Dos jóvenes de Intibucá se suman a la huelga de hambre

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Ever y Cristian Castro, se unieron a la huelga de hambre.
Ever López  y Cristian Castro, se unieron a la huelga de hambre.

Dos jóvenes procedentes del departamento de Intibucá se sumaron este lunes a la huelga de hambre que mantienen varias personas en los alrededores de la sede del Poder Ejecutivo, como medida de presión para exigir al gobierno la  instalación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad Honduras (CICIH).

Cristian Castro y  Ever Rolando López se trasladaron desde la ciudad de La Esperanza, Intibucá, localizada en el occidente de Honduras, a unos 220 kilómetros de la capital Tegucigalpa

Los jóvenes manifestaron que se unen a la huelga de hambre en protesta por los actos de corrupción del actual gobierno y para hacer presión para que se instale la CICIH y se castigue a los responsables de saquear las arcas del Estado.

Cristian Castro es miembro de la mesa de indignados de Intibucá, de la Coordinadora Indígena del Poder Popular  y del Comité de Detenidos-Desaparecidos de Honduras (COFADEH).

Manifestó que actualmente no hay oportunidades de trabajo y de estudio  para la juventud, por lo que este sector poblacional está siendo condenado a vivir en el atraso e indigencia.

“Somos jóvenes y no tenemos empleo”, expresó Castro, quien cursa el noveno año de educación básica, bajo el  sistema a distancia.

El joven contó que además de su estudio se dedica al comercio en la ciudad de La Esperanza.

Por su parte, Ever Rolando López, manifestó que su participación en la huelga de hambre obedece a que se siente excluido de todos los medios de desarrollo, que lo mantienen fuera de la formación académica.

Relató que es uno de cinco hijos de una madre soltera y que por la pobreza a sus 19 años no ha podido continuar con sus estudios, los que dejó varados en sexto grado.

Añadió que por las necesidades que se viven en su hogar y para ayudar a su madre con los gastos, labora como albañil.

“Nos sumamos a esta huelga de hambre para poder alcanzar nuestra meta y tener un empleo y un sueldo digno y poder estudiar y ayudar  a nuestra familia”, acotó.

Los jóvenes, al  igual que el defensor de los  derechos humanos, Wilfredo Méndez, se sumaron a la huelga de hambre este lunes, uniéndose a  otros 16 hombres y dos mujeres.

DESCOMPENSADO

En las últimas horas el joven Franklin Rivera, quien lleva once días en la huelga de hambre, fue trasladado al Hospital Escuela Universitario al presentar un cuadro de descompensación física.

Franklin Rivera fue trasladado al Hospital Escuela Universitario.
Franklin Rivera fue trasladado al Hospital Escuela Universitario.

El médico Rigoberto Ulloa explicó que Rivera fue sacado de la acampada y remitido al centro asistencial porque presentaba severos desvanecimientos, elevada presión arterial y frecuencia cardíaca y alta temperatura corporal.

Ulloa explicó que los participantes en la huelga de hambre son evaluados tres veces al día, por cuatro médicos.

Rivera, llegó a Tegucigalpa hace ocho días procedente del municipio de Tela, Atlántida, sin embargo tres días antes se mantuvo en huelga de hambre en las afueras de la alcaldía del aquel término municipal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.