Delirio de grandeza e inocencia, con cifras

Alianza

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

 Equipos de comunicación, drones, buques, aviones, nuevos helicópteros, equipos de vigilancia, de video grabación, ¿para qué? No se necesitan claro para defender la soberanía amenazada por las ZEDES. (Para eso, basta con comprender que con ellas se renuncia al territorio, a la jurisdicción y a la protección de la población.) Pero son cosas que se supone que necesitamos, para atajar el narcotráfico, un principal compromiso de las FFAA. (Incluso cuando solo vuele sobre nosotros, para advertir a los países vecinos, para que ellos tomen su propia decisión.)  Así lo declaró hoy a El Heraldo (La Entrevista, p.10) el General r. Fredy Díaz Zelaya,[1] Ministro de Defensa, muy entrevistado últimamente. Porque sabe hablar, lo que no es poco, al menos, a la altura de Renato. Es necesario que Honduras tenga una flota de aviones (militares) actualizada, añadió.

Se le ha reclamado a este ministro que después que, se presentó a la primera audiencia hace un mes primero, y la plebe -siempre tan voluble y malhablada- le gritó narco corrupto, no ha vuelto a comparecer al juzgado en que se ventila el juicio que le incoó al Capitán S. Orellana por calumnias. No me consta. Pero incluso desde Casa Presidencial se señaló a Díaz Zelaya de haber dado la orden cuando, la semana pasada, la policía militar, sobre la cual tiene mando superior, en acto de clara intimidación, detuvo e intentó secuestrar a ese oficial a quien dio baja deshonrosa. Sin lograr su fin, porque la gente lo defendió y los agentes no pudieron mostrar una orden de captura vigente y ejecutar un inexistente requerimiento. ¡Otra chanchada!

¡Y de repente, es cierto! ¡Que necesitamos todas esas cosas, General! Porque no cabe duda de que Honduras y la región hoy están más amenazadas que nunca, al menos en el medio siglo de historia que me ha tocado atestiguar. Aunque no me queda absolutamente claro que nos amenacen a las órdenes de Bukele, los militares salvadoreños, que ya solo invaden su propio congreso nacional. Ni nos amagan las armas sandinistas, que sirvieron para derrocar a un dictador y ahora se usan para defender a otro. Ni amenazan nuestras fronteras, desde que se retiraron derrotadas en 1823, las fuerzas armadas mexicanas. Dedicadas hoy a acosar a miserables peregrinos a lo largo y ancho de las rutas hacia Norte, para complacer a Ice, la Migra nazi de Trump. Las que, además, son amigas de Díaz Zelaya, con quien JOH, en octubre de 2017 condecoró, por su ayuda, al General Salvador Cienfuegos, al igual que al Contralmirante de la Marina.

Cuatro meses después, el 7 de febrero de 2018, Fredy, le devolvió esa visita de Estado a Cienfuegos y al Contraalmirante para, luego de pomposo ceremonial, en la Plaza de la Lealtad, firmar un Memorando de Entendimiento. Cuates, dicen allá, panas, carnales, brothers. Y aquí, decimos, una sociedad de mutuo cumbo.

En todo caso, no se hubiera necesitado, presuntamente, tanto equipo y armamento como quiere comprar el general hoy, para detectar el narcotráfico de Antonio, alias Tony Hernández, hermano y socio del presidente. Acusado de usar su parentesco y posición oficial de diputado para proteger sus redes, rutas y circuitos. Aunque será difícil encontrar los testigos de que -incluso personalmente- el primer hermano y diputado volaba su helicóptero con droga frecuentemente de una base militar, eg. en Naco, a la siguiente. (Nadie querrá declarar tanto, sería muy peligroso.) Ni cuando supo Inteligencia Militar de esas navegaciones, ni a quién informó…antes que a Orellana.

Uno puede comprender que se quiera defender al cuerpo colegiado. Pero el primer paso para resolver un problema se dice, es reconocerlo como tal, y los generales están “en modo” de negación. Díaz Zelaya asegura una y otra vez -y repiten su copla los demás generales de la cúpula- que nunca se mencionó a nuestras FFAA en el juicio contra Tony. Y cuando no la dejan pasar simplemente, sin siquiera una pregunta, los intelectuales colaboradores y los medios corporativos de comunicación han hecho eco y repetido esa defensa; que, sin embargo, no resulta del todo sólida, consistente, ni convincente.

Primero porque de principio a fin, durante ese juicio, los fiscales de Nueva York aseguran literalmente que Tony instrumentó a la policía y a los generales de las FFAA en la protección de su crimen.[2] (Ahí están las transcripciones, son públicas, General, las puede comprar, y se lo recomiendo, para que no lo engañen sus propios títeres). Aunque no mencionan nombres propios, porque la reserva le sirve al fiscal para mantener enfocado al jurado y para avanzar con líneas de investigación pendientes. En la transcripción oficial de los 11 días del juicio entre el 2 y 18 de octubre de 2019, los militares o su infraestructura son mencionados en 54 ocasiones; irónicamente el 3 de octubre, su día conmemorativo son mencionados 14 veces. El 16 de octubre fueron mencionados en 21 momentos.

Y luego también es falso, porque el propio Tony Hernández, en respuesta a una pregunta directa del interrogador -quien tenía por qué saberlo- en sus declaraciones previas, acepta que, en más de una ocasión, visitó al Sr. Ministro de Defensa que, en 2018, era el inconfundible General Fredy Santiago Díaz Zelaya. Aunque según el General Ponce Fonseca, jefe del Estado Mayor Conjunto, desde ese mismo año 2018, octavo del régimen actual, se dio de alta a los oficiales que antes pudieron haber estado involucrados –por eso es que ya no lo mandan a entrevistar- y el paso de la droga por Honduras, que antes fuera de hasta 60%, ¡disminuyó a 4%! Al tiempo que aumentó a 30% por México, 20% por Guatemala. Logro sin duda notable, del cambio de la ruta. (El País, octubre 26, 2020) Y entonces, si ya está mate ¿Equipos de comunicación, drones, buques, aviones, nuevos helicópteros, equipos de vigilancia, de video grabación? ¿Para qué se ocupan?

[1] de la misma generación que el General Tinoco Pacheco, ascendidos ambos a la cúpula en 2013, por JOH, a las puertas de su primer fraude electoral, cuando según el Chapo había recibido un millón de dólares su para campaña electoral.

[2] Mayors, congressmen, ministers, military generals, police chiefs they all protected the defendant… all bought with the dirtiest of drug money…and most importantly the defendant was protected by… his brother the current sitting president of Honduras, a man who himself had received millions of drug money bribes, from…

Nota

Las opiniones escritas en esta columna son responsabilidad de quien las escribe, no representan la linea editorial de Criterio.hn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.