Maquinaria nacionalistas frena interpelación del Consejo de la Judicatura

Por: Redacción: CRITERIO

redaccion@criterio.hn

sesion congreso

El oficialismo a través del Partido Nacional y de un sector del  Partido Liberal, representado en el Congreso Nacional, impidió este miércoles que ese poder del Estado interpele a los miembros del Consejo de la Judicatura y la Carrera Judicial, contra quienes pesan fuertes denuncias de corrupción en la aplicación de la justicia.

La interpelación fue  planteada mediante mociones de orden presentadas por separado por los parlamentarios del Partido Libertad y Refundación (Libre), Beatriz Valle,  Jari Dixón y Rasel Tomé, pero estas fueron desestimadas, las dos primeras por considerar que estaban fuera de lugar porque en el momento que se presentaron se estaba en lectura de dictámenes; la tercera se sometió a votación logrando 36 votos a favor contra 42 de la bancada nacionalista y algunos votos liberales.

Al ver el rechazo a sus mociones, los diputados de Libre procedieron a protestar mediante una silbatina, que ocasionó el malestar de la junta directiva del parlamento, que este día estuvo encabezada por el vicepresidente, el nacionalista, Antonio Rivera, que sustituyó al presidente del Poder Legislativo, Mauricio Oliva.

Las mociones orientadas a las interpelación contra los miembros del Consejo de la Judicatura, se fundamentaron en la reciente denuncia que presentara el juez del Tribunal de Sentencia de Francisco Morazán José Dimas Agüero Echenique contra el vicepresidente de ese organismo, Teodoro Bonilla, quien supuestamente atendiendo órdenes del presidente Juan Hernández, lo presionó para que perjudicara al  periodista David Romero en el juicio que se le sigue por los supuestos delitos de difamación e injurias, contra Sonia Gálvez, esposa del fiscal general adjunto, Rigoberto Cuéllar.

Asimismo en la carta enviada el pasado 18 de junio  por nueve magistrados de la Corte Suprema de Justicia, al presidente de ese poder del Estado y también presidente del Consejo de la Judicatura, Jorge Rivera Avilés, mediante la cual exponen las injerencias de Teodoro Bonilla, sobre las resoluciones que se adoptan en los juzgados y tribunales hondureños.

La moción de los parlamentarios de Libre, fue avalada por la diputada del Partido Innovación y Unidad -Social Demócrata (PINU-SD), Doris Gutiérrez, quien señaló que ese instituto político reprocha la actuación de los miembros del Consejo de la Judicatura por atentar contra la aplicación correcta de la justicia.

Pese a los fuertes argumentos, los diputados nacionalistas, arguyeron que la denuncia del juez Agüero Echenique contra Teodoro Bonilla, tiene que ser sustentada con pruebas y seguir los canales correspondientes, en este caso presentarse en el Ministerio Público.

“Los abogados decimos que a confesión de partes, relevo de pruebas, sí él tiene alguna grabación de algo, pues que la presente y de ahí se pueden tomar decisiones”, apuntó el diputado nacionalista, David Chávez,  que a la vez recomendó a Agüero Echenique a que acuda al Ministerio Público.

Por su parte el también parlamentario nacionalista  y expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Oswaldo Ramos Soto dijo “que los poderes son independientes y no deben recibir influencias de nadie”, por lo que a su juicio el caso tiene que ventilarse seriamente a través de los órganos y las instancias correspondientes”.

Por otra parte, acusó a los diputados de Libre de dar consejos y quedarse con ellos porque el día en que se derribaron los portones y las puertas y se irrumpió el juicio contra el periodista David Romero, ellos estaban presente, pese a que el caso es de índole privado, con lo que, según él,  se violenta la independencia del Poder Judicial porque los parlamentarios son miembros del Poder Legislativo.

Así de resguardado ha permanecido el Congreso Nacional, en las últimas horas.
Así de resguardado ha permanecido el Congreso Nacional, en las últimas horas.

La sesión de este miércoles en el Congreso duró apenas hora y 20 minutos, ya que empezó a las 11:00 de la mañana y concluyó a la 12:20 del mediodía. La sesión comenzó con dos horas de retraso porque la convocatoria se giró para las 9:00 de la mañana.

Normalmente las sesiones en el Legislativo se desarrollan en horas de la tarde, pero en esta oportunidad  y sin ninguna justificación, se trasladó  para la mañana y así evitar  coincidir con una protesta anunciada para las 5:00 de la tarde por parte de un sector, que exige la interpelación de los miembros del Consejo de la Judicatura.

Las sesiones  se  retomarán  el próximo lunes, sin fijarse la aún la hora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.