Ramón Sabillón

Ramón Sabillón promete reestructurar las fuerzas de seguridad heredadas por JOH

Compartir

La apuesta del gobierno de Xiomara Castro es desmilitarizar la seguridad de manera gradual y establecer una Policía Comunitaria, cercana a los ciudadanos, pero con la misma estructura policial.

Por: Asael Barahona

Edición: Emy Padilla

Fotografías: Jorge Burgos

Tomas y edición de video: Henry Alvarado

Tegucigalpa. –Flanqueado en la antesala de su despacho por un hombre alto, de contextura fornida y con una amabilidad poco característica de los guardaespaldas, así encontramos a Ramón Sabillón, ministro de Seguridad de Honduras. Un hombre de pequeña estatura que promete reestructurar las fuerzas de seguridad heredadas por Juan Orlando Hernández.

Mientras una transitoria llovizna y un fresco viento soplaba en las afueras del edificio que lo alberga en un complejo policial—ubicado en la aldea El Ocotal, en el Distrito Central —el comisionado general de policía en condición de retiro, nos dijo al recibirnos que no le habían agendado la entrevista.

También lea: Los oscuros intereses detrás de la Junta Nominadora en Honduras

Sin embargo, luego de una breve charla aceptó relajadamente atendernos y responder las interrogantes que le haríamos con la intención de conocer qué se está haciendo por la seguridad de los hondureños que a diario se enfrentan a las estocadas de la delincuencia común y a los estragos de la criminalidad organizada.

La imagen de Sabillón ha quedado guardada en la memoria de los hondureños cuando la mañana del 15 de febrero de 2022 capturó al expresidente Juan Orlando Hernández, extraditado en abril a EE.UU. por cargos de narcotráfico.

Al policía, parece que le gustaba hacer pasar malos ratos a Hernández, pues en 2014 capturó, en un operativo conjunto con la DEA, sin su autorización, a los Valle Valle, una estructura criminal asentada en el occidente de Honduras que traficó con cargamentos de cocaína hacia la nación del norte con la supuesta complicidad del entonces gobernante.

La captura de los Valle Valle, convirtió a Ramón Sabillón en un exiliado, pues a raíz de este hecho se vio obligado a buscar refugio, primero en Costa Rica y luego en EE.UU. de donde regresó en enero pasado para ser ungido por la entonces electa presidenta de Honduras, Xiomara Castro.

El nombramiento trajo críticas a la familia Zelaya Castro, porque Sabillón formó parte de la cúpula policial de 2009 cuando se fraguó el golpe de Estado contra el expresidente Manuel Zelaya Rosales, esposo de Castro, convertido ahora en su asesor principal. En aquel entonces la policía reprimió salvajemente a la población que se oponía a la ruptura del orden constitucional.

El sector alineado con la izquierda y el progresismo latinoamericano del gobernante Partido Libertad y Refundación (Libre), llegó a afirmar que la colocación de Sabillón al frente de la seguridad es una estrategia de EE.UU. para mantener el control sobre Honduras. Esta afirmación es negada por el funcionario.

El ministro de Seguridad, Ramón Sabillón, en entrevista exclusiva con Criterio.hn, abordó diversos temas sobre la situación de violencia y criminalidad que atraviesa Honduras y su apuesta por reestructurar las fuerzas de seguridad del Estado que fueron cooptadas por la estructura criminal que instauró el expresidente Juan Orlando Hernández.

La Policía Nacional, es considerada por algunos sectores como una estructura que permitió y patrocinó, desde la propia institucionalidad, las actividades criminales y delictivas del régimen de Hernández, incluso la propia viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva, lo reconoce al afirmar que «Honduras es un narcoestado» que implica la cooptación de la institucionalidad incluida la policía.

La afirmación de Julissa Villanueva tiene sentido al ver al pasado reciente con la extradición en mayo del exdirector de la Policía Nacional, Juan Carlos «El Tigre» Bonilla, quien se enfrenta a un juicio en la Corte del Distrito Sur de Nueva York por delitos de narcotráfico. «El Tigre» es considero coconspirador de los hermanos Hernández Alvarado, Juan Orlando (expresidente de Honduras) y Juan Antonio «Tony» (exdiputado del Congreso de Honduras).

«Hemos heredado un problema que se llama ser un narcoestado y ser un narcoestado implica de inmediato el secuestro institucional y la pérdida del estado de derecho. Honduras necesita ser liberada de la narcoactividad, del crimen transnacional organizado. En diez años, hemos visto como el crimen se confabuló con el Estado, esto es una realidad», declaró recientemente, Sabillón.

Noticia relacionada Xiomara Castro ordena mantener Policía Militar y promete derogación de Consejo de Seguridad

El ministro Sabillón respondió a varias interrogantes formuladas por el equipo de Criterio.hn, que detallamos a continuación:

Criterio.hn: ¿Cómo encontró la Secretaría de Seguridad?

R.- Hay variables en el sistema, la Policía estaba siendo relegada a un papel administrativo, sin funciones aún fuera de la ley como es la Constitución, procedimientos que establece la ley en lo relativo al tratamiento de faltas y delitos del orden, estaban ellos sin la libre actuación que establece las normas del país, la policía ha tenido un despertar y poco a poco hemos venido a recuperar el orden público y creo que vamos creciendo.

Criterio.hn: ¿Con cuántos policías cuenta Honduras para enfrentar la criminalidad y violencia?

R.- Ahorita tenemos alrededor en número 20 mil, pero nuestro talento humano sufre alguna carga laboral porque no creció, a esta altura, deberían haber 26 mil y, si se toman en cuenta que mil son administrativos y otras cargas que hay, nosotros tenemos un déficit de siete mil policías, pero aun así estamos afrontando la carga laboral con unidades especializadas y algunos tipos de administración de personal que nos permite poder ir abasteciendo y llevando a la población todas aquellas soluciones que se presentan en sus comunidades.

Hernández, durante los 12 años en el poder, cuatro como presidente del Congreso Nacional y ocho como presidente de la república, erigió un plan de militarización y control de los entes armados, creó más de 30 entes incluidas direcciones, fuerzas de seguridad como la Policía Militar del Orden Público y controló los demás poderes del Estado y organismos operadores de justicia a través de la Ley del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad.

Criterio.hn: ¿Existe una restructuración de la Policía Nacional y otras fuerzas de seguridad?

R.- Nosotros estamos con nuevas tareas y esas tareas nos implican una reorganización. El director y el director estratégico han trabajado, innovado y reinventado y también han tenido una redistribución adecuada en una dinamización de los servicios públicos y cómo atender zonas especiales y deberes especiales como el tema de extorsión, centros penales que estamos tratando de hacer un programa de transición para entregar un Instituto Nacional Penitenciario fortalecido, sólido, en el futuro.

Sabillón reveló a Criterio.hn que los centros penales en Honduras pasarán, en un futuro, a ser controlados por un nuevo ente. Cabe mencionar que desde que la Policía Nacional asumió el control de las cárceles se han registrado al menos dos masacres en su interior. Hay alrededor de 21 mil privados de libertad cuando apenas existe una capacidad de 15 mil, según el Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de las Víctimas de la Tortura y sus Familiares (CPTRT).

Ramón Sabillón
Ramón Sabillón descarta una nueva depuración policial al considerar dicho proceso como una discriminación y asegura que la policía actuara en apego irrestricto al respeto de los derechos humanos.

Criterio.hn: ¿Cómo ha logrado atender las diversas problemáticas y asignaciones si reconoce que hay un déficit de policías?

Es la expertise que tiene el funcionario policía en tratar los problemas, si trae ese experto en tratar problemas o casos donde el Estado necesita del tecnicismo de una persona ya no va a necesitar uno o dos y antes había diez que no eran expertos. Esa precisión laboral y expertise nos está haciendo optimizar el talento humano y distribuirlo de una forma adecuada, no vamos a la masa, vamos a que el funcionario policial tenga el conocimiento y eso nos ha llevado a tener una distribución de los servicios bastante óptima, de esa forma llevamos la carga laboral.

Noticia relacionada La Policía está para ayudar a la ciudadanía, no para mortificarla: Leticia Salomón

Criterio.hn: ¿Cómo enfrentar la criminalidad y violencia si la propia viceministra de Seguridad reitera que Honduras es un narcoestado y esto implica que la institución ha sido cooptada por estructuras criminales?

R.- La historia está escrita, se fue un expresidente, se fue un exdirector de la policía, lo que nos debería de llamar la atención es cómo vamos a tratar el sistema de justicia en Honduras, qué vamos a hacer con otros casos, no echarlo (responsabilizar) a la Policía porque la Policía es el primer operador de justicia, el segundo es la Fiscalía y el tercero es el Poder Judicial.

Narcoestado, la (vice) ministra lo dijo en otro contexto y no lo dijo apropiadamente, pero bueno, nos ocupa el presente. Nosotros es una lucha permanente, la señora presidenta nos ha ordenado que establezcamos una política criminal práctica para abordar todas las aristas que hay en la institucionalidad.

Los indicadores reales están en los juicios, quiénes están por lo menos llevados a un proceso tanto en Honduras como el exterior. Lo que debemos hacer es fortalecer la institucionalidad y ahí vienen algunos análisis que van a mejorar la política regional del Estado que ya está instalada, solo es de fortalecerla porque todo mundo debe saber que en Honduras existe una base, una estructura de política criminal.

Sabillón señala que se debe fortalecer y unir toda la institucionalidad en su conjunto, en especial, corregir el engranaje jurídico que genera una legislación débil, además aprobar reformas adicionales para que «los hondureños no seamos víctimas de una institución débil y, por lo tanto, que sirvan al pueblo porque para eso fueron instituidas».

Criterio.hn: ¿Cómo ha fortalecido a la Policía Nacional cuestionada por ser una columna que mantuvo al régimen criminal del extraditado expresidente Juan Orlando Hernández?

R.- Lo primero fue sacarlo a él y haberlo cumplido, el papel del policía estaba suprimido a nada, la Policía ahora tiene el deber de actuación y el empoderamiento que manda la ley, entonces no es una policía columna, recuerde que estaba sumida y los roles de Policía estaban en otros entes del Estado no en la Policía, recuperarlo y darlo a la Policía realmente ha sido una transformación.

Eso nos lleva a una modificación y la estamos teniendo ahorita y estamos viendo los resultados, no es fácil tener un sistema de abordaje de justicia de casi 32 años y cambiarla en seis meses, es difícil, recuerde que hay un tratamiento del delito de la forma inadecuada.

Se permitió el crecimiento de estructuras criminales desmesuradas y por qué el déficit de policías y por qué el ascenso de organizaciones criminales y quien tiene ese poder es el Estado, los gobiernos que son los que deben de reformar y esa sí es la columna vertebral para proteger al pueblo hondureño porque, si se debilita las instituciones, sufre consecuencias el pueblo en sus necesidades de seguridad. Estamos cambiando esa política.

El ministro de Seguridad asegura que en la actualidad para ingresar a la policía existen nuevos procesos de confiablidad que califica como los mejores del país, con exámenes psicológicos, poligráficos, test anti drogas, investigaciones socioeconómicas, entre otras pruebas.

«Estamos haciendo que el funcionario que ingrese (a la Policía Nacional) tenga compromiso y además que sea apto para servir al pueblo»: Ramón Sabillón, ministro de Seguridad.

Criterio.hn: ¿Cómo ha logrado que por varios días consecutivos Tegucigalpa no registre homicidios?

R.- Tenemos una movilidad operativa distinta y eso el director de Prevención y de Fuerzas Especiales movilizan sus recursos de una forma bastante inteligente y otra es la movilidad constante y dinámica, eso es un factor dirigido en aquellas zonas donde sea proclive o que haya algún foco de estructuras criminales que podrían afectar la vida de las personas. Tegucigalpa goza de esa dinámica un poco inteligente que por proteger nuestras operaciones y por el bien del pueblo no podemos decirle cómo o una forma más puntual.

Cifras del Sistema Estadístico Policial en Línea (SEPOL) reflejan una disminución en los homicidios diarios en comparación con estadísticas del año anterior.

Noticia relacionada Aseguran que poca credibilidad sobre la Policía Nacional en Honduras continúa

Criterio.hn: ¿Han logrado identificar cómo están distribuidos los tipos de violencia y criminalidad en Honduras?

R.- Hay diferentes formas de entender el fenómeno, nos preocupa, por ejemplo, que en los homicidios, de cada diez, cinco o seis estén dados por convivencia social no por criminalidad y eso siempre lo digo: por qué los hondureños nos sentamos a la mesa a celebrar un evento familiar y termina en una tragedia matándose, o porqué el animal se pasó el alambre y le mordió sus matas de maíz y se terminan matando por esas causas, o porqué el albañil que llegó a construirle le botó mezcla en su patio y terminan matándose o por cuestiones pasionales, tenemos que buscar la cohesión social.

El otro 40%, hay un mapa que estamos manejando, es una cuestión heredada (narcotráfico), es una estructura que hay que desmontarla en sus dimensiones, por ejemplo, hacia dónde va la droga que se produce aquí, hay drogas más peligrosas y baratas como las drogas de laboratorio y ese es un fenómeno latinoamericano y tenemos que luchar.

Hay otros delitos que no se perciben, pero sí los perseguimos como el tema del lavado de activos que no se mira, pero es violento, es lesivo a la economía del país porque le crea una burbuja y en el momento que se interviene la economía se ve disminuida, desaparece o disminuye las oportunidades de empleo, la compra de bienes, desaparece o disminuye el comercio, entonces al fin y al cabo nos produce violencia.

Detrás del narcotráfico ha subido el consumo, en todos los países del mundo ha subido el consumo, Honduras no es la excepción porque estamos en un triángulo: producción al sur, consumo al norte, pero también consumo en Europa y no digo que Asia no lo tenga, todos sufrimos este fenómeno.

Otro fenómeno, además del lavado, es la trata de personas, cada vez hay más interconexión entre los diferentes delitos entonces se va haciendo un núcleo criminal fuerte que hay que ir estudiando y ese es el objeto de estudio que tenemos y, bajo esa perspectiva, ese estudio y análisis científico que tenemos del delito, vamos atacando los fenómenos que están a nuestro alcance porque hay causas del delito que no están en nuestras manos.

“Yo no le puedo dar un empleo a la gente para que esté tranquila y no genere violencia a otros, nos encontramos por ejemplo con causas socioeconómicas, otra pregunta ¿nos estaremos educando bien?, ¿el comportamiento de los hondureños es adecuado? Otro tema importante, ¿se habrá desconfigurado la autoridad en el hogar, la autoridad en la escuela y del Estado disminuida?, entonces hay que hacer un análisis, qué está pasando si la línea base de autoridad, moral, principios, ha sido trastocado. Los hondureños tenemos valores y podemos hacer las cosas. Si revisamos todas las causas bases, vamos a mejorar.  

No son solo de policías, es un tema de seguridad humana que corresponde a los Estados y gobiernos dinamizarla.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), más el 74% de la población en Honduras vive en pobreza, de estos, alrededor del 54% vive en condiciones de extrema pobreza y el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) indica que más de dos millones de personas económicamente activas no tienen una fuente de empleo, siendo estos solo algunos de los factores que generan violencia y criminalidad.

Ramón Sabillón
El ministro de Seguridad, Ramón Sabillón, arguyó ante el equipo de Criterio.hn que el sistema judicial compete además de la Policía Nacional, al Ministerio Público y a la Corte Suprema de Justicia, por lo que los resultados dependen de los tres operadores de justicia en conjunto.

Noticia relacionada Gobierno de Xiomara Castro apuesta por conservar la Policía Militar, brazo armado que creó régimen de JOH

Criterio.hn: ¿Cuál es su meta en la reducción de la tasa de homicidios?

R.- Nosotros como institución ojalá que bajemos tres o cuatro puntos de los que tenemos ahorita, sería grandioso y si lo bajamos más, tenemos que darle gracias a Dios porque nos bendice, pero pretendemos bastante fuerte, bajarlo al máximo que se pueda.

2021 cerró con una tasa de homicidios mayor al 41%, sin embargo, los datos oficiales indican que con la gestión de Sabillón al frente de la Secretaría de Seguridad los índices han disminuido a 38.6% y el año podría cerrar con un 36%, lo que constituiría la tasa más baja en los últimos años.

Criterio.hn: ¿Cómo está conformada la Policía Comunitaria que anunció la presidenta Xiomara Castro?

R.– Se ha malinterpretado que es otra Policía, es la misma Policía organizando la comunidad y que ese policía con el ciudadano formen un vínculo, un binomio que atienda, organice por barrios, colonias, temas. La comunidad y ese policía sea el transportador de todas esas necesidades y las lleve a la Policía y con base a esas premisas se formulen las operaciones policiacas y servicios policiales que sean precisos y de calidad, así nos preparamos porque hay delitos en que quizás no estemos preparados, por ejemplo, la violencia de género, tenemos que prepararnos, pero ¿de dónde vamos a sacar el insumo? De la misma comunidad y tenemos que formar ese policía que ya tiene formación, pero necesitamos darles reformas a reglamentos, leyes, recomendaciones y mandarlo a atender estos problemas.

Es el mismo policía que tiene que estar con su comunidad atendiéndolos, organizándolos, llevando toda su problemática a la Policía, hay mesas estratégicas donde el jefe de la Policía tiene que estar ahí también, es un compromiso bastante pretencioso para resolver los problemas de la comunidad.

El pasado 6 de julio, la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, anunció la puesta en marcha de la Policía Comunitaria, la percepción de la ciudadanía era que se crearía una nueva estructura armada, no obstante, son los mismos elementos policiales con acercamiento a líderes comunitarios para abordar la problemática desde el alcance y visión de la comunidad. Esta estrategia ha sido cuestionada por conocedores de temas de seguridad porque asumen que es la misma policía contaminada que está mutando a un nuevo esquema.

Criterio.hn: ¿Si ha habido una reducción de homicidios y se prometió desmilitarizar la sociedad, por qué se anunció la continuidad de la Policía Militar del Orden Público, brazo armado que creó Juan Orlando Hernández?

R.- La señora presidenta es firme en su decisión de desmilitarizar la Policía, desmilitarizar la sociedad, ese plan ya comenzó, centros penales pasó a la Policía, ahora la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas (FNAP) que ahora es Dirección Policial Antimaras y Pandillas y Crimen Organizado (Dipamco) ya también está en manos de la Policía y otras instituciones ya están en manos de la Policía y siguen otras, eso es desmilitarizar, la presidenta ha sido firme en eso.

Ahora con la Policía Militar lo que se habló es un retiro gradual escalonado y así está, lo que pasa es que hay ciertos enfoques de muchas personas que lo respetamos, pero no lo compartimos, se está siguiendo el plan de la señora presidenta lo único que ahora la Policía Militar tiene que planificar como lo están haciendo y quien lidera y direcciona ese plan es la Policía Nacional para distribuirlos porque ellos se están retirando gradualmente, ya se retiró parte de su personal, estamos redistribuyendo con otra forma porque mientras la Policía va subiendo, hay personal que se está formando.

Contrario a las declaraciones de Sabillón, el ministro de Defensa y sobrino político de Castro, José Manuel Zelaya Rosales, ratificó que la Policía Militar no será extinguida y continuará en funciones, dejando a entrever que la violencia y criminalidad supera las capacidades de la Policía Nacional.

Noticia relacionada Policía de Honduras en la mira tras muerte violenta de joven que agredió a una agente policial

Criterio.hn: ¿Se mantiene la misma estructura de la FNAMP con Dipamco, es solo un cambio de nombre o cuál va a ser la diferencia?

R.- No solo es un cambio de nombre, es un cambio de perfiles de actuación y también de aumento de responsabilidades no solo van a tratar el delito de la extorsión. Ahora las maras no solo se dedican al fenómeno, maras, tienen un fenómeno asociado que es la distribución de drogas, ¿cuántos delitos son del crimen organizado? Son 18, eso lo lleva a varios temas: secuestros, lavado de activos, ese es el tema que cambiamos ahora, esa unidad va a conocer de esos temas, son 18 delitos de crimen organizado más los conexos como el tema de corrupción que no lo va a llevar, pero sí lo va a derivar. Ese es el cambio que tenemos, no solo es un cambio de nombre, es un cambio total de la estructura que ahora tiene mayores responsabilidades y la vamos ir fortaleciendo conforme a las necesidades de la sociedad”.

Criterio.hn: ¿Habrá una depuración de las fuerzas de seguridad para separar las manzanas podridas?

R.- Quiero dejar claro que discriminar personas no es adecuado porque estamos fomentando un lenguaje violento porque el pueblo necesita paz y hechos reales y concretos, y aseriarse un pasado que fue incorrecto, se etiquetó personas donde hay muertos y hay que respetar no solo los muertos sino los padres, los hijos que quedaron huérfanos, hay otras cosas ahí, lo que diría es ser más correcto en las pruebas de credibilidad y confianza.

Nosotros lo que vamos a hacer es certificar a nuestra gente, la estanos certificando con todas las líneas que les conté al principio, que llenen todos los requisitos además de los perfiles de ingreso, las competencias para cada cargo.

La Policía es permanente, una persona es sometida año a año y sometida cada cinco a un ascenso, yo creo que todas las instituciones del Estado están en el deber que su personal sea idóneo para servirle al ciudadano y que desarrolle la tarea para el cual se le contrata, que tenga las competencias, que tenga ese perfil de ingreso necesario y que sea rígido, tenemos que coger una disciplina administrativa, pero que también esa persona tenga un rendimiento, laborar para el ciudadano.

El 12 de abril de 2016, el gobierno de Juan Orlando Hernández instituyó una Comisión Depuradora de la Policía Nacional conformada por la expresidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Vilma Morales; el pastor evangélico, Alberto Solórzano y el director del Foro Nacional de Convergencia (Fonac), Omar Rivera, que evaluó a más de 19 mil policías y depuró a alrededor de 6,500.

El proceso de depuración fue cuestionado debido a que las actividades delictivas por parte de algunos policías continuaron, además muchos miembros de la Policía Nacional fueron depurados sin justificación y bajo arbitrariedades que han generado demandas contra el Estado.

 Criterio.hn: ¿En caso de una convulsión social cómo va a actuar la Policía?

R.- La situación va a dictar, la situación que se presente la tratamos, no ha habido una convulsión nacional honestamente, hay locales, pero cada situación amerita una forma de intervención, pero una de las máximas es atender el problema, inmediatez, diálogo y uso de gases no lo hemos tenido uno tan siquiera en estos seis meses, unir esfuerzos con la Fiscalía y los jueces para tratar algunos casos.

Por último, tenemos la persecución penal que la podemos iniciar nosotros, pero hasta el momento, gracias a Dios, no ha habido necesidad, es un nuevo tratamiento de cómo solucionamos los conflictos esa es una forma precisa de actuar, la solución alternativa de los conflictos mediante el diálogo, no queremos un etiquetamiento de represión sino de observancia de derechos y dignidad humana.

Durante la entrevista el ministro resaltó que atender el problema de la violencia y criminalidad corresponde a todos los sectores “porque la seguridad es un categórico imperativo que nos corresponde a todos”.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.