Pescadores reforestan bosque de Mangle en Punta Condega

Por: Redaccion CRITERIO
redaccion@criterio.hn

La Empresa de Servicios Múltiples de las Familias del Pacífico (ESMUFAP), junto con un grupo mujeres y hombres de la comunidad de Guapinol, realizó la reforestación de bosque Mangle en Punta Condega.
La empresa la conforman un grupo de 46 pescadores y las acciones se realizaron en 78.9 hectáreas (ha), unos 789mil metros cuadrados, en el área de Las Iguanas la cual forma parte del área protegida del sitio Ramsar 1000.
El trabajo también se extendió hasta Punta Guatales en el área de San Bernardo, donde estos pobladores reforestaron unas 61.05 (ha), unas 1.36 (ha) en la Isla de la Chanchera, en Guapinol 3.58 (ha), de áreas deforestadas.
Y en la Isla La Butaca, 2.6 (ha) siendo un total 78.09 (ha) el área reforestada por estos guardianes de los humedales del sitio Ramsar 1000, de gran interés mundial.
Heráclito Saavedra, presidente de ESMUFAP, comento que al principio hicieron el trabajo de reforestar, sin recibir ningún tipo de ayuda y que lo hicieron porque las mareas altas destruyeron sus casas.
En ese entonces, recordó que sembraron unas 30 hectáreas de parches de bosque de mangle en lugares poco poblados, de ahí surgieron varias alternativas para proyectos sostenibles a través de la ESMUFAP, señaló.
Con la experiencia adquirida y el liderazgo desarrollado, el Grupo ESMUFAP, presentó un proyecto al Comité Directivo del Programa de Pequeñas Donaciones (PPD), para la conservación de sus recursos naturales, iniciativa que fue aprobada, marcando el inicio de otros proyectos de desarrollo comunitarios en la zona.
El líder de los pescadores destacó que Con el PPD y el PNUD, han mejorado en nuestra comunidad y que han logrado conservar los recursos naturales de la zona.
El Mangle, son árboles que poseen una alta productividad ya que alojan gran cantidad de organismos acuáticos, anfibios y terrestres y también, son motores generadores de vida, además de hábitat de los estadios juveniles de cientos de especies de peces, moluscos y crustáceos permanentes y muchas otras especiales que de forma temporal permanecen en ese sitio como las aves migratorias septentrionales y meridionales.
El bosque de Mangle desempeña una función primordial en la protección de las costas contra la erosión eólica y el oleaje y sirven como barrera natural ante posibles maremotos.
Con estas labores de reforestación los pescadores artesanales y sus pobladores, han logrado protegerse de las mareas altas, incrementado así la posibilidad del desarrollo de la zona, logrando revertir el daño ocasionado al bosque Mangle por el paso del huracán Mitch, en octubre de 1998.

El bosque de Mangle es de suma importancia para la vida acuática
El bosque de Mangle es de suma importancia para la vida acuática

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.