Oswaldo Ramos Soto y su oficio distractor en la pandemia

Gustavo Zelaya Catedrático universitario

Por: Gustavo Zelaya

Hace dos años uno de los genios cachurecos del Congreso Nacional sostuvo que, Oswaldo Ramos Soto, es lo más brillante que ha conocido en su vida, gran jurista, con dominio de la jerga legislativa y tan profundo en la hermenéutica que la humanidad entera le debía respeto. Ese elogio provino de David Chávez Madison, por lo visto de muy limitadas concepciones. Es tan amplio el recorrido del glorificado sujeto que aquí apenas puede hacerse una síntesis:

-Honduprensa C-Libre, 2 agosto, 2016: El diputado…Ramos Soto, interpuso… querella contra Armando Villanueva. Esto fue divulgado por El Heraldo y La Tribuna. El apoderado legal del querellante es Nicolás García Sorto, exmagistrado y exapoderado legal del expresidente, Rafael Callejas. Se trataba de la supuesta participación de Ramos Soto en la falsificación de documentos. Villanueva indicó que su intención fue describir la época que se vivió en la UNAH en los ochenta, tal como lo indican informes del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos. Al respecto, el 3 de mayo de 2015, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llamó a los Estados a abstenerse de usar el derecho penal para silenciar las voces críticas”. Ramos Soto demostró que “crustáceo decápodo que pierde su estado de vigilia, es arrastrado por el ímpetu marino (camarón que se duerme, se lo lleva la corriente)”. Tomado de Radiohouse, 6 de sept., 2016.

-La Prensa, 6 de agosto, 2015: En el gobierno de Ramón Ernesto Cruz fue secretario de audiencias en casa presidencial, dice Oswaldo: “yo tenía 23 años y recuerdo que ponía mi oído en las paredes y me ponía a pensar cuántos secretos guardan las paredes de Casa Presidencial…” Es probable que perfeccionaba su habilidad de oidor de las audiencias de los confines; virtud desarrollada por sus correligionarios del FONAC, en eso que llaman veeduría social. Fue candidato a la presidencia en 1993 y contra el conspiraron “la gente del presidente que gobernaba en ese momento”, era Rafael Callejas, procesado por corrupción en USA y recién fallecido; decía el brillante constitucionalista: “acuérdese que por mantener mis principios como abogado, hombre de justicia y no doblegarme también a ciertas situaciones me sacaron de la Corte Suprema de Justicia…(fueron) gente de mi mismo partido…pero no vale la pena remover el detrito porque causa miasmas y yo soy hombre de partido”; fue presidente de la corte de 1990 a 1992.

-Blog Mi VOZ MI PALABRA, 17 de marzo de 2012: “En los meses de abril y mayo de 1982 Oswaldo Ramos Soto y Julio César Valladares Salinas…expresidente de la FEUH, realizaron denuncias en el sentido de que la UNAH se había convertido en santuario de comunistas, en campo de entrenamiento de guerrilleros y en gran depósito de armas para suplir a la guerrilla salvadoreña y hondureña. Gustavo Álvares Martínez…dio amplio crédito a las denuncias…con lo que se autoriza el procedimiento criminal contra la juventud estudiantil hondureña… el plan macabro para apoderarse de la UNAH que en su primera etapa consistió en organizar una escuadra de denuncia dentro de las fila del Frente Unido Universitario Democrático (FUUD); formación de un escuadrón de secuestro con elementos del G-2 y la Dirección Nacional de Investigaciones (DNI); y formación de un cuerpo de eliminación física formado por exguardias somocistas. Esta estructura de muerte estaba matriculada como estudiantes universitarios y pagados por el secretario de APROH, Oswaldo Ramos Soto”.  Así, puso en acción el dicho de que “la ausencia absoluta de percepción visual torna insensible al órgano cardiaco (ojos que no ven corazón que no siente)”; Radiohouse.

Respecto a la reelección presidencial, otra simulación, fue categórico:

– LA TRIBUNA, 10 de diciembre de 2014: El diputado Ramos Soto, argumentó que con la petición de despenalizar a quien proponga la reelección presidencial solo es de la libertad de expresión y de pensamiento, porque la prohibición para que quien haya ejercido la Presidencia y de nueva cuenta quiera buscarla, sigue íntegro. “El párrafo 2 del Artículo 239 de la Constitución de la República -indicó- es algo que recuerda la inquisición, donde nadie puede hablar del tema que establece el artículo”. “Pero sin embargo con este proceso que se ha presentado en la Corte Suprema de Justicia (CSJ), se está dejando íntegro el principio que el ciudadano que haya desempeñado la Presidencia no puede volver a ser candidato a presidente o Designado Presidencial”.  Estimó que el tema de la reelección presidencial es un anatema al cual ya le llegó la hora de analizarlo. “Cuando me han preguntado si estoy de acuerdo con la reelección -detalló- no contesto, pero cuando me interrogan que si se aprueba la reelección la apoyaría, yo digo que sí, porque me están diciendo si se aprueba… porque el artículo 374 de la Constitución tipifica que todos aquellos que promuevan la reelección quedan inhabilitados por diez años”.

LA TRIBUNA, 21 de enero de 2015: “Ramos Soto, manifestó… que es inaudito creer que Juan Orlando Hernández, se quiera mantener en el poder utilizando a la Policía Militar del Orden Público (PMOP)… cierta parte de las discrepancias son con los partidos que nunca estuvieron de acuerdo con la implementación de la PMOP por razones ideológicas…otros se oponen argumentando que “al darle jerarquía constitucional, el presidente quiere mantenerse en el poder” …dijo que “es inaudito porque la Constitución prohíbe la reelección”. En consecuencia, nadie de sus cercanos amigos, ni los que acuden a casinos, bares, prostíbulos, salas de masajes y similares, puede dudar de su impoluta, ínclita y perínclita entereza jurídica.

Tan sólida oposición a la reelección provocó discrepancias con otros cachos, es decir, otro fingimiento:

–LA TRIBUNA, 21 de marzo de 2016: Luego de las elecciones internas, Orlando Ponce Morazán declaró: “yo tuve que haber inhabilitado a Oswaldo Ramos Soto, beneficiaron políticamente a Oswaldo para que se quedara en el Congreso, llegué a una instancia en el Tribunal Supremo Electoral, la instancia de la Corte Suprema no la utilice, si fuera así él no hubiera sido juramentado… Me di cuenta que, me robaron la diputación en el Tribunal Supremo Electoral para beneficiar a Oswaldo Ramos Soto”

—EL LIBERTADOR,10 de sept. 2015, dijo Ramos Soto: “Fui presidente de la Corte Suprema de Justicia y no andaba guardaespaldas; fui rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y nunca tuve guardaespaldas. Yo conducía mi carro”. Este fue el reclamo que hizo luego que guardaespaldas le impidieran acceder a dialogar con su correligionario Mauricio Oliva. “Alguna gente no pisa tierra y me quejo por esta indignación”; por la falta de solidaridad de la bancada oficialista. “Vine de una reunión de la OEA y le dije a (la vicepresidenta) Gladis Aurora (López) que si me podía ayudar a movilizarme porque en el carro que me transporto no llegó…me tuve que ir en taxi y me tardé una hora”, mientras recibía respaldo de las bancadas opositoras. Rememoró el diputado que es “hombre de pueblo”. “Nací en La Ceiba y fui a la escuela pública”.  De inmediato, fue ovacionado por los parlamentarios”.   

El distractor en turno es muy tecnológico, utiliza redes sociales que inunda con profundos tuiter, ni siquiera Donald Trump lo supera, por ejemplo: @oswaldoRamosSot Constructor de Honduras, Arraigando esperanza y Educación, incoar el camino de la vida es mi coherente satisfacción.

‏@oswaldoRamosSot Originando por este medio, la eclosión de la tecnología, saludos compatriota.

@oswaldoRamosSot procediendo a engullir un nutritivo filete o cenefa de Pescado.

El tipo en mención es precursor del Gobierno Digital de CC-4 y eso muestra su avanzado espíritu legislador, de modo que nadie deja de lado sus aportes jurídicos, tecnológicos y gramaticales. Tanto patriotismo puede verse en dos mociones elaboradas para el progreso de todo el pueblo: el 20 de diciembre, 2013 se aprobó la Ley de Ordenamiento de las Finanzas Públicas, Control de las Exoneraciones y Medidas Antievasión.  Esto incrementó el impuesto sobre ventas de 12 al 15 por ciento, aumentó la factura de combustibles, telefonía celular, televisión por cable e internet; favoreció una de sus aficiones preferidas al reducir de 25 a 5% el canon por cada máquina tragamonedas en casas de juegos de azar en todo el país y el impuesto a las bebidas alcohólicas.

Uno de sus puntos más elevados lo obtiene cuando su cómplice, perdón, correligionario, David Chávez Madison mociona para que se le nombre diputado vitalicio con la respectiva pensión de por vida, ya que según Radiohouse: “cavidad gástrica satisfecha, víscera cardiaca eufórica (barriga llena, corazón contento; más vale plumifero volador, que segunda potencia de diez pululando (más vale pájaro en mano, que ciento volando)”. Además, la jurisprudencia entraría en crisis sin la presencia de Ramos Soto. Antes se promocionaba como “campesino mejorado” y ahora arremete contra la autonomía universitaria en otro afán para desviar la atención sobre los escandalosos actos de corrupción de su gobierno en la crisis de la pandemia. Conste, no es cualquier distractor, es representante de la pandilla en el poder.

Seguro que lo anterior no muestra algo nuevo en sujetos como Ramos Soto que cierta vez comparó los estudiantes universitarios con víboras venenosas que había que liquidar desde su nacimiento. Es del tipo de individuos que conciben la política como un mecanismo útil que conduce a finalidades como el dominio sobre personas, el control de las instituciones públicas para adecuarlas a sus intereses particulares. Así actúa la tradición política al estilo del Cabro Negro, alias carlos flores facusse y otros como CC-4, el presidente del congreso nacional o el exalcalde del Distrito Central. Fundamentalmente idénticos.

Los representantes de esa tradición sólo pueden vincularse con guardaespaldas, empleados y seguidores como objetos para ser controlados a su antojo.  Conciben la política como una técnica que ayuda a obtener privilegios y valoran a personas conforme a su riqueza material. Así, entre más se tiene más importante es el individuo. Por tal motivo, no es extraño que consideren al Estado como un aparato que genera beneficios. Su capacidad de involucrarse en cualquier tipo de negocios turbios, medio turbios, etc., les confiere tanta experiencia que intentar debatir con ellos puede ser peligroso ya que provoca distracciones; tal y como vemos con eso de la autonomía universitaria. Parece que siempre ponen las reglas y no se les puede tildar de desleales o traidores al país ni a la academia: ese es su modo de ser

En una de sus obras principales, en “La Política, Aristóteles consideraba que los ciudadanos que tienen “una fortuna y un mérito ordinarios. Es peligroso confiarles las magistraturas importantes; por falta de equidad y de luces, serán injustos en unos casos y se engañarán en otros”. Los políticos hondureños formados en la tradición conservadora y sus vertientes liberal y nacionalista, son de esa especie, muy seguros de sí mismos y hábiles en sus técnicas de la manipulación, creen anticipar el futuro, leer la mano, no tocar el suelo con los pies, simular y suponer que grandes sectores del pueblo están de su lado porque son garantes de la salud, la educación y la justicia sin necesidad de apoyarse en las turbas ni en ideologías “foráneas”. Y van a profundizar la distracción con tal de ocultar el atraso general, el saqueo de las instituciones, la criminalidad, la injusticia y la miseria que hace posible la riqueza de grupos oligárquicos.

Aunque algunos representantes de la oposición afirmen que existimos en un Estado fallido, para los grupos del poder este es un sólido sistema social ya que el régimen garantiza normas para empresarios, organizaciones gremiales debilitadas y un desarrollo humano desmoralizador que abate personas sin importar diferencias de género. La capacidad del poder político es tan eficaz hasta garantizar que en Honduras sólo exista espacio para la militarización social, la concesión de todo, el asesinato de personas, la compra de conciencias para asegurar más control y mayor impunidad como ley positiva en sus acciones.

Es seguro que la realidad nacional enseña que es necesario educar y organizar para transformar el orden vigente y construir otras condiciones de vida con equidad y combate a la impunidad; esa misma realidad muestra que tal posibilidad no depende de figuras mesiánicas que creen que los ideales de justicia es propuesta exclusiva de algún grupo político que considera que pueda negociar con los gobernantes actuales o con potencias extranjeras. La necesidad de edificar una sociedad más justa será efectiva con propuestas fundamentadas en la concepción de la justicia de las mujeres, de los grupos que defienden territorios, de las personas y organizaciones que defienden la educación laica, de la posible articulación de la población desempleada, de las comunidades rurales y urbanas víctimas del trabajo precarizado; es probable, entonces, que con esos grupos y otras organizaciones se puedan superar las prácticas patriarcales, el caudillismo, la desigual distribución de la riqueza social y cualquier otra forma de violencia generada por las relaciones sociales que ponen su interés en las cosas y no en las personas.

5 comentarios en “Oswaldo Ramos Soto y su oficio distractor en la pandemia

  • el junio 14, 2020 a las 6:09 pm
    Permalink

    Excelente descripción del, considerado por muchos, uno de los hombres más inteligentes, el Abogado Oswaldo Ramos Soto. Sólo que sus admiradores suelen reducir la inteligencia a la capacidad de memorizar ciertos conocimientos y manipularlos de manera conveniente. La inteligencia no es propia de seres indignos y egoístas.
    Felicidades, Criterio. hn

    Respuesta
    • el junio 16, 2020 a las 9:03 am
      Permalink

      Magnífico artículo, es una acertada descripción de una banda de criminales sin moral, ni pudor para robarse el dinero del pueblo, en está crisis sanitaria se les debería de llamar «CORONAVIVOS».
      Ya que se aprovechan de ella para obtener ganancias, sin importar el dolor ajeno.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.