Policía Nacional de Honduras se lava las manos con el crimen del “zar antidrogas”

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Una improcedente posición asumieron este lunes las autoridades de la Policía Nacional de Honduras al desvincularse del crimen contra el general (r) Arístides Gonzales Irías y excusarse que cuando se cometió el repudiable suceso, el 8 diciembre de 2009, ellos no eran parte de la cúpula de esa institución.

Lejos de ofrecer disculpas o perdón por el hecho, las autoridades policiales expresaron su supuesto “compromiso de no encubrir a ningún funcionario policial activo o en condición de retiro que se aparte de su misión de servir y proteger”, sin embargo desde el 2009 y hasta la fecha no habían presentado ningún elemento que involucrara a policías en el asesinato de Gonzales Irías, conocido como el “zar antidrogas”.

La cúpula policial reaccionó hasta este lunes y lo hizo luego que un medio impreso de circulación nacional publicara un reportaje periodístico, que con documentación soporte devela que la cúpula policial que estaba en funciones en diciembre de 2009, mandó a matar al entonces director de Lucha Contra el Narcotráfico.

González Irías fue acribillado el 8 de diciembre de 2009 por sicarios que se conducían en motocicletas a la altura de la escuela José Cecilio del Valle ubicada en el barrio El Guanacaste  y pese a existir informes oficiales, su crimen considerado de alto impacto, aún  continúa en la impunidad.

El crimen contra el funcionario antidrogas se cometió cuando fungía como secretario de Seguridad,  el coronel en condición de retiro Jorge Alberto Rodas Gamero y el director de la Policía Nacional, Salomón Escoto Salinas.

A continuación el comunicado emitido hoy por la Policía Nacional:

COMUNICADO DE PRENSA

En relación a informe publicado este día por un medio impreso nacional en el que se asegura la participación de la Cúpula Policial que fungió en el año 2009, en la muerte del director de Lucha Contra el Narcotráfico,  general (r) Arístides Gonzales Irías (Q.D.D.G.), esta Institución a la opinión pública nacional e internacional comunica lo siguiente:

  1. Que la Policía Nacional en la actualidad es una institución profesional del Estado cuyas actuaciones se rigen bajo los principio de legalidad, transparencia y el irrestricto respeto a los Derechos Humanos.   
  1. Que supuestas conductas de funcionarios policiales que actuaron al margen de la Ley en el pasado, no reflejan la Política Institucional ni son coherentes con la Misión Constitucional de salvaguardar la integridad física y proteger los bienes de las personas.
  1. Debido a lo anterior, la Policía Nacional deja en claro que expresamos nuestro repudio a cualquier participación de algún integrante de la Institución en posibles hechos al margen de la Ley.
  1. La Policía Nacional manifiesta su interés de colaborar con todos los entes de justicia del Estado a fin de que se continúe el proceso de investigación, esclarecimiento y judicialización de los responsables de este crimen.
  1. Se aclara que la actual estructura de Mando de la Policía Nacional no formaba parte de la Cúpula Policial en el momento en que se dieron los hechos y reitera su compromiso de no encubrir a ningún funcionario policial activo o en condición de retiro que se aparte de su misión de Servir y Proteger.
  1. Es importante recalcar que la Policía Nacional de Honduras necesita una nueva Ley Orgánica que agilice los procesos de certificación, profesionalización y desarrollo institucional, y que le permita la cancelación inmediata y definitiva de integrantes de la Institución que no cumplan con la Ley.   

El Ocotal, F.M., 04 de abril de 2016.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.