Certeza|Nación|Noticias Destacadas

Honduras enfrenta un colapso planificado en el sistema sanitario

Honduras Covid-19

Compartir

Covid-19 Honduras
En estas carpas, llamadas triajes, están siendo atendidos los hondureños por la falta de una infraestructura sanitarias necesaria y adecuada. Aquí hay carencia de oxigeno, equipo de ventilación mecánica y de medicamentos.

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – Honduras atraviesa una situación crítica con el actual colapso en los diferentes centros sanitarios del país, lo que para algunos sectores es una premeditación del gobierno para privatizar la vacuna contra la Covid-19

Abril inició con terribles noticias para los hondureños. Un ascenso de casos sin precedentes desde que inició la pandemia en marzo de 2020, sin un proceso de inmunización en marcha y, por si fuera poco, los cierres de los centros de atención a pacientes, conocidos como triajes, ante la falta de pagos al personal.

El equipo de Criterio.hn visitó e indagó en los diferentes centros de asistencia médica, para conocer la situación que enfrentan los pacientes que buscan atención en los diferentes hospitales y triajes ante la nueva ola de casos, que se han registrado en las últimas semanas.

Gabriela Godoy y su hija, llegaron muy temprano el miércoles al triaje del Centro Cívico Gubernamental, ubicado el céntrico bulevar Juan Pablo II de Tegucigalpa, Francisco Morazán. Comentó que ella ya se había hecho el hisopado y que esperaba a su hija que de la misma forma se hacia la prueba para determinar si tiene Covid-19. El motivo de realizarse la prueba es porque a ambas les ha dado fiebre y dolores de cabeza.

Contó también que el 3 de noviembre de 2020 se hizo la prueba y salió positiva, pero se recuperó rápidamente. Pero en esta ocasión tiene más de ocho días con fiebre y malestar en el cuerpo, pero sin gripe.

Gabriela sigue esperando que el gobierno la dote de la vacuna, aunque cree que Honduras será el último país en recibirla. Sin embargo, a pesar de su negativismo frente a la gestión gubernamental pide a las autoridades sanitarias que gestionen de manera rápida la compra de vacunas, porque la enfermedad está muy avanzada y no pueden ocultar la verdad.

Covid-19 Honduras
Eran las 10:00 de la mañana y Gabriela Godoy seguía esperando que su hija  fuera atendida en el triaje del Centro Cívico Gubernamental.

Después de las elecciones primarias del 14 de marzo y luego del feriado de Semana Santa, los hondureños han rebasado la capacidad de los hospitales y triajes en busca de ser atendidos por presentar síntomas del mortal virus.

El aumento en las cifras de los nuevos casos y decesos fueron alertados por la Unidad de Vigilancia de Salud, en la semana epidemiológica 11, previo al asueto de verano. Sin embargo, desde ese entonces los boletines epidemiológicos de la publicación semanal no han sido actualizados en el sitio web de la Secretaría de Salud. Estando ausentes los boletines de las semanas epidemiológicas número 12, 13 y 14.

Hasta este jueves 15 de abril el gobierno hondureño, a través del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), reportaba 198,214 casos de coronavirus y 4,905 muertes.

Para el presidente del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), en San Pedro Sula, Carlos Umaña, el aumento de pacientes de Covid-19 se debe a tres factores: las elecciones internas, la entrega de tarjetas de identidades y el feriado de la Semana Santa.

Honduras Covid-19
Con estas largas filas de pacientes lucen las clínicas del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en Tegucigalpa.

LA INCONTENIBLE AVALANCHA

La historia de Gabriela es la misma que atraviesan miles de hondureños en los 18 departamentos del país, pero con mayor evidencia en las ciudades donde están los hospitales. En las zonas rurales la atención sanitaria es casi nula, por lo tanto, los pacientes no tienen acceso ni tan siquiera a una prueba de hisopado para detectar el virus con mayor fiabilidad.

En las últimas horas decenas de pacientes que asisten a diario al Instituto Nacional Cardiopulmonar, más conocido como El Tórax se han quejado porque no han sido atendidos en sus citas, consulta externa y hasta en la emergencia.

Manuel Enrique Sánchez de 34 años, contó que su mamá fue ingresada desde el pasado martes en el El Toráx y que desde ese día no sabe sobre las condiciones en que se encuentra porque no le proporcionan información.

Covid-19 Honduras
Manuel Enrique Sánchez esperando una repuesta de cómo sigue la situación de su mamá.

Lo único que le dicen, pero a secas, es que está estable, pero insiste que él necesita saber con exactitud sobre las condiciones de su madre.

Manuel dejó en evidencia la precariedad con la que opera el sistema sanitario. Relató que los exámenes clínicos que se le han practicado a su madre han sido efectuados en laboratorios privados, provocando gastos a la familia, pese a que se supone que en Honduras la salud es un derecho humano.

Por su parte Suyapa Sosa, jefa del departamento de Neumología del Instituto Nacional Cardiopulmonar (INCP), justificó ante Criterio.hn que la ocupación en ese centro hospitalario es de 100 % y que la Unidad de Cuidados Intensivos está también al 100 %. Además, que espera que la otra semana tenga muchos más casos producto de la Semana Santa.

Covid-19 Honduras
En las últimas horas los pacientes se han quejado por no ser atendidos en el Instituto Nacional Cardiopulmonar, más conocido como «El Torax». Sus autoridades dicen que ampliarán su capacidad para responder a la demanda.

La avalancha de pacientes también ha tocado las puertas del principal centro asistencial del país: el Hospital Escuela Universitario (HEU). Diana Rivas una joven de 31 años, ha estado visitando a su mamá que está ingresada en este hospital por Covid-19 y contó a Criterio.hn que el pasado viernes ingresó al triaje del Juan Pablo II, pero que de ese lugar la trasladaron de emergencia al HEU porque su estado se complicó en virtud de que no había oxígeno.

Como parte de las penurias que vivió en el triaje, que está en el mismo y ostentoso edificio que alberga el Centro Cívico Gubernamental (CCG), Diana relató que el domingo se vio obligada a llamar a la Empresa Energía Honduras (EEH) porque el fluido eléctrico fue interrumpido pese a que en la zona funciona un centro de atención sanitaria.

“Me parece increíble que hayan quitado la luz en esa zona, sabiendo que ahí estaba el triaje atendiendo pacientes con Covid-19”, lamentó la hondureña.

A juicio de la joven la historia sería diferente si Honduras tuviera un gobierno responsable y transparente, pues eso sería una carta de garantía para que los hospitales no estén colapsados.

“Solo nosotros sabemos cómo está esto de horrible, la gente no cree, no se cuida, esto está terrible”, concluyó diciendo Diana con congoja y una evidente frustración.

Covid-19 Honduras
Diana Rivas en las afueras del Hospital Escuela Universitario, esperando repuesta de cómo sigue la salud de su mamá.

La presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH) y neumóloga en el HEU, Suyapa Figueroa, refirió que ese centro asistencial ya rebasó su capacidad, por lo que ya no hay cupos para ingresar a más pacientes.

Precisó que los hospitales están en un 130 % de su capacidad, por lo que se ha tenido que adicionar camas en espacios reducidos “siendo esto una práctica de riesgo no sólo para los pacientes sino también para el personal sanitario”.

“En este momento hay un colapso, en este momento se tiene que atender en triajes pacientes que son propios de atención hospitalaria, pero en vista que no hay cupos, y no se pueden derivar los pacientes, en los triajes se tienen que quedar con esos pacientes”, añadió Figueroa.

Además de la falta de camas en los hospitales hay carencia de medicamentos para atender al paciente de Covid-19. Hay carencia de relajantes musculares, aminas vasoactivas, esteroides, antibióticos, antifúngicos, Tocilizumab (disminuir la reacción inflamatoria) y Remdesivir   e insumos como ventiladores mecánicos, precisó la presidenta de los médicos.

A más de un año de la pandemia los médicos continúan denunciando la falta de dotación por parte del gobierno de equipo de bioseguridad. Suyapa Figueroa denunció ante Criterio.hn que el personal sanitario sigue recibiendo mascarillas que no cumplen con los estándares de protección.

El personal de salud ha sido fuertemente golpeado por la pandemia; hasta la fecha se registra el deceso de más de 70 médicos y más de 40 enfermeras, mientras la corrupción sigue haciendo estragos con los fondos para atender la pandemia.

Desde marzo de 2020 se vienen registrando compras sobrevaloradas de insumos médicos, equipo de bioseguridad y medicamentos. El caso más emblemático que se conoce hasta el momento es sobre la compra sobrevalorada de siete hospitales móviles adquiridos en Turquía mediante la intermediación de una empresa fachada radicada en Estados Unidos y por la que Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), pagó más de 47 millones de dólares. La compra, además de sobrevalorarse, no ha sido funcional porque ninguno de los hospitales se ha puesto a funcionar para la atención de los pacientes con Covid-19.

Otro problema que enfrenta el sistema sanitario público es que su personal sigue recibiendo equipo de bioseguridad que no cumple con los estándares de protección.

Covid+-19Honduras
Así luce casi a diario el Hospital Escuela Universitario. Varias personas llegan a la seguridad a preguntar por el estado de sus familiares. La información es proporcionada por el personal sanitario que llega con ese propósito de manera constante.

También lea: Mascarillas que compró el gobierno serían causantes del contagio de médicos y enfermeras

De acuerdo con las valoraciones de la presidenta del Colegio Médico la peor de las situaciones es la que se registra en las clínicas del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS). Aquí la demanda de pacientes ya superó el nivel de respuesta, dice Suyapa Figueroa.

“Había para 150, pero la última vez que supe había 160 pacientes internos, 10 más de los que nosotros podemos ver en Covid y hay 13 en cuidados intensivos, no tenemos para más”, exclamó la presidenta de la Asociación de Médicos del IHSS y fiscal del CMH, Ligia Ramos, quien manifestó ante Criterio.hn que la situación en esta institución es fatídica porque no hay cupos para ingresos de pacientes, hay pocos medicamentos y el personal es limitado.

La situación del IHSS en San Pedro Sula, la segunda ciudad de mayor importancia de Honduras, ubicada a unos 230 kilómetros al norte de la capital, es similar a lo que se vive en Tegucigalpa.

El presidente de la Asociación de Médicos del IHSS en San Pedro Sula, Carlos Umaña, calcula que la ocupación en esta ciudad anda en un 70 %, debido a un ascenso de casos reportado en los últimos tres días, cuando la ocupación se estimaba en 50 %. De esta situación tampoco se escapan los dos hospitales regionales, el Catarino Rivas y Leonardo Martínez. Este último con una ocupación del 80 % después de haber estado en un 50 %.

Umaña dice que la tasa de positividad del virus en San Pedro Sula anda entre el 30 y 31 %.

Según las valoraciones de Umaña, San Pedro Sula tiene una ventaja sobre Tegucigalpa porque sus hospitales tienen cupos en este momento. “En Tegucigalpa y en el resto del país todo está colapsado, ahí si no hay cupos y ese es el temor nuestro, que se muera gente por falta de cupo”, finalizó el galeno.

Criterio.hn consultó a la portavoz de la clínica del IHSS), ubicada en el barrio La Granja de Comayagüela, Ana Lourdes Barrientos, sobre la ocupación en esta clínica y contestó que anda en un 80 %, con 157 pacientes ingresados en las salas Covid, acondicionadas con 190 camas.

Sobre la dotación de medicamentos respondió que estos se están agotando debido a que las farmacéuticas no envíen los pedidos a tiempo.

Covid-19 Honduras
En esta carpa improvisada de plástico pernoctan los familiares de los pacientes del Hospital Escuela Universitario. Incluso, a veces, hasta los pacientes cuando no son atendidos.

UN PLAN BIEN ORQUESTADO

Mientras los hospitales han colapsado por el aumento de contagios, se ha conocido en los últimos días un proyecto de dictamen mediante el cual se interpreta que la vacuna contra la Covid-19 podría ser vendida por la empresa privada.

“Las empresas privadas nacionales que importen la vacuna contra el SARS-CoV-2 (COVID-19) de forma directa para su distribución, aplicación, serán responsables por los efectos adversos que las vacunas puedan provocar en la salud de la población que se le aplique o en su caso deben establecer un eximente de responsabilidad debidamente autorizada y firmada por las personas que se apliquen la vacuna de forma voluntaria, ya sea a través de su patrono o por la adquisición en un establecimiento farmacéutico, clínica u hospital privado”, dice el dictamen del proyecto de reforma a la ley de vacunas que se apresta a discutir el Congreso Nacional.

Lo anterior ha generado un debate en la opinión pública, especialmente en la junta directiva del Colegio Médico de Honduras que el miércoles denunció una deliberada intención del gobierno de privatizar la vacuna, atentando así contra el derecho humano a la salud que garantiza la Constitución a todos los hondureños.

El oficialismo en el Congreso Nacional argumenta que el dictamen de ley responde al convenio suscrito la semana pasada entre el gobierno y el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep). Este convenio permite que la empresa privada compre e importe vacunas contra la Covid-19 utilizando la estructura del gobierno.

Para muchos sectores, incluyendo al CMH, con el convenio el gobierno está evadiendo su responsabilidad inmunizar a la población.

Covid-19 Honduras
El Colegio Médico de Honduras (CMH) advirtió el miércoles que se puede deducir responsabilidad penal contra quienes participen en la privatización de la vacuna contra la Covid-19 porque este hecho es un crimen de lesa humanidad.

Además, lea: Compra de vacuna Covid-19 por la empresa privada desnuda la inoperancia y corrupción del gobierno de Honduras

La presidenta del Colegio Médico de Honduras, Suyapa Figueroa, exterioriza que la crisis que se está viendo últimamente es algo planificado por el gobierno para darle un zarpazo al Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) y que la sociedad acepte desesperadamente la privatización de las vacunas.

“Es clara la pretensión de la empresa privada, junto con el gobierno, de desmantelar la Secretaría de Salud aún en aquellos programas que habían sido garantía para la población”, dijo Figueroa.

El gobierno de Honduras ha sido incapaz de dotar de vacunas a la población. Hasta el momento sólo 0.6 % de la población ha sido inmunizada gracias a dos donaciones, una de 48,000 dosis del mecanismo Covax y otra de 5,000 del gobierno de Israel.

Un comentario en “Honduras enfrenta un colapso planificado en el sistema sanitario

  1. Lo que está a la vista no quiere anteojos . Ya se por donde venis . CREA LAS CONDICIONES DESPUÉS ACTUAR, pinta al siguiente día de el posible gane de quien sea de los dos partidos se firmará ante proyectos de ley. Para la construcción masiva de hospitales privados y una reestructuración en el sistema de salud. En pocas palabras. tendrás que pagar tu propio seguro. Privatización de salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.