Partido Nacional: nido de delincuentes

Por: Oscar Marroquín 

“El sentido moral es de gran importancia. Cuando desaparece de una nación, toda la estructura social va hacia el derrumbe.”

Alexis Carrel

 

Que poco duró aquella farsa de las 16 cartas de libertad otorgadas a Rafael Leonardo Callejas, por la sala de lo penal por los casos de corrupción que se le imputaban, no cabe duda que esto fue una patraña política para dejar en la impunidad a este nacionalista.

No obstante, Callejas decidió continuar en la senda delincuencial, solo que esta vez, enterró sus mugrientas uñas en la Federación Internacional de Futbol Asociado FIFA, pero para desgracia de este ampón la Corte Suprema de Justicia, la Sala de lo Penal, y su entrañable amigo Juan Orlando Hernández esta vez no podrán hacer nada para salvarlo.

Acostumbrado a la impunidad, el facineroso amigo de lo ajeno creyó tener el aval para continuar cometiendo nuevas fechorías sin que la justicia pudiera alcanzarlo, pero para su mala suerte las cosas no fueron así, internacionalmente la policía ya le seguía los pasos, solo era cuestión de tiempo y, ese momento llego aquel 3 de diciembre de 2015, después de esta fecha pasó de “honorable ex presidente” de Honduras a vulgar delincuente.

Sin mostrar vergüenza alguna, Rafael Callejas se declaró culpable ante la jueza norteamericana Pamela Chen de la Corte Federal de Brooklyn de los Estados Unidos; evidenciando con esto ser un delincuente peligroso.

Siendo las cosas así, cabe entonces pensar que el Partido Nacional cuenta en sus filas con peligrosos maleantes que delinquen nacional e internacionalmente, nuestra afirmación parte de una sola razón, si Rafael Callejas se declaró culpable entonces acepta ser un delincuente, lógico es pensar que el Partido Nacional tendría que haberlo expulsado, sin embargo, estos no han movido un solo dedo para sacar de sus filas a este facineroso.

 Pero que se puede esperar de un partido transgresor de todo principio moral; si por moral entendemos que “es una palabra de origen latino, que proviene del término moris (“costumbre”). Se trata de un conjunto de creencias, costumbres, valores y normas de una persona o de un grupo social, que funciona como una guía para obrar. Es decir, la moral orienta acerca de que acciones son correctas (buenas) y cuales son incorrectas (malas)”.

¿Cuáles son las acciones que el Partido Nacional considera malas moralmente hablando como para expulsar a un militante?, quizá ninguna que comprenda la corrupción, el lavado de activos, el narcotráfico y otras tantas formas de delincuencia, es por esa razón que Rafael Callejas continua gozando de respaldo político por parte del Partido Nacional.

Por otra parte, es supremamente necesario traer a cuenta que el caso de Rafael Callejas no es algo que pueda verse como un hecho aislado; cuando apenas la notica del caso FIFAGATE comenzaba a diluirse en la opinión publica hondureña, otra cobraba fuerza en Honduras y el mundo entero, el hijo del ex presidente Porfirio Lobo Sosa curiosamente también nacionalista era capturado por la Administración Federal Antidrogas DEA de los Estados Unidos, acusado de traficar droga al interior de este país.

Al igual que Rafael Callejas, este narcotraficante, también acepto los cargos ante la jueza la jueza Lorna Schofield de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, por tanto, el axioma jurídico “a confesión de parte relevo de prueba” nos facilita señalar a este otro hondureño como un delincuente más que ha colocado a Honduras en una situación vergonzosa.

Afortunadamente, esto no es ninguna inventiva producto de la cabeza de algún político de oposición en contra del actual gobierno, es simplemente la realidad que desnuda por completo al Partido Nacional, ese mismo partido que ahora mismo pretende que su candidato Juan Orlando Hernández continúe por cuatro años más en la presidencia, esta aspiración no es una desfachatez política, es más bien la perversión política en todas sus formas.

Es imposible deslindar al Partido Nacional de estos dos casos aquí señalados, nuestra afirmación tiene como base el hecho de que Honduras ha sido en los últimos años el país por donde ha transitado el 80 por ciento de la droga con destino a EE. UU. Así lo dio a conocer el periódico digital ABC Internacional de España el día 12 de octubre de 2013; no obstante, el Departamento de Estado señaló recientemente que para el año 2016 el porcentaje de droga canalizada por Honduras no había sufrido disminución alguna.

La captura de Fabio Lobo es un elemento clave para sospechar que muchas otras integrantes del Partido Nacional podrían estar o haber estado directamente involucradas con la narco actividad, incluso altos funcionarios del mandato presidencial de Porfirio Lobo Sosa y, porque no decirlo, también del gobierno actual.

Por si todo lo anterior fuera poco para creer que Juan Orlando Hernández no tiene autoridad moral alguna para continuar en el poder, bastaría con recordar que fue precisamente él quien terminó por aceptar la gigantesca corrupción existente dentro de su gobierno, corrupción que, por supuesto ha sido impulsada por funcionarios públicos de confianza y, que obviamente son militantes activos del Partido Nacional.

En resumen, no existe duda alguna que el Partido Nacional se ha convertido en un verdadero nido de criminales que han colocado a Honduras internacionalmente en una situación deshonrosa.

Además, siendo que el Partido Nacional es un nido de delincuentes, lo único que podemos esperar para las próximas elecciones, es que la delincuencia nacionalista esté preparando un nuevo fraude electoral para entronizar la corrupción, impunidad y el narcotráfico.    

11 comentarios en “Partido Nacional: nido de delincuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.