Uncategorized

Posible presencia del ZICA en Honduras

2006 Prof. Frank Hadley Collins, Dir., Cntr. for Global Health and Infectious Diseases, Univ. of Notre Dame This 2006 photograph depicted a female Aedes aegypti mosquito while she was in the process of acquiring a blood meal from her human host, who in this instance, was actually the biomedical photographer, James Gathany, here at the Centers for Disease Control. You’ll note the feeding apparatus consisting of a sharp, orange-colored “fascicle”, which while not feeding, is covered in a soft, pliant sheath called the «labellum”, which retracts as the sharp stylets contained within pierce the host’s skin surface, as the insect obtains its blood meal. The orange color of the fascicle is due to the red color of the blood as it migrates up the thin, sharp translucent tube. The first reported epidemics of Dengue (DF) and dengue hemorrhagic fever (DHF) occurred in 1779-1780 in Asia, Africa, and North America. The near simultaneous occurrence of outbreaks on three continents indicates that these viruses and their mosquito vector have had a worldwide distribution in the tropics for more than 200 years. During most of this time, DF was considered a mild, nonfatal disease of visitors to the tropics. Generally, there were long intervals (10-40 years) between major epidemics, mainly because the introduction of a new serotype in a susceptible population occurred only if viruses and their mosquito vector, primarily the Aedes aegypti mosquito, could survive the slow transport between population centers by sailing vessels.

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El infectólogo hondureño, Tito Alvarado, denunció que las autoridades de salud se quedan a la zaga en alertar enfermedades infecciosas.

No se han presentado casos oficialmente, pero tampoco las autoridades de salud pública confirman o niegan la presencia del ZICA en el país.

Sin embargo, Alvarado advirtió que si países como Guatemala, El Salvador, Brásil, Guyana y otros ya alertaron la presencia del ZICA en sus territorios, no sería extraño que también esté presente en Honduras.

El galeno recomendó a las autoridades de salud comenzar a obtener los sueros para atender posibles casos que se puedan presentar.

Las noticias de Brásil son alarmantes por que se asocia a la enfermedad con microcefalia, o cabezas pequeñas. La enfermedad no produce muerte, pero sí la microcefalia, lo cual es alarmante.

El Ministerio de Salud de El Salvador confirmó  que  tres de 10 muestras enviadas para análisis al laboratorio del centro para control de enfermedades en Estados Unidos, dieron positivo

La nación ístmica es el quinto país del hemisferio que ratifica la presencia del ZICA en su territorio, antes lo hicieron Chile, Brásil, Colombia y Guatemala

Hace dos días el gobierno de Guatemala admitió que un ciudadano de 21 años del departamento de Zacapa, frontera con Honduras, tenía la enfermedad.

ZICA

CONOZAC MÁS SOBRE EL ZICA

El ZICA apareció en 2015 en Brásil, debido a un brote de erupciones cutáneas en pobladores de seis estados del noreste. En mayo el gobierno carioca confirmó su circulación e identificó 16 muestras en los estados de Bahía, Río Grande del Norte y en Sao Paulo, en una persona sin historial de viaje.

El Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades afirmó que se trata del primer brote del mal en América Latina. El virus del ZICA lo provoca la picadura del mosquito aedes aegyptii, es similar al dengue, fiebre amarilla, virus del nilo occidental y encefalitis japonesa.

Fue identificado por primera vez en 1947, en los bosques de Zica, Uganda, durante un estudio sobre la transmisión de la fiebre amarilla en la selva. Análisis confirmaron la infección en seres humanos en Uganda y Tanzania en 1952; en 1968 fue aislado en muestras humanas en Nigeria.

En 2007 la infección apareció en la isla de Yap, en Micronesia, Océano Pacífico. Fue la primera vez que se detectó fuera de África y Asia. En octubre de 2013 surgió un brote que generó 10 mil casos en la polinesia francesa.

En febrero de 2014 autoridades chilenas confirmaron un caso de transmisión autóctona en la Isla de Pascua, el cual coincidió con un brote en nueva caledonia y las Islas Cook. Nuevamente en el Océano Pacífico.

No hay una vacuna ni un tratamiento específico para el ZICA, sólo un manejo sintomático que consiste en descansar y en tomar acetaminofén o paracetamol para el control de la fiebre.

No se recomienda el uso de aspirinas por el riesgo de sangrado que acarrea. También se aconseja ingerir líquido en abundancia para paliar el que se pierde por diferentes razones.

Se recomienda el uso de mosquiteros, mallas impregnadas de insecticidas y repelentes; además del consumo abundante de agua y la exposición mínima de la piel al ambiente.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.