Piden que Noruega denuncie ante la ONU que la derecha prepara fraude y golpe en Bolivia

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

 

En Oslo, Noruega, el Grupo de Apoyo al Proceso Electoral en Bolivia, mediante un comunicado y en carta dirigida al Ministerio de Relaciones noruego, pide que este país denuncie ante el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que la derecha prepara un fraude electoral y un posible golpe de Estado si dicho engaño no logra detener al pueblo en defensa de su voto.

“Nos preocupa mucho las declaraciones de la Presidenta de facto Jeanine Añez y del ministro de Gobierno Arturo Murillo en sentido de que no harán entrega del Gobierno al MAS-IPSP en caso de que este partido gane las elecciones el 18 de octubre. Para este efecto el Gobierno actual ha realizado compras de materiales para el uso de la policía y el ejército para reprimir a la población. Se prepara un fraude electoral y un posible golpe de Estado si el fraude no logra detener al pueblo”, señala el comunicado.

El Grupo internacional también hace un llamado a la comunidad internacional y a las instituciones defensoras de los Derechos Humanos y de la Democracia a estar atentos este 18 de octubre, día en que se llevarán a cabo las elecciones generales en Bolivia.

De hecho, el legajo señala que de los comicios, el 18 de octubre se realizarán “en un ambiente de mucha preocupación e incertidumbre por las acciones que lleva adelante el actual Gobierno: persecución, judicialización, encarcelamientos y amenazas permanentes en contra de los candidatos, militantes y simpatizantes del Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP)”.
Por estas consideraciones, el Grupo al Reino de Noruega “muy respetuosamente un pronunciamiento de preocupación sobre la transparencia de las elecciones y de rechazo a todas las formas de violencia”.
Asimismo en su carta dirigida al Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país, esta organización internacional manifiesta su preocupación por la situación en Bolivia a la que califica como muy crítica y caracterizada por la violencia sistemática después de las elecciones de octubre de 2019. En este sentido señala que los alegatos de la “derecha” contra el ex presidente Evo Morales por fraude electoral fueron apoyados por Estados Unidos y la OEA, pero desde entonces han sido rechazados. Continúa la polémica sobre si fue un golpe.
La carta, asimismo, señala que el gobierno interino prometió nuevas elecciones en tres meses, pero éstas han sido aplazadas varias veces.
La Ayuda Popular Noruega (Norsk Folkehjelp) colabora, entre otras, con organizaciones nacionales de agricultores y pueblos indígenas CSUTCB y Bartolina Sisa en los departamentos de Cochabamba y Santa Cruz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.