Empresarios sugieren pagar «aguinaldo» por partes

Por: Redacción CRITERIO.HN

redacción@criterio.hn

Tegucigalpa.- El empresariado aglutinado en el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), sugirió que ante la difícil situación financiera que vive el país, varias empresas buscarán pagar el decimo tercer mes de salario (aguinaldo) de forma diferenciada a los trabajadores.

En la práctica esto quiere decir que muchos trabajadores y trabajadoras no tendrán el 100% de su aguinaldo a cierre del 31 de diciembre de 2020.

La propuesta agudiza la crisis que han vivido los obreros este año, quienes han sido víctimas de suspensiones temporales y despidos definitivos producto de la pandemia de la COVID-19.

Por otra parte los empresarios han dejado claro que de cara al 2021 no hay condiciones para aumentar el salario mínimo, de hacerlo el país se sometería a un incremento considerable del desempleo.

La postura empresarial se da en el marco de las presiones de las centrales obreras, para sentarse a discutir el incremento salarial del próximo año.

El expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), Luis Larach, aseguró ante medios de comunicación que en el país no hay condiciones para aceptar un incremento, por lo que sugirió que lo más recomendable es congelar el salario actual.

Desde el punto de vista del docente Juan Romero, la postura de los empresarios es lamentable y mezquina, pues él cree que muchas empresas han sacado provecho de la pandemia y tienen capacidad para asumir el pago de un aumento a los trabajadores y trabajadoras.

“La postura de los empresarios sobre el salario mínimo es una posición lamentable, estamos en una circunstancia difícil para el pueblo y los trabajadores, miles de ellos, familias que perdieron todas sus cosas, y enfrentan una dura situación”, valoró Romero en una emisora radial.

Para Juan Romero es urgente que se presione por un salario digno, adaptado al costo de la canasta básica y también que permita a los trabajadores que fueron afectados directamente por el paso de los ciclones tropicales, iniciar de nuevo con la adquisición de artículos para el hogar.

“Creemos que es urgente un aumento significativo al salario mínimo, eso ayudaría a palear la crisis e incentiva el consumo interno, hay miles de familias que necesitan comprar camas, refrigeradoras y solamente mediante el aumento de salario, podrán afrontar préstamos para comprar esos artículos”, argumentó.

Los empresarios han sido claros y ellos están presionando para que el salario se congele en una cifra menor a los 9 mil lempiras. “Los empresarios quieren congelar  el salario de los obreros, con eso los condenarán a la pobreza”, recalcó Romero.

El profesor siguió cuestionando: “la posición de los empresarios es mezquina, egoísta, ya nos tienen acostumbrados a esa postura de amenazar con despidos, en realidad son unos miserables, las condiciones de la gran empresa es estable, incluso hay muchos negocios grandes que con la pandemia florecieron”.

Juan Romero es consciente que hay pequeños negocios en condiciones difíciles y que tendrían problemas al aceptar un incremento salarial, pero dejó claro que este no es el mismo caso de las grandes empresas, que son las que más ayuda del Gobierno han recibido y que en la actualidad acumulan grandes capitales.

“Sabemos que para un grupo de la pequeña empresa la realidad es distinta, pero con respecto a los empresarios que tienen grandes negocios, pueden asumir un salario mínimo que es justo y necesario, por eso recalco que proponer un congelamiento de salario mínimo es un error fatal que atenta contra la dignidad de la clase trabajadora del país”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.