Caravana por la paz, la vida y la justicia 2016, toma mayor fuerza en Honduras

Por: Redacción CRITERIO

redacción@criterio.hn

Tegucigalpa.- La Fundación Friedrich Ebert y Periodismo y Democracia,  sostuvieron  este miércoles una reunión de información y coordinación de acciones nacionales para formar parte de la “Caravana por la paz, la vida y la justicia 2016”, una actividad que enfatiza en la crisis humanitaria que genera la guerra contra las drogas.

Caravana

La Caravana por la paz atravesará cinco países desde triángulo norte de Centro América, saliendo desde Honduras el 28 de marzo próximo, y atravesando luego El Salvador, Guatemala, México y los Estados Unidos hasta llegar a Nueva York el 18 de abril, en el marco de la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas Sobre Drogas (UNGASS).

La caravana pretende sensibilizar a la población sobre el problema de la guerra contra las drogas en los países más afectados.

Décadas de políticas internacionales implementadas para disminuir el consumo de drogas en nuestras sociedades demuestran que no han funcionado. Lamentablemente, el verdadero resultado de estas políticas ha sido el crecimiento de violentas organizaciones criminales que utilizan las grandes ganancias de su comercio ilícito para armarse y promover la corrupción en diversas esferas de nuestras sociedades.

El costo de esta guerra se mide en cientos de miles de muertos, millones de personas encarceladas, y más de un billón de dólares gastado desde 1971, cuando Richard Nixon declaró la guerra contra las drogas. Ponerle fin a una guerra nunca es fácil o libre de riesgos. En este caso, la hoja de ruta para la paz pasa por muchos países – porque ninguna nación puede poner fin a esta guerra de manera aislada.

Alex Sierra de la Organización Global Exchange es uno de los organizadores de la caravana.
Alex Sierra de la Organización Global Exchange es uno de los organizadores de la caravana.

Alex Sierra de la organización Global Exchange manifestó que la caravana es un gran movimiento que aglutina gente de cinco países por los que atravesarán a partir del 28 de marzo y está integrada por líderes religiosos, periodistas, defensores y defensoras de derechos humanos,  activistas y gente que viene haciendo propuestas de cambios en políticas de drogas y el propósito general es provocar un debate que no se ha dado en los países latinoamericanos frente al tema y aprovechando la cumbre de la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Drogas – UNGASS que se va a realizar en nuevo York a partir del 19 de abril con el propósito de revisar las políticas de drogas en el mundo.

Jennifer Erazo de la Fundación Friedrich Ebert señaló que,  los países involucrados son  Honduras, El Salvador, Guatemala, México y Estados Unidos pero hay un grupo básico de 50 personas de 8 países y tienen relaciones sobre el tema con personas y organizaciones del Reino Unido, los países bajos y Australia.

Jennifer Erazo coordinadora de proyectos de la Fundación Friedrich Ebert.
Jennifer Erazo coordinadora de proyectos de la Fundación Friedrich Ebert.

El punto de partida será Tegucigalpa, capital de Honduras y pasarán por el departamento de Olancho hasta llegar a la Ceiba en el departamento de Atlántida y también estarán por la zona limítrofe hasta entrar a el Salvador por la aduana de El Poy.

Lo que ha motivado esta iniciativa es la enorme cantidad de muertos que ha dejado y está dejando la guerra contra las drogas y provocar políticas que permitan que se deje de tratar de apagar incendios con gasolina.

Son de la creencia que a las políticas de seguridad de fuerza y de presencia militar se le debe abrir paso a políticas educativas de mayor y mejor información y provocar cambios en las legislaciones sobre el tema de las drogas.

¿Qué es la Caravana 2016?

Ante la crisis humanitaria que subyace a la guerra contra las drogas en países como Colombia, México, Brasil, Honduras, Guatemala, El Salvador, y tantos otros donde las víctimas se cuentan por centenares de miles, y se suma al dolor de las familias afectadas de diversas formas por las violencias derivadas del narcotráfico y la lucha por contenerlo, surgen preguntas como ¿Vale la pena tanto dolor? ¿No es apenas obvio entender que debemos abrir el debate a nuevos enfoques y otras perspectivas? ¿Por qué insistir en estrategias que han demostrado ser contraproducentes?

Una vez que se tuvo claro el panorama,  fue así que entre agosto y septiembre de 2012 un centenar de personas –en su gran mayoría sobrevivientes, y familiares de personas asesinadas o desaparecidas—participaron en la llamada “guerra contra el narcotráfico”, viajaron más de 11 mil kilómetros por 14 estados haciendo paradas en 27 ciudades de los Estados Unidos.

¿Qué es la UNGASS?

La última Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Drogas – UNGASS2, sucedió en 1998 como un espacio de diálogo que resultó en una “declaración política sobre el control mundial de las drogas” y con marcos de evaluación a intervalos de 10 años. Una reunión para revisar los avances se llevó a cabo en Viena en 2009, además de suscribir una nueva declaración y un plan de acción conjunto.

Pese a que la siguiente UNGASS sería en 2019, en el año 2012 los gobiernos de Colombia, Guatemala y México solicitaron a la ONU realizar una revisión intermedia para buscar un cambio en el enfoque de la política internacional de drogas, apoyada por otros 95 países y fue así que se decidió adelantar la cumbre al año 2016.

Cabe señalar que las solicitudes que se han propuesto desde América latina son el resultado de muchas voces, organizaciones de la sociedad civil, de víctimas, entidades públicas y gobiernos que claman por un cambio en el paradigma represivo, asumir la corresponsabilidad entre países productores y consumidores de drogas, hacer un mayor énfasis en la reducción de daños y la salud pública en un claro llamado a una perspectiva de derechos humanos, centro del mandado de las Naciones Unidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.