Actualidad|Noticias Destacadas

La calificación B1 de en dos palabras siguen siendo «bonos basura”: Fosdeh

Nacionalistas generan clientelismo político

Compartir

Tegucigalpa. – La agencia internacional de calificación de riesgos, Moody’s Investors Service (Moody’s) confirmó ayer, que Honduras mantiene por quinto año consecutivo su calificación crediticia en B1 con perspectiva estable.

El actual gobierno señaló que el análisis crediticio es fundamentado por cuatro factores: fortaleza económica, fortaleza institucional y gobernanza, fortaleza fiscal y susceptibilidad a eventos de riesgo.

El actual gobierno de Honduras celebró la calificación por posicionarlos mejor que otros países de Centroamérica.   

“Honduras se encuentra dentro de las tres mejores calificaciones de Centroamérica con Moody’s, después de Guatemala y República Dominica. Superando a Costa Rica (B2), El Salvador (B3) y Nicaragua (B3)”, informó Casa Presidencial mediante un comunicado.

El economista del Foro Social de deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), Obed García, manifestó este jueves que, a pesar de lo que se ha dicho desde la institucionalidad pública, la calificación B1 se traduce en “bonos basura” porque tienen cierto nivel de especulación y son pocos recomendables para los inversionistas en el mercado bursátil internacional.

“La calificación B1 en dos palabras siguen siendo bonos basura, es decir la especulación de estos sigue siendo alta y en el mercado financiero internacional, siguen siendo bonos que no son muy atractivos para los inversionistas”, señaló García.

Noticia relacionada:EE.UU. multa a Moody’s por falta de rigor en las calificaciones

El economista señala que presumir de esta calificación como una mejora de las condiciones de país, no son del todo cierto, ya que esa calificación es muy limitada al mercado bursátil y no necesariamente se traduce como una mejora de las condiciones económicas y bienestar de la población en el país.

Eso depende de otras variables como la eficiencia y transparencia del gasto público; y la orientación que se les da a esto, sobre todo para promover el bienestar social a través de gastos importantes en salud, educación, vivienda y otros elementos que se han quedado a deber en los últimos 10 años, señaló García.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.