Personificar y manipular títeres, un arte en desarrollo

Por: Redacción CRITERIO
redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. Son peludos, suaves, de diferentes colores, tamaño y proporción. Cautivaron tanto en la televisión (programas, series infantiles o actuaciones como en el cine…). ¿Quién puede olvidar producciones protagonizadas por los títeres más famosos entre ellos, Alf, Plaza Sésamo, Barney, Bear y que en la actualidad siguen maravillando a los niños?

«Honduras es tierra virgen para este arte, y trataremos de explotarlo», señalan miembros del Centro Cultural de España en Tegucigalpa (CCET) que ha apoyado el proyecto de impartir talleres sobre la personificación y manipulación de títeres para televisión, en conjunto con tres jóvenes expertos en el tema.

«Hubo un proceso de preselección el cual lo realizo el CCET; los jóvenes se inscribieron a través de la pagina de la institución, donde uno de los requisitos era enviar su currículum y tener conocimiento en alguna área artística. Posteriormente se eligieron los perfiles que encajaban y la selección la hicimos nosotros, ya que el taller es gratuito y en total hay 12 alumnos”, explica David Molina, productor audiovisual y colaborador.

Los temas se desarrollarán cinco horas al día, durante cuatro días y al final se les entregará un certificado. El taller inició con “Amate”, es un vídeo educativo que trata sobre la salud sexual de las mujeres. Esta producción se realizó con diferentes títeres, que a través de la música promueven mensajes relacionados con el derecho que tienen las féminas de elegir en su vida reproductiva.

Y el cantautor e instructor Yuri Pineda narra: “éramos tres. Había una amiga, ella escribía y cantaba. Nosotros como grupo andábamos en el rollo de las mujeres. En Honduras se había prohibido la píldora anticonceptiva de emergencia y en ese sentido fue contraproducente porque no conseguimos mucho financiamiento para este proyecto, aun así lo hicimos, fue uno de nuestros primeros trabajos».

«Turisteando con paulino», aparece en escena un muñeco muy peculiar, de color verde y la nariz redonda en tono anaranjado como el de la camisa que lleva puesta. Interactúa con dos niños que visten de uniforme y quienes le prestan mucha atención por su singular personalidad. Paulino es un guía turístico y les muestra lugares auténticos de la capital y, al mismo tiempo, los informa sobre la historia.

El maestro y artista plástico, César Pineda, relata su experiencia con los títeres. «Paulino fue el primer títere que elaboré con material de calidad. La razón: fue porque lo hice en República Dominicana donde junto a Yuri recibimos un curso de fabricación de títeres». Recuerda que la Fundación de Muñecos para el Desarrollo en España, convocó un casting y tuvieron la suerte de ser seleccionados. Durante dos meses vivieron en la comunidad de Boca Chica, Santo Domingo, en un complejo de atletas.

«Teníamos todo, vivienda, comida, transporte, y un pequeño bono para comprar cositas”, para ellos, fue una oportunidad del que están viendo el resultado. «Antes de esa experiencia aprendí empíricamente, por medio de tutoriales de YouTube y usó materiales de todo tipo, tienes que probar todos los recursos que sean necesarios”, cuenta. Según César, lo más complejo en la fabricación de un títere es el mecanismo. Se tiene que usar la ingeniería para darle vida a los movimientos de las manos y rostro.

En cuanto a la búsqueda de los materiales; hay algunos que son caros y otros no. Pero se puede usar material reciclable. También se debe tener un diseño específico, pero antes –aconseja– hacer varias pruebas, ya que se corre el riesgo que algo salga mal y sea tiempo perdido. «Lo bonito es el resultado, que quizá sale mejor de lo que esperan”, lo dice con un gesto de emoción.

Cesar y Yuri hacen una demostración de cómo manipulan a los títeres, se debe tener condición física y concentración –enfatizan–, para maniobrar muñecos de gran tamaño, porque sin son pesados cansan mucho. «Me tocó manejar uno así de grande (muestra el monigote que manipula)» expresa Yuri, quien posee la estatura adecuada para esta práctica. Introduce al títere en su brazo y comienza a manipularlo dándole vida.

El mundo del títere es algo agradable y gratificante. Es un proceso de investigación, se pueden hacer varios proyectos audiovisuales, donde se puede instruir a un niño o adulto, enseñar una lección, ilustrarles la profundidad qué puede tener un personaje. El objetivo principal es proyectar que se esta haciendo crecer la cultura de títere en Honduras. Los dos jóvenes ganaron un premio en la categoría Cortos Verdes, del Festival Cor3, donde expusieron un video titulado «Cumbia Basura”, su contenido básicamente es una critica a la cantidad de basura que se genera en el país. Una mala costumbre que se debería de cambiar para vivir en un lugar más limpio y ordenado.

Siga los temas de arte y cultura en Twitter: @criteriohn.

Un comentario en “Personificar y manipular títeres, un arte en desarrollo

  • el marzo 11, 2020 a las 1:30 pm
    Permalink

    Buen día ustedes venden titeres y cuál es el precio y donde están ubicados

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.