Es urgente diseñar un plan para la reactivación económica de Honduras: Hugo Noé Pino

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- El huracán Iota arrasó el martes de esta semana a Honduras. Aunque degradado como tormenta tropical dejó caer inmensas cantidades de agua, provocó muertes y más damnificados. La zona del Valle de Sula de Honduras se vio nuevamente afectada, con inundaciones, casi calcadas, a las que había dejado 15 días atrás el huracán Eta; este último fenómeno sumergió a ciudades completas como La Lima debajo del agua. Pero Iota entró a Honduras por el departamento de El Paraíso, zona oriental de Honduras, y nuevamente inundó las casas hasta los techos. Finalmente, el miércoles, Iota salió del país ya debilitada como una depresión tropical hacia El Salvador.

Aún no hay datos oficiales sobre las afectaciones de Iota en Centroamérica, pero sí hay informes preliminares de lo que hizo Eta en el Caribe de Nicaragua y en la zona del Valle de Sula de Honduras: al menos 200 personas murieron y más de 2.5 millones de personas quedaron sin hogar.

El economista Hugo Noé Pino, expresidente del Banco Central de Honduras (BCH), dijo este jueves a Criterio.hn que uno de los elementos que deben ser considerados al momento de evaluar los daños que nos ha infringido la pandemia y los dos huracanes que han afectado a Honduras es, en primer lugar, hacer una evaluación completa de estos daños para tener certeza desde donde se deberá trabajar, es decir, cuán dañado está el sector agropecuario, cuánto ha perdido el sector industrial y cuánto el sector turismo.

“Obviamente el golpe ha sido tremendo para la economía nacional”, explica Pino y agrega que se debe establecer un programa de reactivación económica que comprenda a los diferentes sectores, tanto productivos como al resto de la sociedad.

Pino cree que no podemos en ningún momento pensar que pueda haber un proceso sostenible de recuperación económica si no tenemos un pacto social y un pacto fiscal en el cual basarnos.

“¿Cuánto habremos retrocedido?, con la pandemia inicial teníamos, por ejemplo, un retroceso de casi tres años. Probablemente una vez que se haga la evaluación estemos hablando entre cinco y diez años que le puede tomar a Honduras, recuperarse”, comenta Pino.

El expresidente del BCH cree que “no debemos perder la fe en nosotros mismos. Hay que solicitar cooperación internacional, pero tomar en cuanta que la recuperación va a estar en función de lo que hagamos los hondureños y hondureñas, y que necesitamos un gobierno con la suficiente credibilidad y proyección e imagen que permita alcanzar estos objetivos”, estableció.

Sectores como el Foro Social de Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh) proponen un grupo consultivo, tanto al gobierno como a la comunidad internacional, para promover la recuperación del país mediante el apoyo y manejo de la asistencia humanitaria.

El presidente de Honduras, Juan Hernández, severamente cuestionado por priorizar en el primer huracán, Eta, un feriado morazánico que terminó matando a decenas de hondureños y poniendo en peligro de muerte a miles.

Uno de los sectores más afectados es la zona de La Mosquitia, frontera con Nicaragua, en donde las bandas del huracán Eta provocaron enormes cantidades de lluvias y fuertes vientos que dejaron sin vivienda a miles de miskitos.

“Hermanos de La Mosquitia… No están solos. Acabo de supervisar el envío de ayuda humanitaria a Gracias a Dios. ¡Ya va en camino! El buque logístico también transportará 520 toneladas de alimentos a su departamento y a Islas de la Bahía”, posteó Juan Hernández en su cuenta de Twitter, sin embargo, centenares de pobladores de este sector han denunciado estar en condiciones alimentarias extremadamente precarias por la falta de asistencia gubernamental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.