Certeza.|Nación.|Noticias Destacadas

A 56 día de la cuarentena taxistas exigen retornar a la normalidad

taxistas

Tres hombres miembros de la Asociación de Taxistas de Honduras (Ataxish) mantienen la toma en un carril del Bulevar del Norte en Comayagüela. Ellos fueron convocados para una nueva entrega de alimentos, pero aprovecharon un retraso para protestar cerrando el bulevar para exigir que los dejen trabajar con medidas de bioseguridad como: usar gel antibacterial, mascarilla y tres clientes dentro del vehículo.

Compartir

Fotos y texto: Fernando Destéphen

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-“Desde las tres de la mañana estamos aquí”, me dice un hombre flaco que se pone a mi lado izquierdo, viste una camiseta y una calzoneta del equipo de fútbol español Barcelona, lleva una mascarilla de tela que se quita para hablar y confirma que desde la madrugada están allí, no sabe quién los convocó, pero llegaron a tomarse la calle para exigir que los dejen trabajar. Son cientos de taxistas afiliados a la Asociación de Taxistas de Honduras (Ataxish) que desde que comenzó la cuarentena están sin trabajar y por ende sin generar ingresos para sobrevivir.

Lea además: ¿Cuándo se terminen las ciruelas y los mangos qué vamos a vender? La pregunta de los ambulantes

La constante queja es que a ellos como taxistas registrados legalmente los tienen encerrados, mientras que los “brujos” y los pick ups se mantienen trabajando, y las autoridades lo permiten cuando no los detienen. “Esas pailas suben gente y les cobran de 50 a 60 lempiras”, me dice otro ruletero, mientras salta en la calle cerrada en el Bulevar del Norte en la ruidosa ciudad de Comayagüela.

Los taxistas cerraron el Bulevar del Norte a la altura de la clínica periférica del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) de la colonia Santa Fe de Comayagüela, por alrededor de diez minutos, tiempo que aprovecharon para enfrentarse con sus competidores que recogían pasajeros.

Con el paso de las horas los directivos de la Asociación de Taxistas de Honduras (Ataxish) aparecieron con raciones de alimentos para sus compañeros mientras estos continuaban aglomerados, silbando y gritando “fuera JOH”.  Algunos usaban mascarillas, otros no.

De la colonia Policarpo Paz (La Polo) bajó un pick up rojo con camper que llevaba pasajeros. A su pasó salió un taxista que lanzó un grito de repudio, mientras sus demás compañeros corren y bloquean el acceso. Al lugar llegaron dos policías que intentaron mantener el orden, pero desde atrás llegaron más taxistas, quienes zangolotearon el carro y bajaron a sus ocupantes, ante la mirada paciente de los policías que no hallaban qué hacer.

Después del ataque, el conductor del vehículo rojo se bajó a recoger dos tablas y gritó con nerviosismo, “les están dando de hartar y no dejan de joder”. Cerró la puerta de golpeado vehículo y se fue sin clientes.

La protesta se fue calmando y entre la muchedumbre apareció un hombre con una mascarilla azul y gorra desteñida, gritando a todo pulmón: ¡jugo de limón, si no le gusta no lo paga! El vendedor retaba de esa manera a los compradores con su tradicional marketing que, por cierto, tuvo impacto, porque le fue bien.

Mientras los ánimos se apaciguaban los taxistas hacían una fila para reclamar la bolsa de alimentos que les entregaban sus dirigentes y que fue gestionada con el gobierno a través de los activistas del Partido Nacional que rectoran el Instituto Hondureño del Transporte Terrestre.

 

taxistas
Tres hombres miembros de la Asociación de Taxistas de Honduras (Ataxish) mantienen la toma en un carril del Bulevar del Norte en Comayagüela. Ellos fueron convocados para una nueva entrega de alimentos, pero aprovecharon un retraso para protestar cerrando el bulevar para exigir que los dejen trabajar con medidas de bioseguridad como: usar gel antibacterial, mascarilla y tres clientes dentro del vehículo.

 

taxistas
Una asustada madre hala de la mano a su pequeño hijo, mientras éste observa la aglomeración de taxistas protestando. Este lunes, y debido a las nuevas medidas restrictivas del gobierno, se determinó que la circulación será reducida a un digito de la cédula de identidad, también el toque de queda se ha extendido hasta el 17 de mayo.

 

taxistas
Un policía interviene cuando los manifestantes bloquearon un carro blanco al que acusaban de ser taxista «brujo» y estar trabajando durante la emergencia. Después de insultos y amenazas, el conductor llevó el carro hasta un estacionamiento, en el lugar donde funciona la oficina de Ataxish, a la altura de la clínica periférica del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) de la colonia Santa Fe de Comayagüela.

 

taxistas
Miembros de la PMOP esperan la orden de sus superiores para proceder a desalojar a los manifestantes. Al final no hubo desaojo porque los taxistas se quitaron de la vía pública.

 

Taxistas
Dirigentes de Ataxish intentan ordenar a sus afiliados para comenzar la entrega de alimentos. 
Un vecino de la colonia Bella Vista de Comayagüela, desinfecta la carreta de un vendedor de pan, antes de que este pase por uno de los puestos de control que los vecinos decidieron ubicar en todas las entradas y salidas de esa zona. Son siete los puntos de control en el que todos los residentes deberán colaborar para efectuar la desinfección de vehículos y personas, a quienes se les exige el uso de mascarillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.