35 enfermeras han fallecido a causa del Covid-19 y unas 2,990 se han contagiado

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- En la última semana fallecieron 4 trabajadores de la enfermería, esta situación ha generado tristeza y preocupación en el gremio a nivel nacional, quienes ven que la situación empeora cada día.

De acuerdo a Josué Orellana, presidente de la Asociación Nacional de Enfermeros y Enfermeras Auxiliares de Honduras (ANEEAH), su gremio ha sufrido en lo que va de la pandemia, un total de 35 fallecimientos.

“Estamos consternados por la muerte de enfermeras y enfermeros, ya van 35 en toda la pandemia, y esta es una triste realidad porque vemos que no se están tomando las medidas necesarias”, comentó Hernández.

Desde el punto de vista de Orellana es urgente que las autoridades y la ciudadanía tomen conciencia de la importancia de tomar medidas preventivas y sobre todo que permitan no exponerse al contagio por COVID-19.

Noticia relacionada Jornada luctuosa para médicos y enfermeras en Honduras

“Le pedimos a la población que se proteja, pero no hacen caso y vemos que siguen en relajamiento, es lamentable que no hagan caso a las sugerencias que hacen los trabajadores de la salud, por eso creemos que estamos en la altura moral de exigirle a la población que se proteja”, cuestionó Orellana.

Datos que maneja la ANEEAH detallan que hasta la fecha 2900 trabajadores del área se han contagiado, en la actualidad hay 14 hospitalizados y 3 en condiciones grave.

“No podemos seguir poniendo los muertos, necesitamos que la gente asuma su responsabilidad, de lo contrario seguiremos llorando a nuestro personal que todos los días cae en esa primera línea de atención”, recalcó Orellana.

El enfermero contó que los centros asistenciales ya están colapsados y eso repercute en el personal de primera línea, el cual está más expuesto a la enfermedad.

Orellana dijo que el panorama no es nada prometedor y que los próximos meses pueden ser peor tanto para la población que se contagie, como para el personal del área de la salud.

“Estamos viendo un acelerado número de contagio en todas las vías, los empleados de la salud no se salvan, también somos humanos y si nos enfermamos corremos el riesgo de fallecer”, explicó Orellana.

Por el momento el Gobierno no ha tomado medidas eficientes para reducir los contagios de COVID-19, en tal sentido el alto flujo de personas en la calle a diario, mantiene en alerta roja a médicos, enfermeras y personal que labora en los centros médicos públicos y privados a nivel nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.