Actualidad|Noticias Destacadas

Piden investigar Junta Interventora que depuró policías entre 2016 y 2019

Piden investigar Junta Interventora

Compartir

 

Por: Viena Hernández

Tegucigalpa. – La reincorporación de al menos dos mil policías para contratacar la ola criminal que anunció el gobierno ha resonado y provocado opiniones de diversos sectores, quienes también cuestionan que la Junta Interventora de la Policía que realizó el proceso de depuración es de poca credibilidad y debería ser investigada.

La Junta Interventora depuró entre 2016 y 2019 a seis mil policías, después de evaluar a 13, 500 de ellos. No obstante, la depuración siempre generó suspicacia y, entes como las Fuerzas Armadas, jamás fueron sometidos a depuración.

Los interventores fueron en ese entonces, el ministro de Seguridad, Julián Pacheco, el integrante de la sociedad civil, Omar Rivera, la abogada Vilma Morales, el pastor evangélico, Alberto Solórzano; además, posteriormente se integraron como asesores, German Leitzelar, Jorge Machado y Carlos Hernández.

Lea también: ¿Sirvió la depuración?: cuestionan reincorporación de policías por vínculos de algunos con el crimen

En febrero de 2022, el comisionado de la Policía Nacional en condición de retiro, Leandro Osorio, anunció que el 85% de los oficiales lograrían su reincorporación, situación que se efectuaría durante el nuevo gobierno.

A su vez, señaló que los exoficiales ganaron varias demandas al Estado que suman los mil millones de lempiras, dejando en evidencia un procedimiento de depuración incorrecto, porque, según indicó, irrespetaron la presunción de inocencia, no los sometieron a una audiencia de descargo y, de haber delitos, no fueron llevados al Ministerio Público.

En entrevista con Criterio.hn, Osorio manifestó que se trata de una mal llamada depuración, amañada y dirigida por Juan Orlando Hernández, el expresidente que enfrenta un juicio por narcotráfico a gran escala ante la justicia de la Corte del Distrito Sur de New York.

“Los depuradores han sido depredadores del Estado, y se han mantenido permanentemente aprovechando la teta del Estado bajo el mando de Hernández”, destacó el oficial.

Lea también: ¿Serán retomadas las denuncias del comisionado Leandro Osorio por el presente gobierno?

En referencia a la carta de la exrectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos, donde justificó su rechazo a la decisión del gobierno de reincorporar próximamente a los oficiales, Osorio apuntó que ella desea se hagan las cosas a su manera.

“Lamento lo que sucedió con su hijo, por supuestos miembros de la Policía, pero que no olvide que los delitos son personalísimos, qué culpa tiene un agente que no estuvo ahí en ese momento, sino en otros lados de Honduras haciendo su trabajo”, apuntó.

Lea también: Comisión depuradora de la policía cancela a Ramón Sabillón, Ricardo Ramírez del Cid y al Tigre Bonilla

Defendió que se deben respetar los derechos de los exoficiales, porque han sufrido daños colaterales después de ser depurados. Para el proceso de reincorporación, mencionó que está de acuerdo que se realicen las evaluaciones psicológicas, pruebas toxicológicas, que se verifiquen antecedentes policiales y penales para evitar integrar a quienes sí han cometido delitos.

El exdirector de la Policía Nacional, Ricardo Ramírez del Cid, también compartió ante medios locales que la Comisión no actuó conforme a ley y dejaron duda en la población. Por lo cual aconsejó, deberían someterse a una profunda investigación porque “el que trabaja para criminales, son personas que hacen cosas fuera de la ley y se convierten en sospechosos”.

Lea también: Policía Nacional recurrirá a reintegrar policías depurados para enfrentar criminalidad y violencia en Honduras

Argumentó que se puede cuestionar la intervención de la Policía partiendo de que siguieron órdenes del extraditado, Juan Orlando Hernández y el exministro de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco, mencionado en la Corte de New York por supuestas colaboraciones con el narcotráfico.

En febrero de 2021, el Poder Judicial emitió una orden de captura internacional contra Ramírez de Cid y su esposa Thelma Umaña, acusados del delito de lavado de activos, al señalar que no pudieron justificar más de 26 millones de lempiras.

Lea también: Mi destitución fue para no investigar asesinato de Alfredo Villatoro: Ramírez del Cid

No obstante, del Cid ha manifestado que su destitución de la Policía en 2016, se debió a la investigación del caso del secuestro y posterior asesinato del periodista Alfredo Villatoro, el 15 de mayo de 2012.

El analista Raúl Pineda Alvarado, expresó que la depuración “fue un chiste mal contado que sirvió para sacar a algunos malos y dejar a los malos de los otros”. Apuntó que la depuración debe ser un proceso trasversal u horizontal, pero permanente en Honduras.

Mientras tanto, el criminólogo Gonzalo Sánchez, señaló que se deberían infiltrar agentes de la Dirección de Asuntos Disciplinarios Policiales (Didadpol) en las diferentes agencias policiales, para investigar todas las faltas cometidas por los miembros de la carrera policial y también fortalecer la logística y las capacitaciones de estos oficiales.

Lea también: Depuración policial en Honduras, una farsa animada por la demagogia y la corrupción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.