Violencia contra la mujer se ensaña en el departamento de Santa Bárbara

Compartir

“Yo si le sigo recordando a la presidenta, necesitamos a las mujeres de Honduras vivas, sería ideal prevenir un femicidio antes que ocurra”. Jessica Sánchez, feminista hondureña.

Tegucigalpa. –Las muertes violentas de mujeres están ganando terreno en el occidental departamento de Santa Bárbara donde en lo que va del año ya se registran once casos, siendo San Luis y San Marcos, los municipios de mayor incidencia, según el Observatorio de Muertes Violentas y Violaciones a Derechos Humanos de la Red Lésbica Cattrachas.

Las edades de las víctimas oscilan entre 21 y 90 años.

El crimen este fin de semana de la joven comerciante, Karina Recinos, en el municipio de El Macuelizo. Así como el femicidio de la también joven, Sindy Enamorado (25 años) y su beba (seis meses), en la comunidad de San Juan, en el municipio de San Luis, el pasado 2 de julio, son parte de la ola violenta contra las mujeres santabarbarenses.

La encargada del observatorio de Cattrachas, Seydi Irías, alertó que al menos 163 muertes violentas de mujeres se han registrado en Honduras entre enero y el 18 de julio de 2022, y de estos únicamente 20 casos están en proceso de judicialización.

En entrevista con Criterio.hn, Irías informó que la principal causa de estos hechos es el marcado machismo que predomina en Santa Bárbara, seguido por el poco entendimiento de la denuncia, la normalización de la violencia y la poca confianza en las unidades de investigación por parte de la población.

Expuso que están atentando contra mujeres que están emprendiendo o iniciando algún tipo de negocio y que la mayoría de los casos de producen en los hogares, en las fincas y en los negocios de las víctimas. Al parecer están atacando a mujeres que ya tienen sus negocios propios, con un nivel más alto, comentó.

Irías manifestó que en la mayoría de los femicidios no hay detenidos, ni muestra de avances. “Estamos viendo una mora de impunidad muy alta y, en Santa Bárbara principalmente, los casos judicializados se deben a que son muy visibles, pero no porque los operadores de justicia pongan manos en la investigación”.

También lea: Autoridades en Honduras no ponen freno a muertes violentas de mujeres en 2022: Cattrachas

Santa Bárbara tiene uno de los casos de femicidios que más lamentó la sociedad hondureña y que se registró en al año 2014, cuando la Miss Honduras Universo, María José Alvarado y su hermana Sofía Trinidad Alvarado fueron asesinadas mientras departían en un balneario de aguas termales en la zona.

Las hermanas Alvarado fueron acribilladas por Plutarco Antonio Ruiz Rodríguez, quien le infirió 16 balazos a la reina de belleza y ocho disparos a su novia, Sofía Trinidad Alvarado.

El doble crimen ocurrió un jueves 13 de noviembre de 2014 en el balneario de La Aguagua en Santa Bárbara. Las dos jóvenes fueron encontradas sin vida el 19 de noviembre del mismo año, en una improvisada fosa cubierta con cal, en un sector de Peña Grande, a la orilla del río Aguapa, en el mismo departamento.

SANTA BÁRBARA Y LA POLICÍA COMUNITARIA

Pese a que el pasado siete de julio en este departamento el actual gobierno lanzó la Policía Comunitaria, con el fin de combatir los hechos violentos y la fuerte ola de criminalidad, la violencia y en especial las muertes violentas de mujeres se han disparado en los últimos días.

El incremento de la violencia en Santa Bárbara se evidencia al comparar las cifras de este año con las registradas en el 2021. Para el caso, este año ya se reportan once muertes violentas de mujeres y en el 2021, en esta misma fecha, eran cuatro. En 2021 el total de muertes violentas de mujeres fue de diez.

“Necesitamos que investiguen los casos de muertes violentas de mujeres con enfoque diferenciado y que investiguen el nivel de impunidad que se da en los casos de las mujeres”, agregó Irías.

También lea: Sistema patriarcal y machista sexualiza a la mujer y minimiza su rol en la sociedad

Por su parte, la feminista Jessica Sánchez manifestó que los femicidios no están siendo atendidos, lo que es preocupante en un fenómeno que sigue creciendo.

No solo matan a una mujer, matan a tres, matan a cuatro y esto ya se ha vuelto el pan de cada día. “Yo si le sigo recordando a la presidenta, necesitamos a las mujeres de Honduras vivas, sería ideal prevenir un femicidio antes que ocurra”, señaló.

Sánchez reveló que como grupo feminista no han tenido ningún tipo de acercamiento con la presidenta Xiomara Castro, así como lo han tenido con los campesinos, con los pueblos indígenas, “eso me dice a mi cual es la importancia que ella le da al movimiento feminista y creo que es intencionado”.

Expuso sentirse desprotegida por parte de las autoridades y de los operadores de justicia y lamentó que los procesos de investigación en los femicidios se estén dando demasiado lentos. Dijo que las feministas fueron quienes le dieron nombre a la resistencia y no se explica por qué quieren borrar esa memoria histórica.

La impunidad en las muertes violentas de mujeres en Honduras es del 90%.

Diversas fuentes consultadas por Criterio.hn coinciden que los casos no son resueltos porque existe falta de voluntad política en el tema de investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.