Patuca III no debe funcionar si antes el gobierno no resuelve los múltiples problemas pendientes

Navarro dice que Patuca III todavía no está listo para entrar en operaciones, debido que no  han instalado el sistema de alerta temprana para las comunidades situadas aguas abajo de la represa, donde la vida de miles de personas que las habitan estaría en riesgo por las descargas

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- El ex diputado del Partido Libertad y Refundación (LIBRE),  por el departamento de Olancho, Miguel Navarro, ha publicado en su cuenta de Facebook,  que la realidad del proyecto hidroeléctrico  Patuca III es  diferente a lo que se plantea en los medios de comunicación y que no puede entrar en funcionamiento sin cumplir con la enorme cantidad de compromisos sociales que todavía mantienen pendientes las autoridades.

Navarro dice que Patuca III todavía no está listo para entrar en operaciones, debido que no  han instalado el sistema de alerta temprana para las comunidades situadas aguas abajo de la represa, donde la vida de miles de personas que las habitan estaría en riesgo por las descargas.

“Tampoco pueden operar un proyecto sin la instalación de un sistema automático  al sistema hidrológico “señala el ex parlamentario.

Agregó, que Patuca III tampoco puede entrar en operaciones si las autoridades mantienen  incomunicadas a 16 comunidades que no les han construido sus carreteras afectadas por los lagos de embalse. Subrayó, que el gobierno tampoco ha resuelto todos los problemas de legalización e indemnización de las propiedades.

Para él, “tener limpia la mesa con los acuerdos firmados que son ley”, es  requisito esencial para echar a andar ese importante proyecto de generación de energía eléctrica.

El ex parlamentario dice que la compañía encargada no ha realizado las pruebas de las cinco compuertas que tiene esa central eléctrica y que no puede poner en riesgo una inversión de más de 550 mil millones de dólares, y la vida de las personas que habitan en la zona baja de Patuca.  

Asimismo,  asegura que el proyecto no puede entrar en operaciones, si por más de dos meses, las autoridades encargadas han mantenido sin el servicio de agua potable a más de 16 comunidades, luego que el embalse les afectara las tuberías. En otro sentido, refirió, que muchas familias no han sido reasentadas porque todavía no les han construido sus viviendas.

Para el ex diputado de LIBRE, existe una enorme cantidad de problemas técnicos pendientes de resolver, que impiden la entrada en operaciones del proyecto hidroeléctrico Patuca III y califica de irresponsables a los que hablan que pronto entrará en funcionamiento. “Estamos necesitando que entre en operaciones pero no estamos de acuerdo en que este proyecto opere  afectando a este sector para beneficiar a otro sector por la irresponsabilidad de unos pocos, sostuvo Navarro.

Aseguró,  que confía en que con la llegada de Rolando Lean Bù, a la Junta Interventora de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), se agilicen los trámites para resolver el problema que afecta diversas comunidades  aledañas de Patuca III, un proyecto que no solo representa beneficios, sino también afectaciones de diferente índole.

Según Navarro, la gente que habita en los alrededores de la represa ya no puede vivir allí por las enfermedades que les provoca la enorme cantidad de zancudos.

Indicó, que para la ejecución de esa obra los vecinos de Patuca  ya han puesto a disposición, 4 mil manzanas de tierra, las aguas de los ríos, Guayape, Guayambre y Patuca y la tranquilidad, porque hoy no viven tranquilos por la plaga, por el mal estado de las carreteras y la incomunicación de las comunidades.

Anunció,  que si el Estado no toma en cuenta a las comunidades en la resolución de los problemas sociales que ha ocasionado con la construcción de ese proyecto, se generarán protestas en demanda del cumplimiento de los acuerdos.

Patuca III se ubica en el departamento de Olancho a 287.5 metros sobre el nivel del mar y la Junta Interventora de la ENEE  ha anunciado que mantienen todo bajo control para que entre en operaciones el próximo mes de octubre. El proyecto que inició a construirse en el año 2011 por un valor de 530 mil  millones de dólares, mantiene instaladas dos turbinas con capacidad de 52 megavatios cada una. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.