Actualidad|Noticias Destacadas

Clamor de religiosos ligados al gobierno saliente sobre “un perdón” genera cuestionamientos en sectores sociales

religiosos perdón cuestionamientos Honduras

Compartir

Tegucigalpa.- Luego del llamado del pastor evangélico, Alberto Solórzano y del cardenal hondureño Óscar Andrés Rodríguez en promover un posible perdón y no “una ideología gastada”, diversos miembros de sociedad civil cuestionan que se debería exigir por justicia contra los corruptos.

En declaraciones recientes Solórzano aseguró que “es el momento del perdón y de la reconciliación nacional” al justificar que los hondureños lo que quieren es paz, al tiempo, el cardenal declaró que el país entrará en una nueva etapa y esta no debe ser marcada por una ideología casi afirmando que el nuevo gobierno será más de lo mismo.

Sin embargo, diversos miembros de sociedad civil contrarían a los líderes religiosos que han sido parte del gobierno saliente que dirige Juan Orlando Hernández y que muchos de sus funcionarios, incluido él, han sido señalados en corrupción, crimen organizado o narcotráfico.

Para el caso, Solórzano ha fungido en Juntas Interventoras creadas por “JOH” como popularmente se refiere la población al gobernante hondureño; el pastor evangélico fue nombrado en 2016 miembro de la Comisión Depuradora de la Policía Nacional y en medio de la pandemia de la COVID-19 alabó la compra de los hospitales móviles al calificarlos de “impresionantes” cuando estos, a casi dos años de su compra sobrevalorada en más de 1,200 millones de lempiras, no han sido habilitados convirtiéndose en una estafa.

En tanto, Rodríguez cuando fungió como presidente de la Conferencia Episcopal de Honduras mantuvo una postura en favor de las acciones del gobierno aunque estas laceraran los intereses de la nación.

Nota relacionada “¡Ni olvido, ni perdón!”: clamor de hondureños ante “disculpas” por perjuicios cometidos por el Partido Nacional

EL LLAMADO DEL PERDÓN PASA POR LA JUSTICIA

Contrario al llamado de los líderes religiosos, la exigencia de sociedad civil, incluso de sacerdotes afines a la religión católica, es impartir justicia a aquellos que actuaron en detrimento del pueblo y de esa manera promover el perdón acompañado de la aplicación de la ley.

En respuesta a Solórzano, el coordinador general del Partido Salvador de Honduras (PSH) y miembro de la Comisión de Transición del nuevo gobierno, el llamado al perdón no es borrar los delitos que se cometieron tras los doce años de gobierno del Partido Nacional.

“Campaña de ´en hora del perdón´, quieren un borrón y cuenta nueva… pienso que la impunidad le haría más daño a Honduras. Destruyeron el país, saquearon el dinero, traficaron drogas y ahora quieren perdón”, cuestionó.

A criterio del presidente de la Conferencia Episcopal, Ángel Garachana, el perdón se puede otorgar, no obstante, no salva a aquellos sindicados en corrupción de enfrentar la justicia.

“Es normal que cuando alguien termina su periodo de gobierno pida perdón, pero eso no quita que, según el actuar político y las leyes del país, pueda estar sometido a juicios determinados. Pedir perdón no significa que el aspecto legal y público de su comportamiento sea olvidado”, manifestó.

De igual forma se pronunció el jefe de investigaciones de Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), Odir Fernández, quien considera que no se puede pedir perdón con la falta de justicia menoscabada por las propias instituciones persecutoras del delito.

“¡La reconciliación no debe ser confundida con la falta de justicia! Si alguna persona cometió un delito, debe de pagar por el mismo; es por eso que necesitamos un Ministerio Público y una Corte Suprema de Justicia renovados para que cumplan con sus funciones como la ley les manda. ¡No más impunidad!”, reaccionó.

Para el economista del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), Ismael Zepeda, el debate de los “nuevos Estados” sobre el camino hacia la justicia y paz para gobernare “no se centra solo en la ausencia de la guerra sino impunidad, aceptación de la corrupción”.

La exigencia de la ciudadanía se centra ahora en que el nuevo gobierno reduzca la impunidad y promueva la justicia, de lo contrario, la verdadera paz estará más lejos de alcanzarse bajo un falso espejismo de “perdón”.

Lea más Regresa del exilio Ramón Sabillón, inminente ministro de seguridad del nuevo gobierno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.