Crónicas de una dictadura consolidada

Por: Ariel Antonio Varela*

El secretario de Estado de los Estados Unidos durante la presidencia de Franklin D. Roosevelt acuñó la siguiente frase, referida a Anastasio Somoza, dictador de Nicaragua: “Puede que sea un hijo de                                                                            puta, pero es nuestro hijo de puta “.

Eso a todas luces daba a entender cuáles eran los  intereses de los EE.UU en esos momentos, a pesar de las fragantes violaciones a derechos humanos, con una dictadura sanguinaria, no importaba que Somoza fuera una bestia con su pueblo, que la democracia y los derechos humanos en Nicaragua no existieran,  mientras Nicaragua  fuera un país subordinado a las órdenes de los EE.UU, un aliado fiel. Nada más importa mientras estos títeres les sirvan para mantener la estabilidad, sus proyectos de despojo y  muerte en nuestras tierras.

Hoy una dictadura liderada por una mafia de Narco traficantes y ratas apátridas saqueadoras del estado se cierne sobre Honduras. Las violaciones fragantes a los derechos humanos cada vez se agudizan más según el informe en 2017 de Global Witness apunto que Honduras es el país más peligroso para los defensores de los derechos humanos de acuerdo con el informe Honduras registra, que al menos 127 defensores de derechos humanos han sido asesinados, 14 de ellos en 2016, entre los que figura la líder indígena Berta Cáceres asesinada el 3 de marzo de 2016,  todos estos casos de violación hoy siguen en completa impunidad.

La institucionalidad en Honduras es inexistente, a menos de un mes de las elecciones el panorama es sumamente sombrío, al no existir una separación del Estado. Hernández controla los 3 poderes del Estado quienes actúan a su antojo y disposición, Hernández,  junto con los asesores que le brinda la Embajada Americana,  han preparado de una manera maquiavélica el camino hacia una dictadura bien consolidada, con un aparato estatal disminuido a su máxima expresión, bajo el mando  del presidente Hernández y la tutela de Washington .

El Partido Nacional cuenta hoy con más de 5 partidos de maletín, que aportaran el día de las elecciones sus credenciales para los representantes en las   mesas electorales, es ahí donde se lleva acabo gran parte del fraude electoral; dado que quienes cuentan los votos son los representantes de los partido en las mesas electorales quienes cuentan a su gusto y antojo el sufragio de los ciudadanos haciendo de las elecciones un circo total.

Hasta el momento no se ha dado ninguna reforma electoral que brinde las garantías mínimas para un proceso electoral transparente, además de esto un ceso electoral  le permitirá a miles de personas fallecidas votar en estas próximas elecciones por el partido de gobierno, la estructura para el fraude en las próximas elecciones está montada.    

Las misiones de la Unión Europea en diciembre 2013, diciembre 2015 y junio 2016 concluyeron que los partidos Nacional y Liberal no han aprobado en el Congreso Nacional las reformas electorales,  claves para asegurar la transición política – electoral en Honduras después del golpe de Estado, ni cumplieron las recomendaciones de la última elección general.

El silencio de la comunidad internacional es cómplice no solo del fraude electoral que se dará en estas próximas «elecciones» sino también serán los promotores de la consolidación de una dictadura en Honduras, también serán  los responsables de los asesinatos que el régimen de Hernández siga perpetrando contra el pueblo hondureño.

Vladimir Lenin, apuntaba en su libro Estado y Revolución que “La lucha por el poder entre los distintos partidos burgueses y pequeñoburgueses, se reparten y se vuelven a repartir el <<botín>> de los puestos burocráticos, dejando intangibles las bases del régimen burgués; y finalmente, el perfeccionamiento y fortalecimiento del <<poder ejecutivo>>, de su aparato burocrático militar. Sin duda alguna hoy vemos esto de esto se trata la política en Honduras consolidar el poder de una clase dominante.

Hernández seguirá en el poder solo si el pueblo se lo permite pero ello conlleva a una sociedad organizada y movilizada, cambiar las maneras de dirigencia en los movimientos sociales y los partidos de oposición, hay que  optar por nuevas formas de liderazgos y nuevas formas de organización, que estos movimientos sociales sean ejemplo de lo que proclaman y no de lo que critican, es necesario  que  las bases se empoderen, al mismo tiempo  las bases tienen que darse cuenta del poder que ellas tienen.

La alianza es un logro de la sociedad movilizada, que exigía la unidad de los partidos de oposición   para hacerle frente al partido de gobierno, pero esta unidad hay que consolidarla y organizarla, no se puede seguir planteando las mismas maneras de hacer la política en Honduras hoy los partidos de oposición llevan un discurso esperanzador, y esto sin duda alguna conllevará a un cambio,  pero al mismo tiempo, tanto base como dirigencia, tienen que estar cociente de organizar y abrir espacios de debates internos para empoderar a estas bases que le han dado vida a este proyecto solo  con un pueblo verdaderamente organizado y empoderado se puede hacerle frente a una dictadura, respaldada aun por  Washington, que hoy ven en riesgo todos sus proyectos de despojo, muerte y destrucción, ellos son cómplices y ellos son los promotores de esta dictadura.

  • Joven Agente de Cambio FES

2 comentarios en “Crónicas de una dictadura consolidada

  • el octubre 26, 2017 a las 8:56 am
    Permalink

    «Crónicas de una dictadura consolidada»…Excelente artículo de un joven que no llega a los 20 años. De no saber esto pensaría que se trata de un experimentado escritor (con algunos errores). Pero, aquí Antonio, muestra una realidad indiscutible, trayendo oportunamente acotaciones históricas que apuntalan sus apreciaciones y nos restriega en la cara la sombría actualidad que nos desgarra el alma. Felicitaciones a este emergente escritor en el exilio, con nuestro deseo porque se siga cultivando y enviándonos sus patrióticos analisis. Felicitaciones a Criterio por reconocer el valor de este escrito, que no tendría oportunidad de aparecer en los medios corporativos sumisos al dictador hondureño.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.