Compartir

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

Aquí están solucionando cosas y se están planteando cambios importantes y siempre los cambios tendrán por contrarios a quién se beneficiaba de lo cambiado y se alarma con lo importante.

Se derogó recién ayer el nefando decreto 100-2021 con que el año pasado el régimen de JOH pretendió consolidar la mancha brava cachureca en Proheco. Y para respetar a los maestros honestos, se aprobó la moción para someter a concurso las plazas de los maestros, en Proheco también, tal y como exige el Estatuto del Docente, que es ley constitucional en Honduras. Con el extraordinario voto disidente del valiente diputado Rolando Barahona del PN…quien enfrentó el acoso y la presión de la manada … las fieras de su bancada. que lo abuchearon, le gritaron vendido, le silbaron, golpearon alrededor de su curul.

Mis respetos Señor diputado. Lo han convertido en líder de la débil esperanza de reconstruir ese Partido, a partir de cero, fundamentando el edificio nuevo en el entierro de la corrupción como modus vivendi, que no fue característica de Manuel Bonilla (muchos defectos tuvieron y aceptó el inmundo apoyo del bananero, pero no robó), ni para el caso del Dr. M. Paz Barahona, de Tiburcio Carias y Juan Manuel Gálvez, que tampoco robaron y, de repente, si se puede. Suerte.

Otro buen diputado (representante del pueblo LIBRE) anuncia una iniciativa para permitir que los homosexuales, que son 10% de la población, puedan contratarse –acaso no son ciudadanos- para acompañarse entre ellos. Y los pastores fundamentalistas, dizque seguidores del santo que predicó la ley suprema del amor, pero prefieren declamar el testamento superado, saltan a declarar con odio que eso ofende a Dios. Que no se meta con Dios, advierte G. Irías a la presidenta, tomando el nombre de la deidad en vano para confrontar al estado laico, y ¿con que titulo? estancar el derecho de libre contratación civil. Y llamándolos amorales, aunque la ciencia médica -hace décadas- determinó que para cada predilección sexual hay complejas razones genéticas y hormonales, que es dañino manipular, y hace medio siglo la psiquiatría pidió disculpas y descartó los perfiles y protocolos psiquiátricos para los LGTBI. Citados por el pastor Mario Fumero, que dice que no hay preferencias, si no ¡solo desviados y enfermos mentales! (¿A quien -lógico- habrá que enderezar o curar?) que Dios no hizo lesbiana, gay, ni transexual! Si no, supongo ¿Cómo explica el diputado del blúmer Jorge Zelaya, ¡hizo a la mujer y, de la costilla de la mujer, hizo al hombre? Solo desinformación, desatención, ¡estupidez pura!

La Presidencia envía al Congreso una iniciativa para salvar a la ENEE a punto de una quiebra. Un proyecto de Ley para iniciar la reforma del sector eléctrico, declarando que ese servicio es un derecho social e incontinenti, la nueva Embajadora exhibe sus preocupaciones por el pobre capital estadounidense que ya no tendrá ocasión de redimirnos, invirtiendo… brincan los intereses creados dentro y fuera del país, porque se está (si pues) deteniendo el proyecto privatizador que exige el BCIE, según el cual esa es la dirección correcta de la historia  y que, como represalia, retira los fondos ofrecidos. Y los generadores denuncian que se los quiere expropiar injustamente… y que no hace falta revisar ley, ni el marco regulatorio, ni mucho menos adecuar los contratos a parámetros regionales, si no para evitar corrupción, se debe privatizar más, todo y controlar las pérdidas. ¡Como si no fuera por robos privados que hay la pérdida mayor! ¡Y la corrupción legalizada en contrato leonino no fuera lo primero que hay que arreglar, y en forma retroactiva, ya que ha puesto a la antaño próspera empresa pública de rodillas y al pueblo a parir chayote para encender la luz. ¡Fuera robo, garrobo!

Junto a México, que se apoya en una centenaria Doctrina Estrada, El Estado de Honduras protesta que, a una Cumbre de mandatarios de las Américas tiene que invitar a todos los mandatarios, que representan a todos los pueblos del hemisferio, no sólo a los que simpatizan con EUA, que simpatiza con ellos. Y saltan al frente los obsequiosos chillones, eternos paniaguados sumisos de la tribu, a profetizar que ¿nos van a poner sanciones? Va a colapsar el comercio exterior.

Los gringos ya no van a venir a Roatán, no van a comprar el litio, el oro y la plata, ni consumirán los guineos que exporta La Chiquita, los productos de las maquilas de capital estadounidense, ni el mejor café del mundo importado a EU por la Royal Coffee, Olam International, Atlantic Global Forwarding, Interamerican Coffee, y van a mandar de regreso, a los remeseros, que ya se les volvieron indispensables. Como si el problema no es más bien tener un poquito de dignidad frente a la potencia hegemónica, que usa un doble rasero para condonar los crímenes de sus amigos y los de sus propias armas y, por otro lado, condenar la moral del foráneo que disiente. Desde siempre y hasta hace minutos del año pasado, apoyan las peores dictaduras que violaron todos los derechos, pero pretenden enjuiciar, desde un plano moral superior, transgredir y socavar la autodeterminación que predican, si es del otro.

Se anuncia que, frente al déficit y el descrédito financiero del Estado, que ya no puede colocar más bonos, para invertir en los programas de generación de empleo y atender a las necesidades urgentes de la segunda población más pobre del continente, se tendrá que legislar para recurrir a mil de los $8500 millones de dólares de las reservas, que logró acopiar la economía, por el aporte especialmente de los pobres emigrados,  la mitad de los cuales, $4200 millones ¡están hoy depositados en la Reserva del Tesoro de EUA! Y ¡de inmediato! se sulfuran la estéril burocracia dorada, el empresariado que, en vez de invertir, ha estado sacando su dinero del país, la reacción organizada políticamente en el Partido Nacional, acusando al gobierno de derrochar los ahorros para aliviar el vacío en que dejó las arcas.

Sus voceros como Esdras A. López (corazoncito de JOH, le dicen) acusan otro ¡nuevo carretillazo! Y los llamados expertos advierten los graves riesgos de enfrentar la crisis con las reservas. Porque, ¿son para otra cosa?   ¿Acaso el propósito de ahorrar no es disponer, cuando sea preciso, de un colchón con que amortiguar un golpe imprevisto, o de recursos para la inversión pública en una política contracíclica que ahora urge, frente al peligro de recesión? O dicho con las más bellas palabras del dicho que cita mi amiga Laura, ¿acaso no son los bienes (o sirven) para remediar los males?

El Carmen, 19 de mayo de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.