Piden esclarecer los motivos de la muerte de Keyla Martínez y denuncian persecución contra familiares

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

A 25 días de la muerte bajo custodia policial de la estudiante de enfermería Keyla Patricia Martínez, son muchas las interrogantes que continúan sin esclarecerse, entre ellas los motivos de su asesinato.

Por tal motivo, familiares de la universitaria junto a representantes del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), organizaciones sociales y defensoras de derechos humanos nacionales e internacionales comparecieron este jueves para exigir respuestas.

En en conferencia de prensa, dieron lectura a un comunicado en el que señalaron que hasta este día “no hemos visto ninguna acción ejemplarizante de parte del Ministerio Público” que les haga pensar que habrá justicia para Keyla.

Se cumplen 25 días desde que “la Policía Nacional cometió el acto criminal” en contra de la vida de la joven que fue capturada la noche del 7 de febrero en el marco del toque de queda impuesto por las autoridades con motivo de la pandemia.

“Las autoridades correspondientes no dan respuesta” sobre las acciones emprendidas para castigar “a los responsables intelectuales, materiales y cómplices por acción u omisión que pudieron haber evitado este crimen”, señala el pronunciamiento.

En el mismo, exigen también una investigación que les dé a conocer cuáles fueron las motivaciones para la ejecución “de esta joven promesa en su campo profesional y para el pueblo que la vio crecer”.

Es urgente, dice el comunicado, que se aclare por qué la Policía de la Unidad Departamental #10 privó a la joven de su libertad y la acusó de escándalo en la vía pública, cuando un video muestra que era ella quien tranquilizaba al doctor Edgar José Velásquez Orellana, preso de la desesperación ante el sometimiento policial.

Piden también que se revele quiénes estaban en las celdas entre el 6 y 7 febrero y se esclarezca cuánto tiempo estuvo detenido Velásquez, quien conducía el vehículo en el que se transportaba con Keyla cuando fueron detenidos por la policía.

“Precisamos de una investigación total que nos dé a conocer la trama de este crimen, quiénes y por qué lo hicieron, y que sean castigados con todo el peso de la Ley. ¡Ya basta de manipulación!”.

En el comunicado recuerdan también la pretensión de la Policía de hacer creer que la muerte de la estudiante fue producto de un suicidio y no de un homicidio, como han establecido de forma preliminar los resultados de Medicina Forense.

“Exigimos conocer cuáles son las acciones realizadas por el fiscal asignado al caso, qué diligencias ha realizado, qué evidencias tiene y cuáles son las líneas de investigación”.

Piden para el caso la misma diligencia que tuvo el sistema de justicia para imputar cargos y pruebas suficientes criminalizar a cinco estudiantes que reclamaban justicia para Keyla, o para dejar en libertad e impunidad al policía militar señalado por el asesinato del joven Erick Davinson Barrientos Avilés en su lugar de trabajo.

Denunciaron que la investigación, seguimiento y la hostilidad la han direccionado a los familiares de la víctima que hoy enfrentan hostigamiento, persecución, vigilancia permanente e intimidación por parte de fuerzas represoras del Estado que equivalen a escuadrones de la muerte para instalarles el miedo y acallar su reclamo de justicia.

“Ante este panorama que deja más incertidumbre que respuestas en búsqueda de justicia, hacemos un llamado urgente a la comunidad nacional e internacional a que se sume al acompañamiento de la familia de Keyla, ya que la impunidad que impera en Honduras es de enorme preocupación para nosotras”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.