Nación.

Secretaría de Educación amenaza con despedir a los docentes que no colaboren con la alfabetización

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La secretaría de Educación envió ayer miércoles el oficio número 0064-SE-2016, mediante el cual amenaza con proceder administrativamente en contra de aquellos docentes que supuestamente están incitando a los estudiantes al incumplimiento del proceso de alfabetización.

ANALFABETISMO

“Los Directores Departamentales de Educación, deben proceder de inmediato a abrir el procedimiento administrativo a los docentes que están siendo denunciados por incitar a los estudiantes al incumplimiento de la alfabetización en el marco del Trabajo Educativo Social en algunos centros educativos del país, el proceso debe conllevar a la supervisión en los centros y citar a audiencias de descargo para aplicar la sanción disciplinaria de separación, según sea el caso, o la destitución de proceder”, dice la parte medular de la circular que ha sido rechazada por la dirigencia magisterial por considerarla una medida intimidatoria.

La amenaza del  gobierno surgió a raíz de que varios colegios de San Pedro Sula y Tegucigalpa, han sido tomados por los estudiantes de último año de secundaria, que rechazan que se les imponga la alfabetización como requisito para graduarse y porque están asumiendo costos que van desde 500 hasta 3,500 lempiras para sufragar los gastos del material didáctico,   alimentación y transporte de los alfabetizados.

AMENAZA ES IMPROCEDENTE

Para el presidente del Colegio Profesional Superación Magisterial Hondureño (COLPROSUMAH), Elías Muñoz Varela, la advertencia de la secretaría de Educación es improcedente porque ya el Estatuto del Docente establece los procedimientos a seguir para sancionar a un maestro cuando comete faltas.

Muñoz Varela, quien compareció al programa “En Exclusiva” de Globo TV, que conduce la periodista Lidieth Díaz, aclaró además que el COLPROSUMAH no se opone a la alfabetización sino que al procedimiento que están utilizando las autoridades educativas.

En ese orden de ideas, reprochó que el programa se implemente de manera impositiva y que sean los padres de familia quienes costeen el proyecto, cuando debería ser el gobierno que dote del material didáctico y todos los requerimientos necesarios, porque el Estado es el responsable de la educación de todos los hondureños.

Asimismo condenó que como parte del programa se esté involucrando a niños de noveno grado que no tienen la madurez ni las competencias didácticas ni pedagógicas para llevar a cabo esa labor.

Por otra parte, recordó que en el 2006, durante el gobierno de Manuel Zelaya Rosales, se puso en marcha el programa cubano “Yo Sí Puedo”, con el concurso de los docentes y en tres años se logró reducir el analfabetismo de 18.7 % a 15.7 %.

Sin embargo señaló que después de siete años, solo se ha logrado una reducción de 1.7 %, lo que indica que “todo lo que es impuesto y todo lo que no se consensua, todo lo que no se habla con los muchachos, los padres de familia y el magisterio, es un fracaso”.

En la comparecencia televisiva estuvieron presentes otros dirigentes magisteriales y el presidente de la Asociación de Padres de Familia del Centro de Innovación e Investigación Educativas (CIIE), Edmon Villatoro, quien refirió que el proyecto les está provocando serios problemas por su alto costo y porque los alumnos han sido responsabilizados de censar a las personas analfabetas.

Villatoro amplió que no es posible que el gobierno, aparte de responsabilizar a los estudiantes de alfabetizar les haya obligado a censar, cuando se supone que existe el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) para realizar esas tareas.

Apuntó que esa responsabilidad ha sido difícil de cumplir por los alumnos del CIIE porque este centro educativo está ubicado en una zona urbana de clase media donde casi no existen personas analfabetas, por lo que no se puede obligar a que existan dos alfabetizados por cada estudiante como requisito de graduación.

60 mil alumnos obligados a alfabetizar

El secretario de Educación, Marlon Escoto, precisó que a nivel nacional hay al menos 60 mil alumnos de secundaria que están obligados a participar en el proceso de alfabetización. Detalló que dentro de esa cantidad hay estudiantes de colegios públicos y privados a nivel nacional.

“Este es el programa educativo más grande de la historia del país, va más allá de los jóvenes de secundaria, están alfabetizando los universitarios, las ONG, van a alfabetizar los empleados de la Secretaría de Educación, la iglesia Católica, entre otros”, apuntó el funcionario.

La alfabetización ha sido impuesta por el gobierno como requisito de graduación para los estudiantes de secundaria y se enmarca en la Campaña Nacional de Alfabetización, “Honduras Aprende, por una Vida Mejor”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.