Presidenta del Colegio Médico de Honduras

Presidenta del Colegio Médico de Honduras llama al gremio a rescatar el sistema de salud

 

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- La presidenta del Colegio Médico de Honduras, Suyapa Figueroa lanzó un enérgico llamado a los profesionales de la medicina de Honduras a rescatar el sistema de salud del país.

El llamado es a todos los médicos de Honduras sin distinción de credo, religión o afiliación política.

Llama a sus colegas a no seguir siendo parte de la corrupción gubernamental desatada en el sistema de salud y acentuada con la pandemia del coronavirus donde señala que el gobierno ha sumado la mentira y la estafa y la más obscena corrupción.

 

Aquí el Pronunciamiento publico

Guerreros y guerreras de bata  blanca: médicos en servicio social, médicos desempleados, médicos padres y madres, médicos internos que han sostenido (incluso sin beca) la atención en salud que niega este gobierno de la improvisación, médicos «código verde», médicos migrantes, médicos «colaboradores», médicos esposos y esposas, médicos expuestos sin equipo de bioseguridad, médicos mártires de la irresponsabilidad frente a esta pandemia, leales al juramento hipocrático que nos llama a defender la vida y a los más pobres, me dirijo a ustedes colegas, y al Pueblo hondureño, en nombre de la Junta Directiva del Colegio Médico de Honduras, institución que tengo la responsabilidad y el honor de dirigir.

En el año 2016, por mandato de la Asamblea General, nuestro gremio se propuso enfrentar el desafío más grande de su historia: derogar la Ley Marco del Sistema de Protección Social (LMSPS) que viola el Estatuto del Medico Empleado y aparta al Estado de su responsabilidad de garantizar el derecho a la Salud Pública y la Protección Social, al transferir la prestación de estos servicios al sector privado y convertir la salud en una mercancía. Hoy esta lucha, en in que no hemos cedido ni un centímetro a la privatización, es el epicentro de la pandemia del Coronavirus, que amenaza nuestras vidas.

El pueblo hondureño está a merced de la torpeza de las instancias «ad hoc» que este gobierno ha constituido; funcionarios y empresarios que abren y cierran el mercado, como si se tratara de levantar la tranca de un corral. A la comprensible incertidumbre que produce la pandemia, ellos han sumado la mentira y la estafa, la más obscena corrupción.

El gremio médico no está dispuesto a contribuir de ninguna manera con esa estafa. Después de seis años empeñados, junto a diversos sectores del país, en derogar la LMSPS, miles de ciudadanos y colegas entienden con claridad que esta ley, al privatizar la salud, le arrebata al médico sus derechos laborales y su autonomía para ejercer esta noble profesión que costa. sacrificio familiar.

Bajo ninguna circunstancia, el Colegio Médico de Honduras dejará de evidenciar la improvisación, la corrupción y las inmerecidas prerrogativas. Hacemos un llamado a continuar exigiendo al gobierno un plan realista, científico y equitativo para enfrentar la pandemia del Coronavirus. Ninguna solución individual es humana.

A cada quien la historia le pasará factura; a quienes han robado, a quienes han legislado para hacer negocios, a quienes han exigido privilegios que no merecen.

¡Aún podemos rescatar el sistema de salud pública solidario y universal, hoy saqueado y enfermo de corrupción!

Dra. Suyapa Figueroa Eguiguren presidenta del Colegio Médico de Honduras Tegucigalpa, Honduras / 22 de junio de 2020

  • Jorge Burgos
    Tengo algunos años de experiencia y me encanta practicar el periodismo incómodo que toque los tinglados del poder, buscando cambios en la forma de gobernar y procurar el combate a la corrupción, develando lo que el poder siempre quiere ocultar. Ver todas las entradas

Compartir 👍

Podría interesarte

Un comentario

  1. Doctora figueroa me gustan sus palabras. Y admiro su balor. Eso es exactamente lo que se debe de aser. Contarle las costillas a toda la cupula de govierno. Doctora. Adelante ustedes tienen. Todo el peso suficiente. Para frenar estos descalabros. De todos los corructos. Gracias Doctora figueroa