Logo Cirterio.hn blanco

Consensos del Presupuesto 2023 ahora serán trasladados a lo político

El Congreso de la República está por terminar las audiencias públicas con las secretarías de Estado y se apresta a afinar detalles, en conjunto con las bancadas, del Presupuesto General de Ingresos y Egresos 2023. El dictamen debe estar listo durante la primera quincena de diciembre

Foto portada: Las comisiones de Presupuesto y Finanzas del Congreso Nacional, socializan el presupuesto 2023 con instituciones de la sociedad civil en la grafica la Reunión con el Cohep

Tegucigalpa, Honduras.- Consensos previos a la aprobación del Presupuesto General de Ingresos y Egresos 2023 están por ingresar a una etapa crucial dentro del Congreso de la República. El vicepresidente de la Comisión de Presupuesto, Hugo Noé Pino, informó que el 17 de septiembre de 2022 se socializará el anteproyecto de decreto a nivel de bancadas. El presupuesto destinado a egresos, como ya se ha informado, sufrirá una altísima variación del 8.88% con relación a 2022.

A nivel político, sobre todo de cara a la votación y aprobación del presupuesto, programada hacia la primera quincena de diciembre de 2022, trascendental será la etapa de socialización entre las bancadas, que precederá a las audiencias públicas con secretarios de Estado y directores de instituciones.

Durante todas semanas de octubre y noviembre, el vicepresidente de la comisión de dictamen ha sostenido reuniones con los titulares de las instituciones del Ejecutivo. En los últimos días lo ha hecho con las ministras de Trabajo y Derechos Humanos, Sarahí Cerna y Natalie Roque, respectivamente, y con el presidente del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi), Edwin Araque.

“Estamos muy contentos con el rumbo que se ha tomado con las audiencias públicas, estamos en el proceso que nos lleve al dictamen que vamos a presentar al pleno en diciembre de este año (…) La aprobación de los recursos para 2023 no será a altas horas de la noche y no se solicitará la dispensa de debates”, prometió el vicepresidente del Legislativo y exsecretario de Finanzas, Hugo Noé Pino, en una rueda de prensa el martes.

Las primeras reuniones entre los máximos líderes dentro del Congreso de la República habían iniciado desde el 20 de septiembre de 2022, cuando el presidente de ese poder del Estado, Luis Redondo, se sentó por primera vez con Tomás Zambrano, jefe de bancada del Partido Nacional.

Ese día, además, estuvieron presentes los líderes del Partido Liberal y de Libertad y Refundación (Libre), Mario Segura y Rafael Sarmiento, respectivamente, así como el jefe de bancada de Partido Salvador de Honduras (PSH), Tomás Ramírez, y los representantes solitarios de Democracia Cristiana (DC), Carlos Raudales, y de Partido Anticorrupción (PAC), Karen Martínez.

Sin embargo, tras la reunión, en la que los seis jefes de bancada conocieron el anteproyecto de decreto que días atrás había remitido la Secretaría de Finanzas al Congreso de la República, se había acordado que se daría un espacio a la socialización con secretarios de Estado y representantes del sector privado, por lo que esperarían hasta la segunda quincena de noviembre, con el propósito de retomar los consensos y los cabildeos.

LEA: Congreso aprueba millonarios préstamos con el BID y el BCIE

En el actual contexto que se vive a lo interno del Legislativo, el oficialismo tiene claro que el Partido Nacional podría no acompañarlos en la aprobación del presupuesto, tal como sucedió el 27 de octubre de 2022 con la aprobación de los préstamos que suscribió el Gobierno con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Centroamericano de Desarrollo Económico (BCIE), que sumaron USD 218,000,000.00 entre los tres, pero aún así continuará las negociaciones con los principales líderes de la oposición.

BAJA EJECUCIÓN HA DESPERTADO CRÍTICAS

El documento que contiene el anteproyecto de decreto que el 14 de septiembre de 2022 le entregó la secretaria de Finanzas, Rixi Moncada, al presidente del Legislativo, Luis Redondo, contempla que la asignación correspondiente a egresos asciende a los L 392,519,733,991.00. Dentro del presupuesto de 2022, que fue reformulado, esa partida presupuestaria fue de L 360,505,902,545. La variación porcentual, del 8.88%, se traduce en un incremento de L 32,013,831,446.00.

La determinación de Finanzas ha despertado críticas ante la baja ejecución presupuestaria efectuada por la Administración Xiomara Castro durante su primer año de gestión. Sin embargo, el Ejecutivo ha argumentado que ello responde a la transición gubernamental y que, de cara a 2023, las instituciones del Estado “tendrán una visión más amplia”.

De interés: En el Congreso los diputados no quieren dejar de administrar fondos públicos 

Este miércoles 9 de noviembre de 2022, la subsecretaria de Finanzas, Elizabeth Rivera, y el vicepresidente de la Comisión de Presupuesto, Hugo Noé Pino, se reunieron en el Palacio Legislativo y socializaron el anteproyecto con personeros del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), uno de los grupos más críticos de la baja ejecución.

PERSISTIRÁ LA MILITARIZACIÓN

Aunque la Secretaría de Finanzas se ha jactado de un incremento en los recursos asignados a los sectores de salud y educación, también es cierto, y no se ha dicho, que defensa tendrá el presupuesto más alto de la historia; mucho mayor, incluso, que durante cualquier año de la Administración Juan Orlando Hernández, caracterizada por la militarización de la sociedad.

A nivel de seguridad, si bien se contempla un aumento y la mayor variación con relación a 2022, su asignación presupuestaria continúa siendo inferior que defensa. En resumidas palabras, Xiomara Castro ha optado por priorizar a la Secretaría de Defensa por encima de la Secretaría de Seguridad, un patrón que inició a partir de 2014, el primer año de la gestión de su predecesor Hernández.  



RECAPITULAR LO QUE HA DICHO EL FOSDEH

Además de haber recomendado mejores niveles de ejecución, el Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh) también ha criticado que, en contraste con el Plan de Gobierno de la presidenta Xiomara Castro, donde se prometía “un impuesto a las grandes fortunas y una revisión de las exoneraciones”, en el presupuesto que regirá el ejercicio fiscal que corresponde a 2023 no se contempla ningún aumento de impuestos.

“La falta de identificación de nuevas fuentes fiscales vincula la posibilidad de financiamiento, apelando a financiamiento de nueva deuda pública para cubrir las necesidades de apoyo presupuestario e inversión”, señala el Fosdeh en su informe Alerta Presupuestaria: Consideraciones del presupuesto base cero para el 2023, cambio filosófico y cultural de la gestión pública.

  • Publicaciones
Biografía
Periodista - CriterioHN

Me gusta esculcar en los portales de transparencia y, con base en información pública, realizar periodismo de datos. Siempre releo mis textos y me pregunto qué opinan los lectores acerca de mi trabajo. Si me preguntasen cómo definir nuestra labor, respondería que los periodistas tenemos la obligación de visibilizar lo que otros pretenden ocultar, y que para eso estoy acá.

comparte:

Más publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.