Logo Cirterio.hn blanco

Rolando Argueta deja amarrados más de mil 200 empleados interinos en el Poder Judicial de Honduras

Tegucigalpa. – A pocos días de culminar su periodo como presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Rolando Argueta anunció el otorgamiento de acuerdos en propiedad a empleados en condición de interinato en el Poder Judicial.

El anuncio, lo realizó en el marco de la Acreditación en Gestión de Calidad de los Despachos Judiciales; y que, de la misma manera, fue ratificado a través de la cuenta de Twitter del Poder Judicial.

Nota de interés: Cuestionamiento del presidente de la CJS sobre trabajo de UFERCO: ¿es temor ante llegada de la CICIH?

ESTRATEGIA DE MANIPULACIÓN

Rolando Argueta, tiene el mando de la Corte Suprema de Justicia desde el 2016, y será este próximo 25 de enero que se conocerá a los nuevos magistrados que regirán este poder del Estado.

Es decir, que Argueta pierde el control como magistrado y en ese sentido el acceso a la ley.

Ante esto, analistas consultados por Criterio.hn son de la opinión que estos movimientos, justo antes del ocaso de su régimen, no es más que un abuso de poder y una estrategia de manipulación y control una vez terminado su periodo de mandato.

Alex Navas

Para el abogado Alex Navas, estos nombramientos son “un total abuso de autoridad, que favorece a las redes clientelares que él [Rolando Argueta], tiene ahí para seguir teniendo el control”.

Al analizar estos nombramientos desde la parte administrativa, no se comprende el porqué hasta este momento se están acreditando las plazas que estaban disponibles a empleados que forman parte de la CSJ desde hace doce años.

Sin embargo, el abogado Mario Rolando Díaz, quien forma parte de la CSJ, mencionó que estas acciones dejan, en ciertos sectores del Poder Legislativo “un mal sabor”, por lo tardío en que se han efectuado concursos y que parece que llevan un interés oculto.

“Porqué hasta ahora, cual es la intencionalidad que se esconde detrás de esos nombramientos apresurados”, cuestionó el abogado Díaz.

Al tiempo que, reiteró que estos nombramientos a prisas “son sinónimo de querer dejar amarrada una CSJ, porque prácticamente sin esos acuerdos no podrían hacer nada”.

Tomando en cuenta que la CSJ está integrada por una Corte de Apelaciones, Tribunales de Sentencia, Juzgados de Letras y Juzgados de Paz, al hacer estos nombramientos en las postrimerías de su mandato como alto magistrado, para el abogado Navas, Argueta deja entrever que al hacer estos nombramientos “va a seguir con el control directo sobre ciertas decisiones que se pueden todavía dar en el Poder Judicial”.

Al tiempo que calificó como “una estrategia clientelar que favorece los intereses de las redes de corrupción”, de acuerdo con Navas, estas redes todavía están en el Poder Judicial y en otras instituciones del Estado, por lo que “quieren seguir teniendo el control sobre algunas decisiones y fallos que vayan a tomar en el futuro” enfatizo el abogado experto en temas Anti-corrupción.

NOMBRAMIENTOS: RETO PARA LA NUEVA CORTE

Pese a que no se termina de comprender el porqué de estas acreditaciones como empleados permanentes del poder judicial, justo antes de terminar su magistratura, será la nueva CSJ quien tendrá que hacer las verificaciones correspondientes y constatar si este procedimiento administrativo cumplió con los requisitos de ley.

De acuerdo al abogado Díaz, ex presidente de la Asociación de Jueces por la Democracia de la CSJ, muchos de estos empleados hicieron prueba de conocimientos, prueba psicométrica, la prueba toxicológica, y otros requisitos que demanda el proceso de contratación.

Sin embargo, advirtió que se debe corroborar, si efectivamente estos nombramientos corresponden a empleados que ya forman parte del Poder Judicial o son personas recientemente allegadas; y también se debe verificar si han cumplido con los requerimientos que el mismo concurso establece.

Lea también: Junta Nominadora trabaja contrarreloj con la mira puesta en la nómina final de candidatas y candidatos a la CSJ

Mientras tanto, el cuestionamiento continúa, porque el presidente de la CJS estuvo 7 años al mando, periodo en el que pudo regularizar la situación de estos 1200 empleados en condición de interinato y que forman parte del Poder Judicial por más de 12 años cómo lo ratificó Rolando Argueta, ¿Habrá un interés oculto?

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. breidyhernandez@criterio.hn

comparte:

Más publicaciones

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.