Pies de Loto: entre el machismo y la liberación femenina

Por: Martha Ynestroza Membreño

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. Mayo, el mes de las madres, estas mujeres que día a día laboran y buscan el pan de cada día, por lo menos eso hacen muchas mujeres hondureñas que con mucho esfuerzo llevan el sustento a sus hogares siendo casadas o no, madres solteras o ni siquiera son las madres de los niños que cuidan, muchas veces, tías, abuelitas y hasta vecinas, hacen este sacrificio de cuidar y proteger.

De pequeña me gustaba ver catálogos, donde salían mujeres japonesas o chinas con sus lindos vestidos. Con el tiempo me fijé en una ocasión en una fotografía de National Geographic una mujer muy hermosa, con unos pequeños pies, lo cual no era normal y me inquietó al leer el artículo: descubrí que estas mujeres eran ¡vendadas de sus pies! Entonces me di cuenta que había una realidad escabrosa en la historia de estas mujeres. Donde una sociedad sumida por una tradición obsoletamente machista, que trasgrede horriblemente su cuerpo e integridad.

Los Pies de Loto, Eran deformados en un proceso doloroso de vendaje que inicia en la infancia y acaba en la pubertad. Teniendo un símbolo de erotismo, sumisión y castidad en China; el modo de caminar de las mujeres chinas con los pies vendados era considerado tremendamente erótico. En realidad, no era un acto de valoración estética, más bien una garantía que las esposas permanecieran aisladas en sus casas y sólo se comunicaran con sus familias. Esta costumbre se generalizó entre las damas de alto rango social, para pasar a otros ámbitos de la sociedad.

Cualquier joven con los pies pequeños tenía mejores perspectivas de un matrimonio ventajoso, y las prostitutas con pies vendados solían atraer a los clientes más ricos.

Cuenta la leyenda China del siglo X el emperador Li Yu, ordenó a su concubina favorita vendarse los pies con cintas de colores y bailar sobre una plataforma que tenia esculpida una flor de loto. La madre –quien iniciaba este ritual con sus hijas de seis años– que consistía en cuatro etapas y su duración era aproximadamente de tres años. En el siglo XlX, la emperatriz, después de la revolución del Bóxer intento prohibir esta costumbre, pero fue revocada.

En 1912, después de la dinastía QING, el ejecutivo de la republica de China prohibió el vendaje. Y siendo esta prohibición más efectiva a partir de 1949 cuando Mao Tse-tung, proclamó la República Popular China. Qiu Jin, Escritora feminista y precursora de la abolición del vendado de pies en China, fue una oradora elocuente destacando sus discursos por los derechos humanos, en Julio de 1907 fue arrestada y torturada a sus 31 años.

Sólo me resta felicitar a todas las madres hondureñas, desear que sus vidas sean un proyecto de cambio para nuestros hijos e hijas, donde las mujeres seamos visualizadas y respetadas, donde la igualdad de genero, no sea una leyenda en nuestro imaginario, y construyamos una sociedad mas igualitaria, libre de opresiones y marginamientos, regalémonos, integridad y respeto a nosotras mismas.

*Artista hondureña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.