Uncategorized

Piden al mandatario Juan Hernández sancionar proyecto de viviendas para Santa Bárbara

viviendas para Santa Bárbara

Compartir

El proyecto fue aprobado por el Congreso Nacional desde diciembre de 2018 y desde entonces está engavetado esperando la sanción del mandatario

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. -La injerencia político-sectaria hace mella en el desarrollo social de comunidades de San José de Colinas y La Arada, en el devastado departamento de Santa Bárbara, donde un proyecto para construir casas dignas para los habitantes de ambos municipios está paralizado por falta de sanción presidencial y la mala voluntad de un diputado oficialista.

Esa es la denuncia del jefe edilicio colineño, Amable de Jesús Hernández, formula ante el desinterés del titular del Poder Ejecutivo, Juan Orlando Hernández, que no ha sancionado el decreto para su publicación en el diario oficial La Gaceta.

El alcalde cuestionó, además, la conducta del diputado por el Partido Nacional por este departamento y vicepresidente del Congreso Nacional, Mario Pérez.

En diciembre de 2018 el Congreso Nacional aprobó un proyecto legislativo que hace ley las gestiones de financiamiento para las alcaldías de San José de Colinas y La Arada, colindantes en este sector de Honduras, para la construcción de viviendas sociales en sus respectivas comunidades.

“Intentamos que ese proyecto se presentara en 2016 y no se pudo, en 2017 y 2018 el Congreso Nacional no lo permitió nos tiramos todo el 2018 hasta que fue aprobado en diciembre. Incluso, con ayuda del secretario de Gobernación se logró un dictamen favorable de Finanzas, pero el diputado Mario Pérez ha impedido que esto se desarrolle y Juan Orlando Hernández tampoco lo ha sancionado para que se publique en el diario oficial La Gaceta”, refirió el alcalde Hernández.

Los daños en Santa Bárbara aún son incuantificables debido a que hay zonas a las que no se ha podido acceder por lo que decir 4.200 viviendas dañadas es poco y las ayudas o transferencias del gobierno no resuelven estos problemas.

Ejemplificó que, este año San José de Colinas recibió 7 transferencias de las 12, y aunque se recibieran todas y todos los subsidios que sean no ajustan, porque la magnitud del problema es tan grande que solo en San José Colinas se necesitan 2.5 millones de lempiras para reconstruir el sistema de alcantarillado.

Como parte de la difícil problemática local, se cuestiona la ausencia de autoridades de Comercio y de la Fiscalía del Consumidor, pues las ferreterías grandes están acaparando el PVC para aumentar el precio.

En cuanto a la reactivación económica, se requiere la intervención de Inversiones Estratégicas de Honduras, (Invest-H), en apoyo a la reapertura de caminos que ya hace el Fondo Cafetero Nacional, aunque su cobertura es insuficiente.

“Hemos implorado que con la misma celeridad con que se aprobaron esas leyes y paquetazos en el Congreso, ese decreto sea publicado y no se ha publicado por cuestiones de rivalidad política, porque en la política los celos son más crueles que en el amor sin pensar en el daño al país ni al departamento”, apuntó.

La infraestructura en acueductos y alcantarillados en todos los municipios fueron destruidos o dañados; los cultivos de café en áreas ricamente productoras en Las Vegas de Yamalá, Las Vegas de Jicatuyo y en San José de Colinas fueron seriamente dañadas o se perdieron en su totalidad.

Y no se podrán levantar si no se les habilita de parte del gobierno y la cooperación internacional alguna línea de crédito blando para rehabilitar la parte productiva, como parte de la reactivación económica.

NO PUBLICIDAD

El padre Leopoldo Serrano, cura párroco en Santa Bárbara, demandó de los diputados y del gobierno central no hacer publicidad el auxilio a las comunidades.

El sacerdote agradeció a la policía, bomberos y vecinos de Las Bodegas, Valle Verde y Nueva Arcadia, (Copán), por evacuar a centenares de afectados por la catástrofe que dejó un enorme alud de tierra que la madrugada del 25 de noviembre destruyó casi todo el lugar.

Lamentó que el gobernador departamental, Wilman Ottoniel Pineda, cuando “trajeron 50 colchonetas, víveres encargó a alguien tomar fotografías que inmediatamente mandaron al presidente, que ya las está publicando en su Facebook.

“Yo me siento ofendido y lo hago público que mis muchachos que no ganamos dinero, que actuamos de manera voluntaria y hacemos votos de pobreza nos anden en Facebook, ojalá lo borre el presidente, le pido que lo borre”.

Al gobernador pidió que gestione con el mandatario la asignación de tierras para las comunidades que perdieron todo, como La Reina, en Protección. No quiero donaciones del gobierno, cuando voy a reuniones a alguna alcaldía y me ofrecen almuerzo no agarro nada porque sé que ese dinero está manchado de corrupción.

Serrano denunció también la cooptación de necesidades que tiene la población cuando se hace firmar con el número de cédula para entregar ayuda humanitaria.

Me dicen padre envíe fotos, si no envía fotos no le podemos donar, pero porqué, porque los políticos hacen eso y han metido en una desconfianza a todo el mundo; la cuenta para el proyecto de las viviendas es para construir casas y cuando se cuente con la tierra los hogares que se construyan serán de acuerdo con la capacidad de cada beneficiario.

Serrano concluyó con algunas recomendaciones para el manejo eficiente de los recursos del Estado, como contribución a que los políticos tradicionales dejen de encorvar al campesino.

Pidió además reducir el presupuesto de publicidad del gobierno y de las campañas política, que los partidos políticos asuman con fondos propios el gasto de elecciones internas, evitar abusos en Aduanas y no cobrar el ingreso de ayuda humanitaria y a los políticos ladrones devolver lo robado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.