Ciudades Modelo: caballo de Troya para la existencia nacional

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- Cada vez que las Zonas Especiales de Empleo y Desarrollo, (ZEDE´s), más conocidas como Ciudades Modelo, saltan como tema de debate público las argucias legales a su favor palidecen ante el repudio generalizado debido a su oscuro origen y a las secuelas que a poco más de ocho años de su vigencia, apenas asoman en comunidades afectadas como al resto del país.

Vecinos de Crawfish Rock y de tres comunidades cercanas en Roatán, Islas de la Bahía, la corporación municipal de Amapala, como afectados directos, profesionales del derecho y conocedores en ciencias económicas coinciden en que además de violentar la soberanía e integridad nacional, lucen como tentadores escenarios de paraísos fiscales para el narcotráfico y el lavado de dinero, tal como sucedió con los Panamá Papers.

Alberto Cruz, alcalde de Amapala, quien después de conocer cómo funciona el modelo en Corea del Sur, y ver las prerrogativas del proyecto en Honduras, aseveró que “siento que vienen expropiaciones y no la apoyamos, no lo vamos a permitir porque el municipio no gana nada, ni siquiera permite la consulta en zonas con menos de 100 mil habitantes, concluyó con respecto a la expropiación por necesidad establecida en la ley de ZEDE´s.

Las discusiones sobre el tema han  aportado más cuestionamientos a la génesis de las Ciudades Modelo, como su ratificación en una sentencia de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia cuyos magistrados fueron destituidos, en una injerencia de otro poder del Estado, como lo es el Congreso Nacional.

Que existe un tratado del 28 de noviembre de 1859 en el que Inglaterra traspasa Islas de la Bahía a Honduras y en el que el gobierno hondureño se compromete a respetar los derechos, el pensamiento de sus habitantes y no ceder la soberanía cedida por la reina Victoria.

Además, las ZEDE’s violentan tratados internacionales suscritos por Honduras en materia de derechos humanos, protección del patrimonio histórico, conservación del medio ambiente y de los recursos naturales.

En el caso de la ZEDE “Próspera”, asentada en Crawfish Rock, Roatán y que afecta a cuatro comunidades, líderes sociales como el abogado y defensor de derechos humanos, Jorge Hendrix, aseguran no hubo consulta ni con la comunidad, la municipalidad y con los defensores del segundo arrecife coralino del mundo.  

“Nadie en Roatán sabe nada, de dónde sale Próspera; el municipio es el último que se da cuenta y lo hacen en momentos cuando estamos enfocados en sobrevivir al Covid19.

También preocupa un video que circula en YouTube en el que un inversionista lee los requisitos para entrar a la ciudad ZEDE; y que esta después se extenderá al resto de Islas de la Bahía y al país, de ser necesario”, indicó Hendrix.

El cónsul inglés, Mathew Harper, visitó el archipiélago para informar la existencia del tratado de cesión de 1859 a Honduras y de los derechos de sus habitantes, apuntó Hendrix, que integra la Mesa Ciudadana para la Defensa de los Territorios de Islas de la Bahía, añade.

Sobre el tópico, en el foro anterior el abogado constitucionalista Oliver Erazo, sostuvo que la ley la urdieron especialistas del Derecho que “fueron brillantes y muy muy hábiles para hacer esta ley dañina para el país”.

Los casos de las ZEDES´s de Roatán y Choloma violenta artículos de la Constitución de la República sobre la integridad territorial, forma de gobierno, política fiscal, judicial, monetaria, migratoria y laboral.

El artículo 20 de las ZEDE’s se refiere al uso obligatorio de instancias creadas por las ZEDE´s, y esos son los arbitrajes en temas patrimoniales y los arbitrajes se pagan, no son gratuitos. Es una trampa legislativa muy bien hecha”, destacó Erazo.     

Ismael Zepeda, economista del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras, (FOSDEH), señala que “las ZEDES son la muestra de un estado fallido y nefasta para la autonomía y los derechos comunitarios”.

Sobre la autonomía total y la expropiación que permite la ley que fue aprobada por el Congreso Nacional, abre el espacio a 13 regímenes especiales diferentes que pueden llevar a enclaves del narcotráfico, del lavado de activos y en un gobierno con altos niveles de corrupción eso es muy preocupante, acotó Zepeda.

En el artículo 1 la ley de las ZEDE indica que pueden crearse con el objetivo de desarrollar Centros Financieros Nacionales e Internacionales, Centros Logísticos Internacionales, Ciudades Autónomas, Cortes Comerciales Internacionales, Distritos Especiales de Inversión, Distritos Energéticos Renovables y Zonas Económicas Especiales.

También, Zonas sujetas a un Sistema Jurídico Especial, Zonas Agroindustriales Especiales, Zonas Turísticas Especiales, Zonas Mineras Sociales, Zonas Forestales Sociales o cualquier otro régimen especial que incluya una combinación de varios de estos regímenes, para procurar el desarrollo de las inversiones bajo modelos incluyentes y otros análogos, según la ley de ZEDE´s

Existe un hilo muy delgado entre ZEDE´s y Ciudades Modelo y ambas son un esquema de privatización superior, concluye Zepeda.

A favor de las Ciudades Modelo habló el abogado Jorge Varela, que desmintió todos los extremos y matizó la propuesta en la necesidad de seguridad jurídica para las inversiones, seguridad física para sus habitantes y que Honduras no cede soberanía a ningún país.

Misma postura asumió el diputado Óscar Nájera, promotor del proyecto para delimitar las zonas de interés para las ZEDE´s, secundando la propuesta de la norma orgánica que presentó su par del Partido Nacional por Atlántida, Rodolfo Irías Navas.

3 comentarios en “Ciudades Modelo: caballo de Troya para la existencia nacional

  • el octubre 1, 2020 a las 5:06 pm
    Permalink

    Creación de ZEDES coincide con el apogeo de Cachiros, Valle, TH, H…(2012/2013) ¿Será que creaban «Zonas Especiales» para lavar su dinero, refugiarse y evitar la extradición?

    Respuesta
    • el octubre 10, 2020 a las 9:54 pm
      Permalink

      Mathew Harper es él Cónsul Honorario de Inglaterra en Honduras y radica en la Isla de Roatán, él debe velar porque se cumpla el tratado con Honduras desde la devolución del archipiélago y la Mosquitia.
      El es empleado de RECO la compañía de energía, propiedad de Kelsy Warren y quien compró la isla de BARBARETA… es irónico que Mathew tenga que velar por que se respete el tratado, trabajando con Kelsy Warren.

      Respuesta
      • el octubre 10, 2020 a las 10:45 pm
        Permalink

        Que moral está bueno que se luche por que no dentre ningún zede,aquí a la isla, pero como el Mathieu puede pelear esa lucha, si también trabaja para uno que es millonario, y ya le vendieron una isla a su Jefe, que lucha será la que tendremos que pelear nosotros los isleños.?!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.