Nación.

Directiva nacionalista del Congreso Nacional militariza su sede ante llegada de las antorchas

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Porque tanto miedo a los reclamos del pueblo.
Porque tanto miedo a los reclamos del pueblo.

Tegucigalpa/Honduras.- La junta directiva del Congreso Nacional de Honduras, de manera inusual convocó este día a las nueve de la mañana para sesionar y alrededor de las 12 del mediodía suspendieron la sesión ante el temor de la llegada de la marcha de las antorchas que esta tarde ha llegado para exigir el juicio político contra el vicepresidente del consejo de la Judicatura.

Los bajos del Poder Legislativo lucen abarrotados de policías y militares que están resguardando las instalaciones ante la llegada de la marcha de las antorchas que son pacíficas y que exigen la instalación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH).

El movimiento de Indignados de Honduras calendarizó para este día,  visitar el congreso nacional para exigir a los diputados la aprobación del plebiscito para consultarle al pueblo si quiere la instalación de la CICIH.

Los diputados nacionalistas y liberales salieron despavoridos y no esperaron darle la cara al pueblo que los eligió y darle respuesta  a sus peticiones, los únicos que se quedaron fueron los de la bancada del Partido Libertad y Refundación que son quienes impulsan en transformaciones en Honduras.

El expresidente,  Manuel Zelaya Rosales, ahora diputado al Congreso Nacional por el Partido Libertad y Refundación dijo que,   el gobierno de Juan Hernández es débil y rechazado por el pueblo y por esa razón le tienen miedo al pueblo,  porque todo lo esconden y porque son incapaces de darle respuesta a las demandas del soberano.

Zelaya señaló que no son los jóvenes indignados quienes le están fallando al pueblo, los que le están fallando al pueblo son los poderes del Estado. Es Juan Hernández que està interfiriendo en la aplicación de  justicia,  al pedir como se debe actuar en determinados juicios.

Claudia Garmendia,  diputada del Partido Libertad y Refundación (LIBRE),  por el departamento del Paraíso dijo que,  las antorchas no se apagarán porque militaricen el Congreso nacional. Este movimiento crece cada día,  y cada día el pueblo se indigna más,  ante los atropellos de este gobierno usurpador.

Por su parte el diputado Rasel Tomé, también de Libre dijo que,  «estamos acompañando a los indignados para pedir que se instale la Comisión Internacional Contra la Corrupción (CICIH), para que investigue los múltiples casos de corrupción».

Hoy,  dijo Tomé,  le tuvieron miedo al pueblo e hicieron la sesión en horas de la mañana,  porque son incapaces de darle la cara al pueblo porque en la misma junta directiva del legislativo,  hay gente señalada en los casos de corrupción de los dos últimos gobiernos del partido nacional.

Elvia Argentina Valle dijo que,  ante la negativa del presidente Hernández, están trabajando duro para lograr que se apruebe el plebiscito para consultarle al pueblo si quiere o no la CICH, para poder mandar a la cárcel a los corruptos del Seguro Social, de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) del Instituto Nacional de Jubilaciones y Pensiones del Empleado Público (Injupemp), del Instituto de la Propiedad (IP) y el Instituto Nacional de Formación Profesional (INFOP) entre otros casos de corrupción.

Mientras tanto el diputado Jari Dixon dijo que,  los diputados de libre siempre sacarán la cara por el pueblo, porque ellos si entienden que es el pueblo quien los eligió y a quien deben representar y proteger con la emisión de leyes que lo favorezcan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.