Capturan a garífuna defensora de la tierra y perseguida por el Rey del Porno

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

La Ceiba, Atlantida.- Medelin David Hernandez, garifuna de la comunidad de Guadalupe, Colón, fue golpeada y detenida a instancias del empresario canadiense Randy Jorgensen, propietario de CARIVIDA, empresa que aduce haber adquirido un predio en la comunidad de Guadalupe, informó Miriam Miranda coordinadora de la Organización Fraternal Negra de Honduras (OFRANEH).

miriam-miranda

Miranda relató que ayer en horas de la tarde, fueron detenidos cinco miembros de la comunidad, quedando arrestada Medelin David bajo los cargos de usurpación de un terreno en el que en su momento existió un proyecto de turismo comunitario.

La comunidad de Guadalupe desde el año 2008 interpuso una serie de denuncias ante la Fiscalía de las etnias por la ventas de tierras ilegales dentro del perímetros de su título comunitario, sin que las autoridades hubieran tomado cartas en el asunto.

Con el golpe de estado, la agresividad del empresario canadiense se incremento y contando con el apoyo de las autoridades municipales tanto de Sante Fe como de Trujillo, además de tener como padrino al Sr. Ramón Lobo, logró demoler sin consulta previa alguna con la comunidad a Río Negro, uno de los primeros lugares habitados.

Medelin David Hernandez
                     Medelin David Hernandez

El Rey del Porno -como se le conoce en su país al canadiense- se apoderó de buena parte de la bahía de Trujillo, deshaciendo los títulos comunitarios, los que tiene una salvaguarda para evitar la venta a foráneos, la que ha sido ignorada tanto por el Registro de la Propiedad en santa Fe, como el Instituto de la Propiedad en Trujillo; además de la manipulación de patronatos comunitarios paralelos, creados con el propósito de avalar las supuestas ventas.

Jorgensen indico en una entrevista que la oposición a sus planes de desarrollo neocolonialista como “facciones extremistas que tienen motivos extremadamente políticos y hacen un gran esfuerzo para causar cualquier problema que pueden por lo que no ponga dinero en sus bolsillos personales.”

Mientras tanto, la joven madre Medelin David se encuentra retenida en las bartolinas dela Ciudad de Trujillo, y al igual que la mayoría dela juventud garífuna en la bahía de Trujillo, ven un futuro aciago ante el engaño perpetrado por los inversionistas y la anuencia de las autoridades al despojo.

Campa Vista, Coroza Alta, New Palm Beach, Alta Vista, Carivida y Banana Coast, son algunas delas empresas del Canadiense que se ven cuestionadas ante la adquisición de tierras de forma indebida, además de estar proseguido por el Juzgado de Letras de Trujillo por usurpación , l que ha dado lugar a una orden de prohibición de salida del país.

Existen enormes presiones territoriales sobre la costa garífuna, siendo las bahía de Trujillo y Tela las más apetecidas por empresarios hondureños y extranjeros, los que apoderándose de las playas y humedales para la construcción de emporios turísticos, muchos de ellos dedicados al lavado de activos.

El caso de la comunidad de Guadalupe y la detención arbitraria de Medelin David, demuestra como Honduras el sistema de justicia funciona a favor de los depredadores económicos y clanes asociados con el narco estado imperante. A finales del 2011 se presentó un requerimiento fiscal por el caso de usurpación de Jorgensen y hasta el 2015 que se presenta finalmente el sindicado al Juzgado de letras de Trujillo. La orden de captura contra Medelin David fue emitida el 3 de noviembre y ejecutada en 8 días.

Ofraneh exige a la fiscalía la liberación inmediata de la joven David y que se investige la ilegalidad de las ¨compras de tierra efectuadas por Randy Jorgensen en las comunidades garífunas.

2 comentarios en “Capturan a garífuna defensora de la tierra y perseguida por el Rey del Porno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.