Fiebre presidencial en EEUU; seis candidatos por la presidencia

Por: Agencias

redaccion@criterio.hn

Caracas, Venezuela. Carly Fiorina anuncia su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos por el Partido Republicano. Fiorina, que ostentó la presidencia de una de las empresas tecnológicas más prolíficas del mundo hasta 2005. Fiorina es exdirectora ejecutiva de Hewlett-Packard y se convierte así en la primera mujer candidata en las filas del partido conservador.

La empresaria estadounidense Carly Fiorina anunció este lunes su intención de presentar una candidatura a la presidencia de la Casa Blanca en el Partido Republicano. “Sí, me presento a la presidencia”, afirmó Fiorina en un programa matutino de la cadena de televisión ‘ABC’, en el cual aseguró que su conocimiento de la economía la convierte en una candidata perfecta para ser presidenta de Estados Unidos.

Fiorina se une a los senadores Ted Cruz, Rand Paul y Marco Rubio. Se espera que en las próximas fechas el exgobernador de Arkansas Mike Huckabee se sume a la carrera presidencial, mientras otro gran favorito, el exgobernador de Florida Jeb Bush todavía no se ha pronunciado. “Tenemos que plantarle batalla a Hillary Clinton”, añadió la empresaria de 60 años.

La ahora candidata es conocida por sus críticas a Clinton, de la que recientemente ha dicho que “tuitea sobre derechos de la mujer y toma dinero de un Gobierno que niega los derechos más básicos a las mujeres”. Fiorina, que ostentó la presidencia de una de las empresas tecnológicas más prolíficas del mundo hasta 2005, nunca ha desempeñado un cargo público y previsiblemente será presentada como la contraposición a Clinton para concentrar el voto femenino.

Por su lado, el El neurocirujano afroamericano Ben Carson anunció su candidatura a las primarias republicanas. «Me llamo Ben Carson y soy candidato a presidente de Estados Unidos», dijo este médico neurocirujano jubilado en el lanzamiento oficial de su campaña en Detroit, su ciudad natal. Carson, de 63 años, fue criado en Detroit por su madre, después de que sus padres se divorciaran cuando tenía ocho años.

El candidato republicano estudió medicina y fue director del área de neurocirugía pedriátrica del centro infantil del hospital Johns Hopkins en Baltimore, en el estado de Maryland. Fue el primer neurocirujano en separar con éxito a siameses que estaban unidos por la cabeza. Carson saltó a la arena política nacional en 2013 cuando en el Desayuno Nacional de la Oración, un acto anual bipartista que se celebra en Washington, criticó con dureza al presidente Barack Obama y su reforma sanitaria, ganándose inmediatamente la simpatía del Tea Party, el ala más consevadora del Partido Republicano.

Al igual que Fiorina, Carson, que no es político de profesión, promete que luchará contra las élites políticas de Washington. «Les voy a decir algo. No soy políticamente correcto. No soy un político. No quiero ser un político. Los políticos hacen lo que es políticamente oportuno. Yo quiero hacer lo correcto», dijo el neurocirujano. Carson, que es muy conservador y creyente, se opone al matrimonio homosexual y considera que la palabra matrimonio sólo se debería utilizar para referirse a la unión de un hombre y una mujer.

El neurocirujano se ha visto envuelto en varias ocasiones en polémicas, como cuando dijo que Obamacare, la reforma sanitaria del presidente Obama, era lo peor que había pasado en Estados Unidos desde la esclavitud o cuando comparó la era Obama con la Alemania nazi o cuando dijo que permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo llevaría a la aceptación de la zoofilia. De momento, hay cinco candidatos a las primarias republicanas: Carson, Fiorina y los senadores Rand Paul, Marco Rubio y Ted Cruz. En el campo demócrata, hay hasta ahora dos candidaturas: la exprimera dama y exsecretaria de estado Hillary Clinton y el senador independiente Bernie Sanders, que se define como socialista. (Telesur / La Jornada).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.