PAE en Honduras

Acceso libre y gratuito de la PAE sigue sin cumplirse en Honduras

En farmacias del sector privado y centros de salud siguen sin disponer del fármaco pese a estar contemplado en un Acuerdo Ejecutivo desde el 8 de marzo de 2023, cuando se liberó su uso, venta y comercialización.

Personal médico asegura no estar autorizado por la Secretaría de Salud para proporcionar la píldora. 

La SESAL anunció que en julio comenzarán con las capacitaciones a facilitadores regionales para que los médicos orienten a la población sobre el modo de uso de la Píldora Anticonceptiva de Emergencia (PAE).  

Tegucigalpa, Honduras. – Quince meses después que el gobierno de Xiomara Castro autorizó el uso libre y comercialización de la Píldora Anticonceptiva de Emergencia (PAE), tras trece años de prohibición, centros de salud y cadenas farmacéuticas continúan restringiendo su acceso, lo que limita el goce de los derechos reproductivos de las mujeres hondureñas.

Criterio.hn visitó centros de salud y farmacias en la capital para verificar si la PAE se está proporcionando de manera libre, y constató que el acceso sigue siendo limitado, contrario a lo ordenado por la mandataria.

Noticia Relacionada: A nueve meses de liberación de la PAE, mujeres no pueden obtener el anticonceptivo en el sistema de salud

¿Dónde hay PAE?

Para conocer la respuesta, este medio digital realizó un recorrido por algunas de las cadenas farmacéuticas más reconocidas en el país, iniciando por Farmacia Simán, donde al consultar por el anticonceptivo de emergencia, los empleados aseguraron que el producto no formaba parte del catálogo de fármacos que se encuentran a la venta. 

Otra de las farmacias que no cuentan con la comercialización de la píldora es Farmacity, donde, según los empleados, dicho producto se encuentra excluido del sistema; sin embargo, manifestaron desconocer el motivo.

A diferencia de estas sucursales, cadenas farmacéuticas como Farmacias del Ahorro, Kielsa y Punto Farma ofrecen el anticonceptivo de emergencia a precios que oscilan entre 86 y 260 lempiras, sin restricciones de acceso para el público.

Dorian Salinas, comisionada presidenta de la Agencia de Regulación Sanitaria de Honduras (ARSA), informó a Criterio.hn que a la fecha se han otorgado tres registros sanitarios a diferentes distribuidoras, y explicó que, como resultado, las farmacias ya tienen disponibles píldoras de las marcas Evinet, CercionaT y PLUSONE-D.

Y a su vez, aseguró que hay dos marcas en proceso de aprobación, por lo que se estarían realizando las evaluaciones para corroborar que cumplan con los criterios de calidad, seguridad y eficacia para su autorización.  

También lea: ¿Dónde hay PAE en Honduras?

¿Dónde hay PAE en Honduras?

Sistema de salud sin acceso a la PAE 

El acceso a la Píldora Anticonceptiva de Emergencia en Honduras sigue siendo problemático, especialmente en los centros de salud públicos, que son la principal fuente de atención para una parte significativa de la población con recursos económicos limitados y ante la ausencia generalizada de educación sexual integral por parte del Estado. 

Para comprobar si se suministra el anticonceptivo de emergencia, visitamos algunos centros de salud ubicados en la capital, pero en estos recintos, recibimos una negativa del personal médico, quienes informaron que no tienen autorización de la Secretaría de Salud y que no disponen del mismo.

Rosa Marlen Flores, jefa del Programa en Atención a Personas, Familia y Comunidad de la Secretaría de Salud, expuso que, hasta el momento, el anticonceptivo de emergencia no se encuentra registrado dentro de la lista básica de medicamentos, no obstante, señaló que si se ha trabajado en un protocolo de atención en el que se detalla el modo de uso. 

Al consultar por la falta de píldoras en el sistema de salud pública, Flores aseguró que más de 6000 píldoras anticonceptivas fueron enviadas a centros de salud ubicados en las distintas regiones del país y que se estaría a la espera de la capacitación del personal médico para que empiecen a ser proporcionadas al público. 

INSERTAR PIE DE FOTO: Rosa Marlen Flores, jefa del Programa en Atención a Personas, Familia y Comunidad de la Secretaría de Salud, manifestó que para 2025 se prevé la compra de 10,000 a 12,000 píldoras anticonceptivas de emergencia que serán enviadas a centros asistenciales públicos ubicados en los 18 departamentos del país. 

Asimismo, informó que para julio de 2024 se comenzará el proceso de capacitación a facilitadores regionales, quienes tendrán la tarea de capacitar al personal médico que estará a cargo de brindar atención a las mujeres que soliciten el anticonceptivo de emergencia en los centros de salud. 

A criterio de Ligia Destephen, coordinadora del programa We Lead en Honduras, la falta de acceso a la PAE, a más de un año de su aprobación, continúa limitando los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, y puntualizó que el trabajo no basta únicamente con haber alcanzado la liberación, sino que ahora la tarea va orientada a lograr un acceso libre y gratuito. 

Destephen afirmó que la restricción al anticonceptivo de emergencia constituye una violación sistemática a la que se enfrentan las mujeres hondureñas y remarcó que la falta de educación sexual integral en las escuelas y la ausencia del protocolo de atención a víctimas y sobrevivientes de violencia sexual, en los centros asistenciales, contribuye al aumento de la tasa de embarazos en adolescentes al limitar las opciones de elegir. 

Ligia Destephen, coordinadora del programa We Lead en Honduras, lamentó que el Estado restrinja el acceso a medicamentos a los que mujeres en otras partes del mundo tienen acceso de manera fácil y gratuita. 

De acuerdo con Destephen, en Honduras persiste la desinformación alrededor del modo de uso y funcionamiento de la PAE, sin embargo, recalcó que es necesario que, al menos a nivel estatal, el fármaco esté siendo proporcionado, más aún cuando este ya fue incluido en el protocolo de víctimas y sobrevivientes de violencia sexual.  

Mitos detrás de la PAE 

En abril de  2009, el entonces presidente de la República José Manuel Zelaya Rosales presentó, bajo la fórmula “vuelva al Congreso”, un veto al decreto No.54-2009 que prohibía la promoción, uso, compra y venta de la PAE, al fundamentar que el proyecto de ley era inconstitucional debido a que no era congruente con los ordenamientos de la Constitución de la República y demás tratados internacionales. 

Sin embargo, tras el golpe de Estado, durante el gobierno de facto de Roberto Micheletti Baín, se aprobó nuevamente un decreto que prohibió y penalizó,  durante 13 años, el uso, venta y comercialización, bajo el argumento que el medicamento era abortivo.

En Honduras, el debate sobre si la PAE es un método abortivo ha persistido durante años, dicha controversia ha sido avivada por la desinformación promovida por grupos religiosos y conservadores, quienes han sostenido y difundido este argumento durante más de una década, influyendo significativamente en la percepción pública y en la formulación de políticas por parte de los legisladores. 

De acuerdo con Pavlova Polanco, doctora en medicina y cirugía general, salud sexual reproductiva, y educación sexual integral, hay mucha desinformación no solo por parte de la población en general, sino que también por parte de los profesionales de la salud, a quienes recriminó por creer que la PAE únicamente debe ser recetada a las víctimas de violencia sexual, siendo esto la razón por la que el anticonceptivo de emergencia no se incluye como parte de los medicamentos básicos. 

Polanco detalló que la píldora anticonceptiva no produce abortos, ya que el trabajo del fármaco recae en cambiar el moco cervical haciendo que sea difícil que un espermatozoide pueda llegar al óvulo, y además recalcó que en los casos donde la mujer ya se encuentra embarazada, el compuesto no causa ningún daño y el embarazo llega a término sin ocasionar efectos secundarios.

Pavlova Polanco, doctora en medicina y cirugía general, salud sexual reproductiva, y educación sexual integral, lamentó que en Honduras aún existan casos de profesionales de la salud que tomen decisiones médicas basadas en sus creencias religiosas, cuando se debe hacer con base al método científico. 

Otro de los mitos desmentidos por Polanco es sobre la cantidad de tomas en un año, ya que aseguró que hay evidencia científica suficiente que avala que la cantidad de veces que se ingiere en un mes no va a afectar la reproducción sexual de la mujer, sin embargo, recomendó que debe utilizarse únicamente como un método de emergencia. 

La galena lamentó que el anticonceptivo de emergencia aún no se encuentre disponible pese a que ya es un decreto de ley que pasó por la gaceta y que posee su código de Arsa, por lo que insta a la Secretaría de Salud a asegurar el acceso a la píldora y que se garantice su distribución en los centros de salud del país.

Postura de los grupos feministas 

Jinna Rosales, vocera del Grupo Estratégico por la PAE (GE Pae), explicó a Criterio.hn que, tras la prohibición, el movimiento feminista junto a las organizaciones de mujeres realizó diferentes estrategias y actividades para que las autoridades brindaran nuevamente el acceso al anticonceptivo de emergencia y aseguró que los esfuerzos se centraron en la incidencia internacional para que de ese modo se pudiera presionar a las autoridades hondureñas. 

Rosales contó que, previo a la aprobación, lograron tener una reunión con la presidenta Xiomara Castro, en la que expusieron la situación de Honduras y abogaron por la aprobación del protocolo de atención a víctimas y sobrevivientes de violencia sexual, sin embargo, lamentó que, a más de un año de la liberación de la PAE, cadenas farmacéuticas y centros de salud no estén proporcionando el método de emergencia. 

La defensora de los derechos sexuales y reproductivos, recordó que en aquella oportunidad se les informó que para 2024 la píldora ya se iba a encontrar dentro del sistema de salud pública, y aseguró que han realizado monitoreos que han coincidido en que todavía no se encuentran dentro de la red sanitaria. 

Jinna Rosales, vocera del Grupo Estratégico por la PAE (GE Pae), afirmó que desde las organizaciones de mujeres se han percatado de la poca voluntad política de las autoridades para garantizar los derechos reproductivos. 

A raíz de la promesa gubernamental, aseguró que esperan por parte de la Secretaría de Salud la implementación de presupuestos anuales y la compra pertinente de las píldoras anticonceptivas de emergencia para que se puedan distribuir de manera equitativa en los diferentes departamentos de Honduras, especialmente en aquellos que reportan las tasas más altas de abuso sexual y embarazo adolescente. 

Asimismo, hizo énfasis en la necesidad de capacitar y sensibilizar al personal médico para evitar la estigmatización y la negación a las mujeres y jóvenes que requieran de la PAE. 

El 8 de marzo de 2023, en conmemoración al Día Internacional de la Mujer, la presidenta Xiomara Castro, en compañía del entonces ministro de Salud, José Manuel Matheu, firmaron un Acuerdo Ejecutivo para facilitar la distribución, venta y uso de la PAE, en cumplimiento con una de las promesas de campaña de la mandataria, sin embargo, a más de un año de su aprobación, el uso del anticonceptivo de emergencia continúa siendo una deuda pendiente.

Compartir 👍

Podría interesarte