Honduras ante el Coronavirus

Populismo

Por: Mario Cooper

Las graves carencias de los servicios sanitarios, la falta de salubridad como agua potable, y alcantarillado y las dificultades para mantener una alimentación sin déficits nutricionales, junto a otros factores hacen  inevitable pensar sobre la vulnerabilidad de Honduras ante nuevas epidemias como el Coronavirus y no solo por sus efectos dañinos sobre la salud de sus habitantes, sino también para su ya maltrecha economía.

La principal razón por la que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la emergencia internacional por el coronavirus no fue por la situación en China, sino por el riesgo de que el coronavirus se extendiera a países que no están preparados para hacerle frente. Pues la aplicación de estrictas medidas para contener la epidemia o incluso su posible expansión puede llevar a un perjuicio económico considerable que merme aún más sus sistemas sanitarios y económicos.

Asimismo, ya ha hecho una mella en nuestros mercados, pues se teme que lleve la economía a una recesión. Para muchos, lo que ocurre en las pizarras financieras, con números en rojo y tendencias a la baja, puede parecer lejano, aunque ya hay caída en los precios de banano y aceite de palma según el presidente del Banco Central (BC) Wilfredo Cerrato. De la misma manera, el nerviosismo por las pérdidas que han recortado en cuestión de días, se presagia un golpe económico que puede alcanzar, en mayor o menor medida, el bolsillo de la población en general.

Representando una nueva potencial fuente de volatilidad y una amenaza para la estabilidad macroeconómica, provocado una interrupción de la actividad económica de Honduras, por las limitaciones a la movilidad dentro y fuera del país. Proyectando una desaceleración en el crecimiento económico alrededor del 1.5% y una contracción de 0.5% a 1% del PIB según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE). Ante este panorama, los pronósticos de crecimiento para América Latina y el Caribe son de 2.6 %, de acuerdo a estimaciones del Banco Mundial, con la llegada del coronavirus, el desarrollo podría verse todavía más estancado.

¿Qué sectores podrían ser los más impactados?

Los sectores de bienes de lujo y transporte serían los más afectados junto al turismo que seria afectado alrededor de un 40% según Ricardo Castañeda, economista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales. Los sectores cíclicos o aquellos que importan productos chinos (especialmente productos electrónicos) también son impactados. Según Pedro Tuesta, economista de la consultora 4CAST en Washington «el desempleo va a aumentar si es que hay una recesión» y «los sectores donde puede darse una fuerte demanda son los ligados a la salud, como los hospitales».

Además, al pertenecer a una economía mundial cada vez más dependiente de China, donde muchas de multinacionales tienen fábricas y la mayoría de empresas proveedores de piezas y productos, un parón en dicho país tendría un enorme efecto en cadena, llevando a muchas empresas, a buscar proveedores en otros países, más caros que los chinos, lo que elevaría sus precios. En ese caso, el costo global podría llegar a los US$2,7 billones, si todos los países se ven expuestos a las consecuencias de la pandemia según Tom Orlik, economista jefe de Bloomberg Economics.

Sobre cómo se puede enfrentar esta crisis, Casarin de BBC News, dice que la mayoría de los gobiernos de Latinoamérica y del Caribe, prácticamente no tiene espacio para relajar la política fiscal, es decir, bajar las tasas de interés, reduciendo el costo del crédito. Para Honduras una medida sana sería mantener el flujo de remesas de la misma tendencia, a menos que la pandemia del coronavirus afectará el mercado laboral en la mayoría de los estados de la unión americana.

Lo que vaya a ocurrir a partir de ahora dependerá en gran medida de cómo evolucione la crisis del Covid-19 y qué tan efectivos será el gobiernos para mitigar el daño. En el mejor de los escenarios se lograría contener el virus (o al menos, este empezaría a remitir lentamente), la actividad comercial se recuperaría y el crecimiento económico tendría un respiro.

Por otro lado, si el virus continúa extendiéndose por el país, se aproximará una «recesión aguda, pero probablemente corta» según Neil Shearing, economista jefe de la firma de análisis Capital Economics y las restricciones de movimientos, la incertidumbre y las perturbaciones se mantendrán y a medida que se propaga, hay una buena posibilidad de que el escenario más negativo de las proyecciones económicas, se convierta en el más probable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.