Actualidad|Noticias Destacadas

Al menos 52 mujeres han desaparecido en Honduras en 2022, 32 son menores de edad

Al menos 52 mujeres han desaparecido en Honduras

Compartir

Tegucigalpa.- Continúa la desaparición de mujeres en Honduras, la Asociación Calidad de Vida contabiliza que de enero hasta julio de 2022 se registran 52 mujeres desaparecidas, así lo dio a conocer la directora, Ana Cruz.

Datos oficiales de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), a través la Dirección Estratégica contabiliza que en lo que va del 2022 han recibido 224 denuncias de personas desaparecidas de las cuales 151 personas han sido rescatadas.

Los datos de la unidad de desaparecidos de la interpol registran que, entre los desaparecidos hay 89 hombres, de los cuales seis son niños, y 83 son adultos. Las mujeres adultas desaparecidas son 20 y 32 menores de edad, haciendo un total de 52.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por este ente oficial, los desaparecidos son personas que decidieron migrar del país, menores envueltas en situaciones sentimentales o personas engañadas por supuestas agencias de modelaje.

El caso más reciente es el de la joven de 23 años Belkis Molina, quien desapareció hace 20 días, originaria de San Francisco de Lempira, del departamento de Lempira al occidente del país.

Su madre, Isabel Gómez, se pronunció con un llamado para la presidenta Xiomara Castro, a quien le rogó ayuda para que las autoridades investiguen lo sucedido. “Que me devuelvan viva a mi hija, yo ya estoy vieja y no soy nada sin mi hija, les suplico que yo la quiero a mi hija, verla, pero viva, no les pido más, solo es que la quiero ver viva”.

De Belkis Molina no se sabe nada desde el pasado 21 de julio, lo único que cuentan sus vecinos es que la vieron salir en su vehículo en el municipio de La Esperanza, en el departamento de Intibucá donde laboraba como gerente de la filial de La Esperanza, en la Cooperativa Mixta Lempira Sur (COMLESUL), sus familiares han exigido respuestas a los entes correspondientes.

La policía dio a conocer los últimos hallazgos sobre este caso, el pasado fin de semana encontraron su vehículo Ford Scape, color azul, en un operativo que se llevó a cabo en Santa Cruz de Yojoa, un municipio del departamento de Cortés, ubicado a más de dos horas de distancia de donde ella desapareció. Belkis se conducía en su vehículo el día de su desaparición.

También lea: Violencia contra la mujer se ensaña en el departamento de Santa Bárbara

Organizaciones de derechos humanos y feministas se unieron para exigir respuesta a las autoridades, mediante un comunicado, ONU Mujeres y CARE lamentaron que “la violencia contra las mujeres y niñas en todas sus manifestaciones se ha incrementado de manera exponencial en todo el país”.

En el comunicado también urgen a los operadores de justicia de las instituciones que tienen bajo su responsabilidad la garantía y la vida de las mujeres para que destinen todos sus recursos y que logren dar con el paradero de Belkis.

La encargada del observatorio de Cattrachas, Seydi Irías, en entrevista a Criterio.hn, manifestó que hay un subregistro porque no hay una estadística real, “sabemos que hay muchas denuncias de desapariciones de mujeres en todas partes del país, pero como las autoridades no tienen un verdadero mecanismo de investigación es difícil que podamos dar una cifra”.

Según el registro que maneja Cattrachas las mujeres que desaparecen en Honduras es entre las edades de 13 y 31 años, muchas de estas lo hacen bajo amenazas de algún hombre o porque son engañadas en las redes sociales y les ofrecen mejorarles su condición de vida.

Irías lamentó que el caso de Belkis Molina vaya a arrojar un resultado negativo y trágico, “yo no quisiera que fuese así, pero lamentablemente las desapariciones de mujeres en algunas zonas del país donde la investigación se ha dado con demasiada lentitud casi siempre termina en asesinato”.

Irías informó que las zonas norte, oriente y sur del país son donde más se registran desaparición de mujeres, que, además, esta problemática tiene muchas formas de verse, unas pueden desaparecer por trata, matrimonio forzado, por rapto, o pueden estar vinculadas con narcotráfico.

Por su parte la defensora de los derechos de las mujeres Honorina Gonzáles, dijo que sabe con  exactitud qué está pasando con este fenómeno ha pasado, puesto que las cifras varían “por un lado, hablan de tres mil, por otro de mil, lo cierto es que, en Honduras, no tenemos datos actualizados de mujeres jóvenes y niñas que son desaparecidas, es surgente que las autoridades pongan manos en el asunto, además, estos son temas que no son abordados por la mayoría de instancias, las autoridades tampoco visibilizan esta problemática” alertó Gonzáles.

Gonzáles considera de mucha importancia que las autoridades trabajen en campañas de desaparición y en campañas en contra de la violencia a las mujeres. Respecto a si el caso de Belkis se debe a una red trata de personas que pueda estar operando, dijo que es difícil porque no puede atribuirle la desaparición a un grupo en especial, sin embargo, manifestó que hay grupos organizados que promueven diversas situaciones en contra de las mujeres.

También Lea: Mujeres en Honduras sufren más desempleo y perciben salarios por debajo de los hombres

Por su parte, el jefe de la Unidad de Comunicación Estratégica de la Dirección Policial de Investigación (DPI), Christian Nolasco informó que se emitió alerta amarilla en el caso. Esto significa que la desaparición de Belkis está bajo una alerta mundial de posible secuestro o desapariciones inexplicables. Tras investigaciones de la Policía, el pasado viernes 5 de agosto en un allanamiento se le dio detención a Alexis Noé Lemus, quien se supone tuvo contacto con Molina antes de desaparecer y este miércoles 10 de agosto fue presentado ante los tribunales de Intibucá para la audiencia inicial acusado del Delito de Privación Injusta de la Libertad y se le dictó prisión preventiva.

El policía dijo que el detenido es una persona que frecuentaba a Belkis, asegura que ellos dos tenían comunicación, sin embargo, aclaró que no puede decir que era su novio porque aparentemente ella no había informado sobre una relación a sus familiares, pero sí la frecuentaba periódicamente.

Fuentes oficiales dieron a conocer que al detenido se le encontró el carnet de trabajo de Belkis, lo tenía escondido entre debajo de su colchón, el sujeto quedó retenido hasta realizar las investigaciones correspondientes.

El comisionado de Policía, Miguel Martínez Madrid, informó que en el vehículo se encontró una boleta de pago de impuestos a nombre de Belkis Molina con las características del vehículo, el policía también dijo que el vehículo se lleno polvo y esto protege las huellas dactilares que estaban en el exterior del vehículo. Además, expuso que las personas que escondieron el vehículo, lo habían hecho con acto premeditado, pues le habían quitado las placas y lo taparon.

Sobre la problemática de mujeres desaparecidas en Honduras, también se pronunció con muestras de solidaridad la coordinadora residente de la ONU en Honduras, Alice H. Shackelford.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.