Actualidad|Noticias Destacadas

Con abogado pagado con dinero de estadounidenses, «Tigre» Bonilla se presenta a primera audiencia

cargos contra “El Tigre” Bonilla será el 10 de junio

Compartir

 

Juan Carlos Bonilla Valladares presentó a la Corte una declaración jurada financiera alegando no contar con suficientes fondos para pagar un abogado privado, por lo que solicitó y le fue asignado un defensor público

Tegucigalpa.- Un día después de la presentación de cargos de Juan Orlando Hernández, su supuesto socio y colaborador, el exdirector de la Policía Nacional, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla Valladares fue presentado ante un Tribunal de Nueva York tras su extradición a Estados Unidos.

Bonilla Valladares es acusado por la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York por los delitos de conspiración para importar cocaína, posesión de ametralladoras y dispositivos destructivos, y conspiración para poseer ametralladoras y dispositivos destructivos.

Su extradición fue realizada esta semana, específicamente el martes 13 de mayo, y según la justicia de Estados Unidos, “El Tigre” Bonilla se alineó con el expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, para asesinar y traficar con cocaína.

Nota relacionada: “No soy culpable”, dice JOH en Corte de Nueva York

En la audiencia estuvieron presentes los asistentes del fiscal de los Estados Unidos (AUSA, por sus siglas en inglés), Jacob H. Gutwillig y Elinor L. Tarlow. Ambos asistieron ayer a la audiencia de acusación por delitos relacionados al narcotráfico del expresidente Juan Orlando Hernández, según informó Inner City Press.

Juan Carlos Bonilla Valladares se presentó a la Corte de Magistrados vistiendo una camiseta blanca y acompañado por dos alguaciles estadounidenses. La jueza asignada para esta primera sesión fue la magistrada Katharine Parker.

El periodista Matthew Russell Lee, uno de los primeros en estar en la sala, afirmó que “El Tigre” Bonilla presentó una declaración jurada financiera alegando no contar con suficientes fondos para pagar un abogado privado, por lo que se le asignó un defensor público identificado como Raoul Salzberg.

Curiosamente, reportó Rusell Lee, a este mismo abogado se le entregó una bolsa con una cantidad indeterminada de dólares y al ser interpelado en un elevador si había sido asignado hoy como defensor público, el abogado dijo que fue hace un par de días.

Posteriormente, a través de un vídeo, el periodista explicó que esto no suele funcionar así. El defensor público, que es pagado con los impuestos de los contribuyentes estadounidenses, es asignado el mismo día en que el acusado pide un defensor público por estar en una situación financiera precaria.

A lo que Russell Lee preguntó en español “¿Dónde está el dinero?”. Mientras que inglés cuestionó lo difícil que es creer que no tiene recursos cuando está siendo señalado como un notable traficante de drogas a los Estados Unidos.

La audiencia de presentación de cargos de Juan Carlos “El Tigre” Bonilla Valladares fue fijada para el viernes 10 de junio. Mientras tanto permanecerá bajo detención 

De ser encontrado culpable, Bonilla Valladares enfrenta una sentencia mínima obligatoria de 10 años de prisión y una sentencia máxima de cadena perpetua por el cargo de conspiración para importar cocaína; una sentencia mínima obligatoria de 30 años de prisión y una sentencia máxima de cadena perpetua por posesión de ametralladoras y dispositivos destructivos; y una sentencia máxima de cadena perpetua por el delito de conspiración para poseer ametralladoras y dispositivos destructivos.

DEPARTAMENTO DE JUSTICIA Y DEA SE PRONUNCIAN

Más temprano, en un comunicado del Departamento de Justicia, el fiscal federal Damian Williams dijo: “En lugar de usar su posición de alto poder como Jefe de la Policía de Honduras para combatir el narcotráfico, Juan Carlos Bonilla Valladares, alias ‘El Tigre’, explotó corruptamente su posición para proteger y ayudar a los organizaciones narcotraficantes que estaba obligado a desbaratar”.

Agregó que “con su apoyo y protección, los asociados de Bonilla Valladares se convirtieron en un conducto crítico para el tráfico de drogas de Centroamérica a los Estados Unidos. Su extradición demuestra que nadie está exento en virtud de su título o posición de autoridad, incluso los presidentes y jefes de policía extranjeros, de un proceso penal por contribuir a la avalancha de narcóticos ilegales en este país que causa tanto daño”.

Mientras que la titular de la Administración de Control de Drogas, Anne Milgram, señaló que “el expresidente hondureño Juan Orlando Hernández no habría llegado al poder y no se habría beneficiado con éxito de las ganancias masivas de las drogas si no hubiera sido por su amplia red de asociados corruptos”, entre los que incluyó a Bonilla Valladares. Añadió que “Bonilla Valladares traicionó aún más al pueblo hondureño al usar su placa de aplicación de la ley para encubrir sus crímenes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.