Nación.

Ramón Mata el hombre que quiso pagar deuda externa de Honduras

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

Ramon Matta

redaccion@criterio.hn

Ramón Matta Ballesteros fue detenido, sin poner resistencia, el 5 de abril de 1988, cuando ingresaba a su casa, en la colonia Los Ángeles de Comayagüela, después de realizar sus ejercicios de rutina de las mañanas.

Inmediatamente fue llevado en un vuelo especial hacia Estados Unidos. En un principio se creía que había sido llevado al Primer Batallón de Fuerzas Especiales de La Venta, Francisco Morazán. La esposa de Ramón Matta, Nancy de Matta, denunció que su cónyuge había sido secuestrado y no capturado.

El abogado defensor de Matta Ballesteros, Carlos Lorenzana, denunció que su cliente había sido secuestrado y llevado a Estados Unidos. “Las autoridades judiciales han quedado en ridículo a nivel internacional al permitir la entrega de Ramón Matta al gobierno de Estados Unidos”, afirmaba el abogado que me meses después fue ultimado por pistoleros en la entrada de su casa.

“Mi cliente fue víctima de un secuestro por parte de los agentes de la Agencia Antinarcótica de Norteamericana (DEA) con la complicidad de las autoridades militares, policiales y judiciales de nuestro país, se ha violentado la Constitución de la República y ha quedado de manifiesto que los funcionarios del actual gobierno no tienen dignidad”, denunciaba Lorenzana.

La orden de allanamiento a la residencia de Matta Ballesteros, situada en la colonia Los Ángeles, fue emitida por el juez del Juzgado Primero de Letras de lo Criminal, Raúl Suazo Lara, y entregada al juez ejecutor, Andrés Galindo, quien fungía como escribiente de ese tribunal.

Suazo Lara recibió la orden de emitir allanamiento de parte del juez de Tela, Atlántida, Miguel Ángel Izaguirre, sin embargo este negó categóricamente que haya tenido algo que ver en la aprehensión.

La esposa de Matta Ballesteros catalogó de una “payasada prefabricada” la acción realizada por las autoridades al depositar un paquete con droga en el comedor de su vivienda.

“Agentes de narcóticos vestidos de civil colocaron la cocaína que presentaron al juzgado para inculpar a Matta Ballesteros por el delito de tráfico de drogas”, se quejó su esposa.

La nota decía: Juzgado Primero de lo Letras de lo Criminal. Tegucigalpa, D.C, 30 de marzo de 1988, vistas las declaraciones de los testigos que anteceden, decrétese el allanamiento en la casa de habitación de la colonia Los Ángeles, propiedad del señor Juan Ramón Matta López  Juan Ramón Matta Ballesteros o Juan Ramón Matta del Pozo.

Matta gozaba de libertad provisional, después de haber estado preso en la Penitenciaria Central (PC).

Acusado de matar agente de la DEA

Matta Ballesteros estaba acusado por el gobierno de Estados Unidos de haber participado en la muerte del agenta de la DEA, Enrique Camarena Salazar, ocurrida en México, en febrero de 1985 y por ese delito fue detenido en Colombia, de donde se fugó en 1987 de una cárcel de máxima seguridad.

Tras su espectacular fuga de la cárcel de Colombia, Matta Ballesteros se entregó a las autoridades judiciales hondureñas, donde se le seguía el juicio por el asesinato de los esposo Mario y Mary Ferrari, secuestrados en diciembre de 1977 y cuyos cadáveres fueron encontrados en un pozo de malacate en la aldea Cerro Grande de Tegucigalpa.

Matta Ballesteros se presentó voluntariamente al Juzgado Primero de Letras de lo Criminal de Francisco Morazán el 31 de marzo de 1986, donde le dictaron auto de prisión y recobrando su libertad el 28 noviembre del mismo año.

Un fuerte despliegue policial se llevó a cabo el día de la captura.
A partir de esa fecha, se dedicó a hacer grandes inversiones en la  agricultura y ganadería,  en los departamentos de Olancho y El Paraíso, a sus trabajadores los estimulaba con jugosos salarios, además a los habitantes de esa zona los apoyaba con granos básicos, hasta les celebraba los cumpleaños a muchos de ellos.

El Departamento de Estado de Norteamérica informó que el narcotraficante hondureño estaba organizando en Honduras una importante red del Cártel de Medellín, por lo que no descansaban en buscar la forma de cómo encarcelar al hombre que ellos consideraban una amenaza.

El operativo de cateo y captura fue realizado por elementos Cobras, adscritos a la Fuerza de Seguridad Pública (FUSEP), comandada por el coronel Aquiles Riera Lunatti. También participaron miembros del Escuadrón de las “Fuerzas Especiales” de La Venta, quienes trabajaron en conjunto con los policías Cobras.

Después del secuestro de Matta Ballesteros, como fue calificada la acción, el mandatario Azcona Hoyo se reunió de urgencia con el alto mando de las Fuerzas Armadas (FFAA), para tratar el delicado asunto.

En la reunión participaron, el jefe de las FFAA, general de brigada Humberto Regalado Hernández; el comandante de la FUSEP, coronel Leonel Riera Lunatti; de la Fuerza Naval, coronel Leonel Gutiérrez Minera; de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH), coronel Edgardo Mejía y el de Defensa y Seguridad Pública, coronel Wilfredo Sánchez Valladares.

Ofreció pagar la deuda externa de Honduras

El convicto se había radicado en Honduras, después de haberse fugado de una cárcel de máxima seguridad de Colombia, estando en nuestro país, se mencionó que le ofreció al Presidente José Azcona Hoyo pagar la deuda externa de Honduras, y el mandatario se negó a aceptar.(tomado de Pixelmachete)

 

Un comentario en “Ramón Mata el hombre que quiso pagar deuda externa de Honduras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.