Actualidad|Noticias Destacadas

Inicia segunda etapa para que generadores de energía en Honduras rebajen precios lesivos en contratos

generadores de energía en Honduras rebajen precios lesivos en contratos

Compartir

 

Tegucigalpa.- La reforma energética que emprende el gobierno de Honduras se conserva y apuesta por recuperar la resquebrada Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) a través de la renegociación de contratos con generadores de energía que, en su primera etapa de negociación, proponen una pírrica disminución al tiempo que demandan más beneficios.

El ministro de la Secretaría de Energía y gerente interino de la ENEE, Erick Tejada, anunció que comenzó la segunda fase en renegociación de contratos con generadores de energía solar, eólica y térmica, entre otros, que contempla la ambiciosa Ley Especial para Garantizar la Energía Eléctrica como un Bien Público de Seguridad Nacional y un Derecho Humano, aprobado bajo Decreto Legislativo 46-2022.

“Estamos abiertos al diálogo, se convocará individualmente a los generadores por contrato para continuar una segunda etapa de renegociaciones, las propuestas recibidas en la primera etapa no fueron satisfactorias, el ahorro no es significativo. La ENEE está en un ciclo vicioso que tiene que ver con los altos costos de generación que no permite su flujo de caja hacer frente a los altos costos de generación y esto, mes a mes, genera un déficit que se ha ido acumulando”, expresó Tejada.

Erick Tejada, ministro de la Secretaría de Energía

Noticia relacionada Situación de ENEE supera L 75,600 millones en deuda

Con la reforma energética se estableció, en su artículo 15, un plazo de 60 días, que venció el 15 de julio, para que los generadores de energía en Honduras lograran renegociar contratos con el Estado y disminuir el precio por kWh que ronda los 15.65 centavos de dólar.

En la primera etapa, la propuesta de la ENEE era rebajar el precio promedio actual a 11 centavos de dólar el kWh, sin embargo, las empresas solares ofertaron una disminución a 13.82 centavos y adicionalmente solicitan se amplie la vigencia de los contratos y que se otorgue cinco años más de exoneraciones de impuestos, por lo que no se logra ningún beneficio.

Por otra parte, se conoció que tres empresas eólicas propusieron bajar en 14.4 centavos de dólar el kWh, equivalente apenas a una reducción de 282 millones también pidiendo una ampliación de contratos de 5 a 10 años y exoneración de impuestos de cinco años.

“El Estado no puede pagar los costos de generación que actualmente se está pagando, si logramos la renegociación va a ser uno de los pasos importantes para poder rescatar a la ENEE. Es importante para el recate de la ENEE romper con ese círculo vicioso. Llamamos a los generadores a la sensatez, madurez y una negociación que permita un ahorro significativo para la ENEE y el pueblo hondureño”, instó Tejada.

Tejada añadió que se deben encontrar alternativas que den viabilidad financiera a la estatal eléctrica, de lo contrario, “no podemos rescatarla”.

Durante la segunda etapa, la ley contempla, según el artículo 17, una nueva ronda de negociaciones que permitan consensuar una rebaja a los precios por kWh por parte de los generadores al mismo tiempo que se debe efectuar, en un plazo de 60 días, una auditoría a los estados financieros de las empresas generadoras por parte de la Comisión Nacional de Auditoría integrada por un delegado de la Secretaría de Finanzas al igual que un delegado de la Secretaría de Desarrollo Económico, la Secretaría de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción, el Servicio de Administración de Rentas (SAR), Aduanas y la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS).

Noticia relacionada Energía se convierte en derecho humano con aprobación de ambiciosa ley en Honduras

Los resultados de la auditoría deberán ser analizados y abordados por la ENEE que deberá integrar una propuesta final y en caso que los generadores de energía no acepten ninguna oferta se dará inicio a la nacionalización de las empresas, es decir, se comprarán a precios justos y pasarán a ser administradas por el Estado.

Es importante señalar que la deuda de la estatal a generadores en muchas ocasiones se ha tenido que pagar con bonos soberanos entre los cinco mil a diez mil millones de lempiras; Entre el 65 a 80% del flujo de caja de la ENEE se van en pago a estos generadores.

De 2010 a 2021, bajo el régimen que instauró el exgobernante Juan Orlando Hernández, extraditado a Estados Unidos por delitos de narcotráfico, se aprobaron unos 192 contratos de generación de energía con aproximadamente 4,000 megavatios de generación, sin embargo, en la actualidad la ENEE indica que solo 75 contratos se encuentran en operaciones y representan 2,000 megavatios en capacidad instalada.

El 75% de la energía que se consume en Honduras es producida por el sector privado y apenas un 25% del sector público.

Las renegociaciones con generadores de energía se centran en 36 contratos onerosos, de los cuales, 28 son los más lesivos al Estado incluso con precios por encima de la región centroamericana y algunos países de Europa; de estos, 18 son contratos solares, 7 térmicos y 3 eólicos, siendo 12 aprobados en la denominada hemorragia legislativa el 20 de enero de 2014, otorgados al margen de la ley, siete días antes que concluyera la administración de Hernández al frente del Congreso.

Con las propuestas de los generadores el ahorro constituye apenas 1,100 millones de lempiras mientras la apuesta del gobierno es superar un ahorro de 3,300.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.