. A los primeros porque muchos de los diputados han votado a favor de casi todas las decisiones del oficialismo sin importarles si estas afectan a la población y al partido de gobierno, porque si se logra la conformación de los 68 diputados de la oposición, habrá quorum para que se lleven a cabo todas las propuestas a excepción de las que requieran del voto de la mayoría calificada.

La bancada del PINU, que es integrada por cuatro diputados, contabiliza como parte de la oposición, además de ellos, a los 30 diputados de Libre, 26 del Partido Liberal, dos de Alianza Patriótica, uno de Unificación Democrática (UD), uno de la Democracia Cristiana y a los diputados disidentes,  Enrique Yllescas, Dunia Ortiz, Osman Chávez y Jorge Lobo.

Mediante el  comunicado, el PINU-SD manifiesta que como bancada siempre ha estado a favor de las sesiones presenciales y ha denunciado “las violaciones a la Constitución de la República y a la Ley Orgánica del Congreso Nacional; violaciones que se han acentuado en las sesiones virtuales tales como: entrega tardía de los proyectos de decreto, falta de socialización de temas de interés nacional, negación de la palabra, manipulación de las votaciones de los diputados, aprobación de proyectos sin tener el quórum necesario, aprobación de proyectos a quema ropa abusando de la dispensa de debates y el esconder la votación de cada diputado, así como el ocultamiento de los contratos tanto a las comisiones de dictamen como al pleno de los 128 diputados”.

INICIATIVAS CIUDADANAS

En las últimas semanas, el Congreso Nacional recibió una avalancha de iniciativas ciudadanas presentadas por diversos sectores de la sociedad civil, incluyendo a 120 de 298 alcaldes y alcadesas, que se han aglutinado en la Asociación de Alcaldes y Alcaldesas de Honduras (ADAH), lo que a juicio del PINU debe ser tratado en el Congreso pero de manera presencial, así como otros temas de sumo interés y que están en el tapete de la discusión.

“Hay temas importantes que no se pueden tratar vía ZOOM como las iniciativas ciudadanas contra las ZEDES, la intención de privatizar la ENEE, el uso de los fondos de pensión en el subsector eléctrico con grandes riesgos donde se ha eliminado el análisis de riesgo de Secretaria de Finanzas, SEFIN, los ascensos militares y policiales, los endeudamientos y la aprobación de contratos que nunca son presentados ante el pleno”, dice el comunicado.

El PINU-SD sostiene que es un clamor de la población que el Congreso Nacional proceda a sus sesiones presenciales cumpliendo con su ley Orgánica sin ocultar las votaciones, y aplicando las medidas de bioseguridad, así como lo hace todo el pueblo hondureño día a día.

La dispensa para sesionar de forma virtual fue aprobada el 2 de abril de 2020 mediante una sesión extraordinaria del Congreso en la que se emitió la Resolución del Pleno No. 01-2020, publicada el 3 de abril de 2020 en el diario oficial La Gaceta. Desde esa fecha las reuniones se vienen realizando de manera virtual.

Desde un inicio los diputados del Partido Nacional han controlado el desarrollo de las sesiones, de hecho, varios congresistas de la oposición han denunciado en reiteradas ocasiones que no se les da la palabra para poder deliberar y que los resultados de las votaciones son amañadas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.