Dialogo no puede ser presidido por presidente Hernández, dice Mel Zelaya

“El primer paso de ese diálogo debe ser la convocatoria de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIH), por parte del mandatario, si eso no se da, simplemente las conversaciones no arrancan”, Mel Zelaya.

 

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Sede de la OEA en Washington, Estados Unidos.
Sede de la OEA en Washington, Estados Unidos.

La instalación del dialogo debe ser con dos condiciones: para iniciarlo debe pedirse la instalación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH).

En segundo término, el diálogo no puede ser presidido por el presidente Hernández, expresó el expresidente,  Manuel Zelaya Rosales,  tras conocer el comunicado de la Organización de  Naciones Unidas (ONU) y de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Zelaya señaló que la ONU y la OEA obedecen a la política internacional de Honduras por ser un Estado miembro de ambas organizaciones y conforme a eso están actuando.

El exmandatario, sacado del poder por un Golpe de Estado en el 2009, dijo respetar la resolución, pero consideró que ese diálogo no puede ser liderado por el mandatario,  porque él es parte señalada en los actos de corrupción que se pretende investigar.

Zelaya dijo que el diálogo puede ser presidido por  la ONU o la OEA,  o bien el Obispo Rómulo Emiliani de San Pedro Sula, como ya lo ha expresado en otras ocasiones.

Consideró que lo primero que debe hacer la OEA y la ONU al llegar a Honduras,  es dialogar con los indignados y con los partidos de oposición, porque ese acompañamiento anunciado,  no cambia en nada la lucha que ha estado llevando el pueblo en las calles.

Recalcó que “el primer punto del diálogo debe ser la convocatoria de la CICIH,  de lo contrario no se sentarán a dialogar y este debe ser sin la coordinación de Juan Hernández, porque si el coordinara,  sería como el viejo cuento de “burro amarrado contra tigre suelto”.

Sobre su viaje a Washington informó que se reunió con personeros del Departamento de Estado de los Estados Unidos, con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y con personeros de la OEA.

Al departamento de Estado le planteó la petición del pueblo hondureño,  a través de las marchas de los indignados,  de convocar  la CICIH.

Con la CIDH habló sobre la situación de la violación de los Derechos Humanos en nuestro país y solicitó mayor vigilancia en el País.

En la OEA se habló sobre el desconocimiento del golpe de Estado del 2009 y sobre el desconocimiento del Convenio de Cartagena y allí se resolvió enviar una carta  a los Estados participantes en ese convenio, informándoles sobre el planteamiento del ex presidente hondureño.  

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.