Recomiendan acercar a las unidades hospitalarias los servicios de laboratorio de virología

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

El Director del hospital, Enrique Aguilar Cerrato, de la Esperanza, departamento Intibucá, Ramón Argueta, ha informado que en las últimas cinco semanas el Laboratorio de Virología les mantiene rezagadas 92 pruebas para la detección del coronavirus que inexplicablemente no han sido procesadas.

Sostuvo, que en ese centro asistencial nueve personas sospechosas de la enfermedad han fallecido, pero que el laboratorio solo ha confirmado a cuatro por retrasos en el procesamiento de las pruebas. El galeno dice que todos fueron enterrados como sospechosos, “pero a ciencia cierta no sabemos”.    

Indicó, que desde hace dos meses se vienen retrasando los procesos de las pruebas PCR enviadas por ese hospital y que en la noche del miércoles cinco de julio, dos pacientes más murieron con sospechas de portar el virus. A ellos no les hicieran las pruebas, porque hace cuatro semanas que no tienen.

Aseguró, que al inicio, en ese centro asistencial habilitaron 16 camas destinadas a la sala covid, pero que debido al incremento de casos, en este momento hay treinta y cinco. Afirmó que la situación es difícil, por la gran cantidad de médicos, enfermeras y demás personal del sistema sanitario, que ha fallecido a causa del contagio de la enfermedad.  

Desde el año 2015, en el proceso de la descentralización que empuja el gobierno, la Secretaria de Salud traslado el manejo del Hospital, Enrique Aguilar Cerrato, a la Fundación Gestora de la Salud (FUNDAGES). El centro asistencial atiende una población potencial de 250 mil personas de los departamentos de Lempira, La Paz y Comayagua.

Sin embargo, muchos trabajadores, que pese a estar arriendo sus vidas, también están sin recibir sus salarios porque según lo expresado por el director de ese hospital, las autoridades centrales no le han transferido los recursos a la fundación encargada del manejo administrativo.

En los últimos cuatro meses el gobierno ha erogado millonarios recursos económicos que fueron aprobados para el combate de la pandemia. Sin embargo, no ha sido capaz de instalar laboratorios regionales cercanos a los hospitales donde se tratan a pacientes con sospechas de Covid 19 a fin de procesar las pruebas en el menor tiempo posible.   

Hasta ahora en todo el país solo hay dos laboratorios de virología, uno en Tegucigalpa y otro en San pedro Sula, que no son suficientes y que tampoco cuentan con el personal y los materiales necesarios para procesar todas las muestras que les llegan. Por esa razón, mantienen retrasos hasta de tres semanas, y dan los resultados hasta que muchas personas ya han fallecido.      

Por tal razón, el director del Hospital Enrique Aguilar, quien sin resultados satisfactorios envía las pruebas a Tegucigalpa, ha comenzado a gestionar la posibilidad de que el laboratorio de la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (DICTA), de La Esperanza Intibucá  pueda procesar las pruebas PCR de los pacientes de covid 19.

El medico asegura que en este laboratorio instalado por la SAG-DICTA, para la investigación y el tratamiento agropecuario, están haciendo pruebas moleculares y que podría ser la alternativa en el procesamiento de las pruebas PCR.

Por decreto declararán a los recuperados

El especialista en epidemiologia, Fidel Barahona, asegura que las autoridades al no contar con un plan estratégico para el manejo de la pandemia, le trasladan el problema al personal que está en primera línea de combate de la de la enfermedad y lo pone en dificultad porque hay situaciones no está en sus manos resolverlas, como es la adquisición de las pruebas, por ejemplo.

Para él, el gobierno debió prepararse con la compra de pruebas, la instalación de laboratorios, compras de equipo y nombramiento personal de virología para dar respuesta en los hospitales regionales.

“Hay que acercar a las unidades hospitalarias  los servicios de laboratorio de virología para que  se procesen más rápido y darle al paciente una respuesta rápida”, aseveró Barahona.

Cuestionó, que en plena  pandemia no haya pruebas de detección y que el laboratorio de virología esté dedicado únicamente al procesamiento de esas muestras rezagadas cuando ya muchas personas ya fallecieron. Las autoridades  mantienen un retraso hasta de tres semanas y por eso los resultados que dan a conocer en las cadenas de radio y televisión no se ajustan a la mortalidad diaria.

Insistió, que desde hace 4 meses el gobierno debió contar con instalaciones y constituir un equipo con experiencia para darle respuesta a las pruebas de PCR.  Y agregó, que en los hospitales grandes, como, el Escuela, Mario Catarino Rivas, el  Leonardo Martínez y  el Tórax, donde hay laboratorios pudieron instalar un área de virología.

Informó, que como no hay pruebas PCR y tampoco hay pruebas rápidas, las autoridades por “decreto” van a declarar a los recuperados sin necesidad de que se les haga una prueba de comprobación o segunda prueba de PCR que garantice que es negativa. “¿Y qué dicen ellos?, los médicos deben de saber de clínica y estoy de acuerdo pero, ¿se dedicó el tiempo apropiado para capacitar a los médicos?” cuestionó el epidemiólogo. 

Razonó, que en medicina, el laboratorio se utiliza para apoyar los hallazgos de carácter clínico y de igual manera la parte de radiología, que el médico puede llegar al diagnóstico presuntivo, pero que se necesita el apoyo laboratorial o radiológico que asegure el análisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.